You are on page 1of 22

Revista de Ciencias Sociales (RCS)

Vol. VIII, No. 1, Enero-Abril 2002, pp. 135-156


FACES - LUZ · ISSN 1315-9518

Análisis estratégico del proceso productivo


en el sector industrial
Rodríguez Medina, Guillermo*
Balestrini Atencio, Solange **
Balestrini Atencio, Sara ***
Meleán Romero, Rosana ****
Rodríguez Castro, Belkis *****

Resumen
Este artículo contiene una reflexión sobre los factores claves de éxito para el análisis estraté-
gico del proceso productivo del sector industrial, cuyo objetivo es tratar aspectos fundamentales
para las estrategias de modernización como el diseño de los productos, la selección del sistema pro-
ductivo y de la tecnología, la planificación de la capacidad, la ubicación y distribución de las insta-
laciones, el diseño de los procesos, la cadena de valor, el aseguramiento de la calidad, el sistema de
producción justo a tiempo, la gestión de inventarios, de los recursos humanos y de los sistemas de
información. Estos factores fueron examinados a través de una revisión bibliográfica, cuyo resulta-
do permitió contrastar diferentes autores, analizar y sistematizar los procesos conceptuales relevan-
tes para garantizar el éxito potencial sostenido del proceso productivo en las dimensiones del tiem-
po de las diversas organizaciones, en la búsqueda de maximizar la eficiencia y el aumento de la pro-
ductividad.
Palabras clave: Proceso productivo, análisis estratégico, sector industrial, inventarios, siste-
mas de información.

Recibido: 01-05-07 . Aceptado: 01-11-26

* Doctor en Ciencias, Magister en Gerencia de Empresas, Lic. en Contaduría Pública. Profesor de la Uni-
versidad del Zulia. Investigador acreditado en el Programa de Promoción al Investigador (PPI N° 4319)
del Conicit. E-mail: grodrimed@iamnet.com.
** Especialista en Costos, Lic. en Contaduría Pública. Profesora de La Universidad del Zulia.
E-mail: rgoitía@cantv.net.
*** Economista, Profesora y Directora de Seminario y Pasantías de la Facultad de Ciencias Económicas y
Sociales de la Universidad del Zulia. E-mail: savibal@yaho.com.mx.
**** Licenciada en Administración, adscrita al Centro de Estudios de la Empresa. Universidad del Zulia.
***** Licenciada en Contaduría Pública, adscrita al Centro de Estudios de la Empresa. Universidad del Zulia.

135
Análisis estratégico del proceso productivo en el sector industrial
Rodríguez M., G.; Balestrini A., S.; Balestrini A., S.; Meleán R., R.; Rodríguez C., B. _______

Strategic Analysis of the Productive Process


in the Industrial Sector
Abstract
This article contains a reflection on key factors for success in strategic analysis of productive
processes in the industrial sector. The objective is to treat fundamental aspects for modernization
strategies such as product design, productive system and technology selection, planning for the
localization, distribution and capacity of installations, the design of processes, the aggregate value
chain, quality guarantees, on-time production systems, inventory management, human resource
management and information systems. These factors were examined through bibliographical
review, the results of which allowed for contrasting the opinions of different authors, for analyzing
and systematizing conceptual processes relevant to guaranteeing potential sustainable success in
productive processes over time in diverse types of organizations, in the quest for maximum
efficiency and increased productivity.
Key words: Productive process, strategic analysis, industrial sector, inventory, information
systems.

Introducción cificaciones establecidas, y su posterior venta


para llenar las expectativas de los clientes.
En virtud del nuevo orden internacio- El proceso productivo debe estar en
nal que está operando, producto de la globali- sintonía con la estructura organizacional y to-
zación o mundialización, que conlleva hacia mar en cuenta tanto su ámbito interno como su
un carácter sistémico de cambios en los proce- entorno. En este marco de referencia, se hace
sos de las organizaciones, específicamente en énfasis en la investigación sobre variables
el proceso productivo y de comercialización; fundamentales para el establecimiento de las
el presente artículo trata sobre el análisis es- estrategias de modernización referidas a la
tratégico del proceso productivo en las orga- planificación de la capacidad, la ubicación y
nizaciones industriales, como ente dinamiza- distribución de las instalaciones, la planea-
dor en la consecución de los objetivos traza- ción de la producción, diseño del producto y
dos a largo plazo. de los procesos, la gestión de inventarios, de
El proceso productivo permite trans- los recursos humanos y la de los sistemas de
formar los insumos utilizados en productos o información. Sobre este particular cabe desta-
servicios, para satisfacer las necesidades de car que este artículo se sustenta sobre una re-
los clientes; por lo que se hace necesario hacer visión bibliográfica de estos aspectos concep-
un estudio holístico de los elementos que inte- tuales donde se analizan, comentan y contras-
gran la cadena de valor y demás factores que tan los diferentes autores en la búsqueda del
influyen en el proceso tanto a nivel interno mejor apoyo cualitativo al presente trabajo.
como antes y después de él, hasta la cristaliza- El actual proceso productivo rompió el
ción del bien o servicio, de acuerdo a las espe- paradigma del modelo taylorista-fordista, ca-

136
__________________________________ Revista de Ciencias Sociales, Vol. VIII, No. 1, 2002

racterizado por la teoría racionalista-econo- información para lograr objetivos específicos


micista, el cual se sustenta en la obtención de de producción.
la producción en masa y uniforme, mientras Sin embargo el término producción no
que el nuevo orden mundial impone una jerar- sólo es aplicable a las empresas manufacture-
quía organizacional achatada, la innovación ras, sino también a las que prestan servicios,
tecnológica, la eliminación de los desperdi- para evitar cualquier confusión se está utili-
cios, la microelectrónica, la telemática, la ten- zando el término servucción para las segun-
dencia hacia la producción automatizada e in- das; pues, Donnelly et al., (1994:548) afirman
tegrada, para llevar a cabo una producción en que la gestión de la producción y de las opera-
pequeños lotes, que facilita descubrir en for- ciones va más allá de las operaciones de ma-
ma más rápida cualquier tipo de defecto, la nufactura que implican el montaje de produc-
confiabilidad de entregas a tiempo, la calidad tos, también abarca la operación de bancos,
en la fuente y la flexibilidad que permita cam- las compañías de transporte, los hospitales y
biar el proceso productivo de acuerdo a los re- clínicas, los sistemas educativos, las compa-
querimientos de los clientes; además, la fun- ñías de seguros y las empresas con tecnología
ción del proceso productivo es un factor clave de vanguardia. Cualquier sistema que genere
en la elaboración de una ventaja competitiva. productos tangibles o servicios intangibles
forma parte del campo de acción de la gestión
1. Proceso Productivo de la producción y de las operaciones.
Luego de examinar el término produc-
El proceso productivo está referido a la ción y la gestión de la producción, se tiene el
utilización de recursos operacionales que per- término productividad, que de acuerdo a Cha-
miten transformar la materia prima en un re- se y Aquilano (1994:29) en su concepción
sultado deseado, que bien pudiera ser un pro- más amplia es la relación productos e insu-
ducto terminado. mos; mientras que Horngren et al., (1996:773)
En el marco de globalización y de com- afirman que la productividad mide la relación
petitividad en que se halla inmersa la economía entre insumos reales y la producción real al-
mundial, se hace necesario realizar un análisis canzada; mientras menores sean los insumos
estratégico del proceso productivo en el sector para una serie determinada de producción, o
industrial, para estar en sintonía con las nuevas mientras mayor sea la producción para una se-
exigencias, y así evitar quedar desfasado por rie determinada de insumos, mayor es el nivel
las fuerzas competitivas del mercado. de productividad. La medición de la producti-
Dada esta situación se comienza por vidad se enfoca en dos aspectos de la relación
comprender en primera instancia el término entre insumos y producción: evalúa si se han
producción, el cual está referido al proceso de utilizado más insumos que los necesarios para
transformación que experimenta la materia obtener la producción y si se ha utilizado la
prima, según Donnelly et al., (1994:542) la mejor mezcla de insumos para obtener la pro-
función de producción en una organización de ducción.
negocios se ocupa específicamente de la acti- El fin último de la productividad es la
vidad de producción de artículos, es decir, el búsqueda de la mejor relación entre la produc-
diseño, la implantación, la operación y el con- ción real alcanzada y los insumos reales utili-
trol del personal, materiales, equipos, capital e zados en una combinación óptima de éstos,

137
Análisis estratégico del proceso productivo en el sector industrial
Rodríguez M., G.; Balestrini A., S.; Balestrini A., S.; Meleán R., R.; Rodríguez C., B. _______

para la obtención del perfeccionamiento del ciones, y ello no sólo desde el punto de
proceso productivo y de esta manera entrar en vista económico sino también social, po-
las aguas del mar de las fuerzas competitivas lítico y cultural.
del mercado.
La globalización o mundialización per- De tal manera que el proceso de globa-
mite que la producción y la comercialización lización ha impuesto el paradigma del fortale-
de bienes y servicios traspasen las fronteras cimiento de la competitividad, deslocalizando
nacionales para hacer competencia a la pro- las actividades productivas para buscar una
ducción de bienes y servicios internos de los mayor productividad que incida no sólo en la
países receptores con el fin de obtener exce- rentabilidad sino también configurando un
lentes resultados financieros, pero su inten- nuevo orden social y político.
ción trasciende lo económico. Tal como afir- La globalización es, pues, un hecho in-
ma Pérez (1995:36),... dentro del ámbito de la negable y permite que los países puedan su-
globalización las actividades productivas se marse a las corrientes internacionales de in-
subordinan a tal contexto..., se estaría ante versión, producción y comercio, y hacer que
procesos de deslocalización productiva de los recursos disponibles integrados aumenten
empresas, con el objetivo de lograr sistemas la acción competitiva de ellos. Romero et al.,
flexibles y ligeros, que se adecuen a los impe- (2000:97), manifiestan que... las ventajas
rativos globales. comparativas se han ligado estratégicamente
De acuerdo a Contreras (1999), quien con la competitividad de las economías nacio-
cita a Giddens, el proceso de globalización se nales. Las ventajas competitivas representan
refiere a la intensificación de las relaciones hoy una evolución de las ventajas comparati-
universales que unen distintas localidades, de vas, en su acepción general de índole estática,
tal manera, que lo que ocurre en una localidad pero con la distinción fundamental y priorita-
está afectado por sucesos que ocurren lejos y ria de la época que viene determinada por la
viceversa. Así mismo Mato, (1995:21) afirma: actitud hacia el conocimiento, la calidad de
Es cierto que una de las características gestión, la innovación de procedimientos de
producción y comercialización, así como de
más salientes de la transnacionalización
organización y administración, de manejo de
económica ha sido (y es) la organización
recursos tecnológicos superiores, experiencia
de la producción a través de las fronteras
en los negocios, entre otros.
de los estados nación. Pero el proceso de Por otro lado, la mundialización ha per-
globalización supone mucho más que mitido una mayor concentración de benefi-
eso, se trata de un complejo proceso ten- cios en manos de muy pocas empresas multi-
dencialmente planetario y omnicom- nacionales; al respecto García (2000:2) dice
prensivo a través del cual el globo terrá- que la globalización más que un término es
queo en su totalidad tiende a convertirse una oscura mancha que se viene extendiendo
cada vez más en un espacio interconecta- al interior de la economía mundial y comienza
do y de este modo unificado tendencial- a dominar el escenario y éste es el espacio pro-
mente más continuo que discreto, en vir- ductivo ganado por la gran corporación, de
tud de múltiples y complejas interrela- modo que la globalización no es otra cosa que
la cutícula externa de una inmensa internacio-

138
__________________________________ Revista de Ciencias Sociales, Vol. VIII, No. 1, 2002

nalización concentradora de capital que tiene cuenta una serie de factores que contempla la
su sujeto activo en la Corporación Transna- moderna filosofía de gestión estratégica de
cional. De igual manera Sotelo (1999:97-98) manufactura como es la cadena de valor, la in-
manifiesta que hoy en día, debido a las carac- geniería de valor, el análisis de valor, el asegu-
terísticas que está asumiendo la mundializa- ramiento de la calidad, el sistema de produc-
ción del sistema capitalista (declive del sector ción Justo a Tiempo (JAT), entre otros, que
industrial, desorganización de los trabajado- permiten la reducción de los costos totales y la
res, debilitamiento de los sindicatos y de la in- obtención de excelentes resultados potencia-
tervención estatal en la economía, irrupción les en las dimensiones del tiempo.
de métodos japoneses de organización del tra- La elaboración de un producto requiere
bajo, automatización, etc.), existe una tenden- de una serie de actividades relacionadas entre
cia a homogeneizar las condiciones de explo- sí, que involucra no sólo a la función producti-
tación y organización del trabajo en las econo- va sino a todas las áreas funcionales de la or-
mías avanzadas y se expresa en el alto desem- ganización que faciliten llevar a cabo el proce-
pleo, el deterioro de los mercados laborales y so y el diseño del producto. Al respecto, Chase
la exclusión social. et al., (2000:85) informan que además del di-
Tal como se describió en los párrafos seño conceptual del producto hay que tomar
anteriores, la globalización es un proceso vi- en cuenta el mercado objetivo, el nivel desea-
vencial actual, cuya meta es el mercado mun- do de desempeño, los requerimientos de in-
dial, producto de los avances científicos y tec- versión y el impacto financiero.
nológicos de la gran empresa transnacional, la La selección del sistema productivo
cual tiene sus ventajas y desventajas entre los está íntimamente relacionada con la estrategia
países integradores, pues, si bien es cierto que del producto, es decir, si está enfocada al pro-
para los países subsidiarios fomenta la inno- ceso o al producto, dando origen a los siste-
vación por la transferencia de tecnologías, se mas productivos básicos de demanda intermi-
promueven formas muy flexibles de produc- tente y demanda continua, cuyos sistemas de
ción orientadas al mercado mundial, se fo- costeos son los relacionados con las órdenes
menta la microempresa y la producción en pe- específicas de los clientes y el de proceso con-
queños y medianos talleres; tampoco es me- tinuo, respectivamente. Al respecto Buffa y
nos cierto que el mayor beneficiario es el gran Sarin (1992) manifiestan que un sistema pro-
capital, que cada día obtiene una cuota supe- ductivo para demanda intermitente está con-
rior de ganancias de la producción, comercia- feccionado para fabricar productos o servicios
lización y distribución. a la medida, donde el énfasis de la estrategia
El proceso productivo, pues, se carac- del producto es su especificidad, la confiabili-
teriza por la combinación equilibrada de una dad de una entrega a tiempo, la calidad y la fle-
serie de complejas actividades y elementos, xibilidad para cambiar el proceso productivo
que comprenden el diseño del producto, la se- de acuerdo con los cambios en las preferen-
lección del sistema productivo y de la tecnolo- cias de los clientes; mientras que el sistema de
gía, la planificación de la capacidad, la ubica- producción continua se caracteriza por elabo-
ción y distribución de las instalaciones y el di- rar productos estandarizados con altos niveles
seño de los procesos para la obtención del re- de producción y las instalaciones son usadas
sultado deseado. Además, hay que tomar en en forma permanente.

139
Análisis estratégico del proceso productivo en el sector industrial
Rodríguez M., G.; Balestrini A., S.; Balestrini A., S.; Meleán R., R.; Rodríguez C., B. _______

La acumulación de los costos para ser do a la progresión histórica en manual, meca-


asignados a los productos o servicios, depen- nizada y automatizada; en donde el papel de la
de del sistema de producción adoptado, en mano de obra y sus costos son altos en las tec-
forma general, se da a través del sistema de nologías manuales, intermedias en las meca-
costeo por órdenes específicas y por el sistema nizadas y disminuyen casi hasta cero en las
de costeo por proceso continuo. En tal sentido tecnologías automatizadas; las tres son impor-
Horngren et al., (1996:99) manifiestan que en tantes en la actualidad dependiendo del volu-
el primero, se obtiene el costo unitario asig- men del producto, la estabilidad del diseño del
nando costos a un producto o servicio identifi- producto y los requisitos competitivos.
cable, donde una orden es una actividad por la Chase et al., (2000) y Heizer y Render
que se gastan recursos para llevar un producto (1997) hacen énfasis en los cambios tecnoló-
distinto, identificable, al mercado, y con fre- gicos de las últimas décadas; los primeros cla-
cuencia es elaborado para un cliente específi- sifican los avances tecnológicos en los siste-
co. Mientras que en un sistema de costeo por mas de hardware y sistemas de software y los
proceso continuo, el costo se obtiene al asig- segundos hacen un enfoque más genérico.
narle costos a masas de unidades similares y En cuanto a las tecnologías de hard-
luego se calculan los costos unitarios sobre ware, hacen énfasis en la automatización de
una base promedio; a menudo, se producen ar- los procesos, realizando labores que anterior-
tículos idénticos para su venta en general y no mente se elaboran en forma manual, mientras
para un cliente específico. que las tecnologías de software se refieren al
Es importante destacar que no son los diseño de productos y al análisis y planeación
únicos sistemas de producción existentes, de las actividades de manufactura, como por
pues, entre ellos se dan sistemas de produc- ejemplo el programa denominado: Diseño
ción intermedios, que son los denominados Asistido por Computador (CAD); Chase et
híbridos, que tienen características de los dos al., (2000:28) afirman que todas estas tecnolo-
sistemas básicos, y tienen diferentes denomi- gías de proceso de manufactura se engranan
naciones, como por ejemplo el costeo por ope- para constituir la manufactura integrada me-
raciones o por lotes. diante computador (CIM); donde el CIM es la
La tecnología en el proceso productivo versión automatizada que reúne las tres fun-
es un arma competitiva que permite reducir ciones básicas del proceso productivo: diseño
los costos operacionales e incrementar la pro- de productos y procesos, planeación y control,
ductividad. Aquellas compañías que están a la y el proceso de manufactura en sí.
vanguardia tecnológica les permite recabar a Las tecnologías de procesos indudable-
bajo costo la información pertinente, por muy mente han evolucionado a través del tiempo, y
compleja que sea, en la elaboración de nuevos en los actuales momentos dan saltos exponen-
productos para satisfacer las necesidades de la ciales, pudiendo llegar a convivir con las tec-
masa consumidora, y de esta manera ganar nologías anteriores, pero lo más importante es
mercado y posicionarse en el mismo, repre- que deben ser flexibles para adaptarse con fa-
sentando una ventaja competitiva. cilidad a los cambios exigidos por los consu-
Buffa y Sarin (1992:536), clasifican la midores, pues, el desarrollo rápido de nuevos
tecnología en el proceso productivo de acuer- productos, para darle respuesta a los clientes,

140
__________________________________ Revista de Ciencias Sociales, Vol. VIII, No. 1, 2002

da origen a la ventaja competitiva basada en el (1999), Horngren et al., (1996), Polimeni et


tiempo, el cual es un concepto estratégico en al., (1994), Matz y Usry (1980), Neuner y
el proceso productivo de manufactura. Deakin (1983), hablan de la “capacidad teóri-
La planeación estratégica de la capaci- ca o máxima, capacidad práctica o realista, ca-
dad de producción es una variable importante pacidad normal o de largo plazo y capacidad
a considerar en el largo plazo, pero que invo- real esperada o de corto plazo”. Estos enfo-
lucra necesariamente el corto y el mediano ques de capacidades son consideraciones im-
plazo, para lo cual es conveniente significar portantes en la determinación de la tasa de
que la capacidad se refiere al número de uni- aplicación para la asignación de los costos in-
dades a producir en un período determinado. directos de fabricación a los productos elabo-
A este respecto Chase et al., rados. Además, hay que tomar en cuenta la ca-
(2000:264) manifiestan que el objetivo de la pacidad ociosa y la capacidad excesiva, la pri-
planeación estratégica de la capacidad es pro- mera está referida a la falta temporal de uso de
veer un enfoque para determinar el nivel de las instalaciones debido a la disminución de la
capacidad general de los recursos con utiliza- demanda y afecta los costos indirectos de fa-
ción intensiva de capital - instalaciones, equi- bricación; la segunda es el exceso de instala-
pos y tamaño global de la fuerza laboral - que ciones que no serán utilizadas en el presente
mejor respalden la estrategia competitiva de sino en el futuro, afectando los costos del pe-
la compañía. El nivel de capacidad seleccio- ríodo.
nado tiene un impacto crítico en el ritmo de En cuanto a la ubicación y distribución
respuesta de la empresa, en su estructura de de las instalaciones son factores considerados
costos, en sus políticas de inventarios y en sus de gran importancia dentro del plan estratégi-
requisitos de apoyo al personal y a la gerencia. co de cualquier empresa y representan una es-
Para evaluar y seleccionar la capacidad trategia básica para penetrar en los mercados.
de producción se deben tomar en cuenta una De acuerdo a Chase et al., (2000:350) “las de-
serie de variables, como la inversión a reali- cisiones en materia de ubicación se funda-
zar, la demanda real y potencial, los efectos de mentan en una serie de criterios que se rigen
la curva de aprendizaje y de las economías de por imperativos relacionados con la compe-
escalas, el grado de flexibilidad de las instala- tencia”, y entre los criterios a tomar para esta
ciones, para adaptarse a los requerimientos de decisión se tienen la proximidad a los clientes,
los clientes, entre otras, las cuales requieren, el ambiente comercial, el costo total, la in-
generalmente, el uso de árboles de decisión fraestructura, la cantidad y calidad de mano de
como herramienta gerencial que permita eva- obra, y los proveedores, entre otros, pero
luar todos los factores a considerar en la deci- Buffa y Sarin (1992:658) afirman que el crite-
sión de la capacidad de producción. En cuanto rio para la selección de la ubicación deberá ser
al grado de flexibilidad de la capacidad, Chase la maximización de las utilidades para las acti-
et al., (2000:269) sostienen que tal flexibili- vidades económicas, y establecen que si los
dad se logra mediante plantas, procesos y tra- precios de los productos son uniformes en to-
bajadores flexibles, y con estrategias que utili- das las localidades, el criterio a aplicar será el
zan la capacidad de otras organizaciones. de los costos relevantes mínimos; si los costos
Existen varios enfoques en cuanto a la de todos los insumos son independientes de la
capacidad de la planta, autores como Gayle ubicación pero los precios de los productos

141
Análisis estratégico del proceso productivo en el sector industrial
Rodríguez M., G.; Balestrini A., S.; Balestrini A., S.; Meleán R., R.; Rodríguez C., B. _______

varían, el criterio será la selección de una loca- como son la cadena de valor, el análisis del va-
lización que garantice la obtención de los in- lor, la ingeniería de valor, la producción justo
gresos más altos posibles; y si todos los pre- a tiempo, la gestión de la calidad total y el po-
cios y costos son independientes de la ubica- sicionamiento de la fabrica.
ción, la selección estará guiada por la proxi- La cadena de valor es una concepción
midad de los clientes o consumidores. fundamental de la gerencia estratégica de cos-
Como se observa la posición de Buffa y tos y surge en contraposición al concepto de
Sarín, es una visión restringida, corto placista, valor agregado, en el cual se sustenta la geren-
mientras que la de Chase et al., toman en cuen- cia tradicional. En este sentido Rodríguez et
ta una serie de variables mucho más amplia, lo al., (2000), quien cita a Shank y Govindarajan,
cual se traduce en una visión largo placista. manifiesta que el enfoque de valor agregado
De similar manera sucede con la distri- está dirigido únicamente a los procesos inter-
bución de las instalaciones, la cual está referi- nos de la empresa y hace énfasis en los resulta-
da a la localización de las máquinas, a los gru- dos financieros a corto plazo, es pues, un enfo-
pos de trabajo, a los departamentos, entre que muy limitado, no analiza ni aprovecha las
otros, y lo que busca es organizar el trabajo relaciones ni con los proveedores ni con los
que garantice un equilibrio del flujo de activi- consumidores. Mientras que Porter, quien
dades a desarrollar. también es citado por Rodríguez et al., (2000)
Las decisiones sobre la ubicación y dis- dice que la cadena de valor es una herramienta
tribución de las instalaciones están influencia- que permite disgregar a la empresa en sus acti-
das por los cambios geopolíticos y tecnológi- vidades estratégicas relevantes para compren-
cos que se han originado en el actual contexto der el comportamiento de los procesos, costos
competitivo, que se derivan en una serie de y las fuentes de diferenciación existentes y po-
consideraciones cuantitativas y cualitativas, y tenciales. Es pues, un conjunto interrelaciona-
en donde el éxito de la gerencia depende de la do de actividades creadoras de valor, que van
capacidad de flexibilización de todos sus pro- más allá de la consecución de las materias pri-
cesos para adaptarlos a los requerimientos di- mas y de la venta de los productos.
námicos del nuevo orden mundial. Al respecto, Porter (1997) señala que la cadena de
Coriat (1995:51) hace la siguiente recomenda- valor de una compañía está compuesta por
ción “Concebir las instalaciones en forma de U nueve categorías de actividades genéricas que
que permitan la linealización de las líneas de están relacionadas en forma particular: cinco
producción, movilizar a los trabajadores plu- actividades primarias (logística interna, ope-
riespecializados y calcular permanentemente raciones, logística externa, mercadotecnia y
los estándares de operación que se asignan a los ventas y servicios), que son las actividades fí-
trabajadores”. En cuanto a la implantación de sicas del proceso productivo; y cuatro activi-
la instalación en forma de U, se refiere a que las dades de apoyo, (infraestructura de la empre-
entradas y salidas de la línea de producción de- sa, recursos humanos, desarrollo tecnológico
ben estar unas frente a las otras. y abastecimiento), que sustentan a las activi-
Es conveniente considerar también dades primarias y se apoyan entre sí.
otros factores, que combinados con los ex- Kaplan y Norton (1999) manifiestan
puestos anteriormente, garanticen el éxito po- que cada negocio tiene un conjunto único de
tencial de gerenciar el proceso productivo, procesos creadores de valor para los clientes,

142
__________________________________ Revista de Ciencias Sociales, Vol. VIII, No. 1, 2002

además de la obtención de resultados finan- se utiliza para analizar las especificaciones y


cieros; sin embargo, existe un modelo genéri- requerimientos de los productos, según lo es-
co de cadena de valor que proporciona una tablecido en los estándares de producción y
plantilla que la empresa puede hacer a su me- solicitudes de compras, mientras que la inge-
dida, al preparar su perspectiva del proceso in- niería de valor se lleva a cabo, en la mejora del
terno y el cual abarca tres procesos principa- diseño, es decir, antes de la etapa de produc-
les: la innovación (identifica las necesidades ción; considerándose ambos para la mejora de
de los clientes actuales y futuros, y desarrolla los procesos y la reducción de costos. La pro-
soluciones para esas necesidades), los proce- ducción justo a tiempo es un sistema inventa-
sos operativos, (donde se entregan los produc- do y promovido por la Toyota como conse-
tos y servicios a los clientes existentes), y ter- cuencia de la crisis de 1973 y cuya finalidad
mina con el servicio postventa, (donde se principal es eliminar a través de las activida-
ofrecen los servicios después de la venta, que des de mejoras varias clases de despilfarro que
se añaden al valor que reciben los clientes). yacen ocultos en el interior de la empresa
Lo contemplado por Chase et al., (Monden, 1994:21); el Kaizen o las “cinco
(2000), Kaplan y Norton (1999), Shank y Go- eses”, es un método para reducir la “holgura”
vindarajan (1995), Mallo y Merlo (1995), Ro- oculta en las fábricas y representan las pala-
dríguez (1999), Thompson y Strickland bras japonesas Seiri, Seiton, Seison, Seiketsu
(1994), entre otros, con respecto a la cadena y Shitsuke, que colectivamente se traducen en
de valor son derivaciones interpretativas a lo actividades de limpieza en el lugar de trabajo
establecido por Porter (1980), donde lo más (Monden, 1994:221). Por otro lado, Chase y
importante es que esta concepción estratégica Aquilano (1994:266) dicen que en el sistema
de gerenciar el proceso productivo tiene una justo a tiempo se requiere la producción de las
visión más amplia con relación al valor agre- unidades necesarias, en las cantidades necesa-
gado, y lo que se busca es desagregar todas las rias y en el momento necesario, para lograr un
actividades tanto internas como externas a la desempeño con una variación de cero en tiem-
organización, ya que cada una de ellas es un pos de programa.
eslabón de dicha cadena, para hacer énfasis en El sistema de producción justo a tiem-
las actividades relevantes que agregan valor al po ha permitido aumentar la productividad
producto, retomándolas, reforzándolas y me- disminuyendo los recursos utilizados en la
jorándolas, debido a que serán percibidas por producción, a través de la eliminación de los
los consumidores, con un mejoramiento con- desperdicios, como sucede con la mano de
tinuo de la calidad, y eliminar así aquellas ac- obra y los inventarios, entre otros; y producir
tividades superfluas que no añaden ningún va- unidades adicionales a la demanda es tan dañi-
lor al bien, y lo único que hacen es agregar no como producir de menos. Su aplicabilidad
costo al mismo. ha traspasado las fronteras japonesas y se usa
Chase y Aquilano (1994) hablan del principalmente en procesos de manufacturas
“análisis de valor y la ingeniería de valor, los repetitivos, que no sean de grandes volúme-
cuales buscan simplificar los productos y pro- nes, sino en pequeños lotes, por lo que el siste-
cesos”. Son técnicas relacionadas, pero el ma de acumulación de costo se considera un
análisis de valor se realiza durante el proceso híbrido entre el costeo por órdenes de trabajo
productivo en los bienes que ya se fabrican, y y el costeo por proceso continuo.

143
Análisis estratégico del proceso productivo en el sector industrial
Rodríguez M., G.; Balestrini A., S.; Balestrini A., S.; Meleán R., R.; Rodríguez C., B. _______

La gestión de calidad total es una filo- planeación y control) y tomarlas como varia-
sofía de dirección que va sincronizada con el bles de decisiones estratégicas y tácticas.
sistema de producción justo a tiempo y la ca- El enfoque de fábrica está referido a
dena de valor, busca el mejoramiento conti- una estrategia focalizada, en aquellos aspec-
nuo de los procesos y productos en una empre- tos que considera tener ventaja competitiva,
sa, fundamentada en el control estadístico de es decir, realizando una serie limitada de ta-
la calidad, para eliminar las causas de los de- reas en excelentes condiciones, debido a que
fectos de la producción. A este respecto, Ja- muchas veces una empresa no puede sobresa-
mes (1997:33) quien cita a Atkinson afirma lir en todas las fases de los procesos. Esta es-
que “la calidad total es un acercamiento estra- trategia está en concordancia con la planteada
tégico para producir el mejor servicio posible por Porter, referente a la alta segmentación.
a través de una constante innovación”; la ges- Independientemente de las estrategias
tión de calidad permite ofrecer los medios establecidas en la ejecución del proceso pro-
para que las organizaciones puedan propor- ductivo hay que hacer énfasis en la reducción
cionar una participación activa de sus emplea- de los costos, la calidad de los productos o ser-
dos, la competitividad organizacional y espe- vicios, la competencia basada en el tiempo y
cíficamente darle satisfacción a los clientes. la flexibilidad de los procesos para atender las
El posicionamiento estratégico de la necesidades de los usuarios. Para completar el
manufactura de acuerdo a Rodríguez (1999) ciclo del análisis estratégico de los costos de
está referido a la relación de la empresa en producción, se enfoca la gestión de inventa-
particular con aquellas industrias que compi- rios, de los recursos humanos y la de los siste-
ten en el mismo sector, con la finalidad de for- mas de información.
mular la estrategia que le permita hacer frente
a la competencia. En este sentido Porter 2. Inventarios
(1997), señala “dos tipos básicos de ventajas
competitivas: la de costos bajos y la de dife- El inventario es la existencia de bienes
renciación de productos; las cuales conllevan que se conservan en un lugar y en un momento
a establecer tres estrategias genéricas: lideraz- determinado, por lo tanto la planeación y el
go en costos, diferenciación de productos y la control del inventario son variables funda-
de enfoque”. Estas estrategias pueden derivar mentales en la gestión del mismo, para elabo-
en estrategias más específicas, que pueden ser rar productos de calidad a precios razonables,
utilizadas en forma individual o haciendo convirtiéndose en un arma de la competitivi-
combinaciones entre ellas, con la finalidad de dad; a este respecto Hansen y Mowen
lograr las condiciones propicias para el posi- (1996:360) dicen que administrar los niveles
cionamiento del mercado en el largo plazo. de inventarios es fundamental para establecer
Chase et al., (2000:17) afirman que la una ventaja competitiva a largo plazo, pues,
gerencia del proceso productivo puede utili- ellos afectan calidad, ingeniería del producto,
zar la capacidad para desarrollar la estrategia precios, tiempo extra, capacidad en exceso,
de enfoque de fábrica a manera de arma com- capacidad para responder a los clientes (de-
petitiva, a través del análisis de las llamadas sempeño a fechas de entrega), tiempo de anti-
cinco P, (Personas, plantas, partes, procesos y cipación y rentabilidad en general.

144
__________________________________ Revista de Ciencias Sociales, Vol. VIII, No. 1, 2002

Existen varias estrategias para la ges- 4. Promover una producción consistente....


tión de los inventarios, dependiendo si el sis- Por otro lado, Mallo y Merlo (1995:49)
tema es para demanda independiente o para manifiestan que tradicionalmente los inventa-
demanda dependiente; de acuerdo a Chase y rios de materiales y componentes se mantie-
Aquilano (1994:645) la diferencia estriba en nen para que una empresa pueda tomar venta-
que en la demanda independiente no existe re- ja de los descuentos por cantidad y tomar pre-
lación entre la demanda de varios artículos, cauciones ante futuros incrementos de precios
por lo que hay que determinar por separado las de las compras.
cantidades necesarias de cada uno; mientras El mantenimiento, cuido y ordena-
que en la demanda dependiente, la necesidad miento del inventario es costoso, aún más si se
de cualquier artículo es el resultado directo de considera el costo de oportunidad, el cual no
la necesidad de otro. Por tanto se estudia la permite utilizar esos recursos financieros en
gestión de los sistemas de inventarios con de- otras inversiones más rentables; sin embargo,
manda independiente. los criterios de los autores antes mencionados
Los inventarios en el sector industrial justifican la existencia de los inventarios para
están referidos a las materias primas, compo- los propósitos que ellos manifiestan, sin hacer
nentes, suministros, productos terminados y un análisis exhaustivo de las relaciones causa-
productos en proceso. les. Contemporáneamente la filosofía justo a
Los propósitos de la gestión de inven- tiempo, es decir, comprar lo necesario, en el
tario en la producción de bienes, de acuerdo a tiempo necesario y para la producción necesa-
Chase y Aquilano (1994:644), son los si- ria, consigue los mismos objetivos sin mante-
guientes: ner inventarios; a través de la negociación a
1. Mantener la independencia de las opera- largo plazo con unos pocos proveedores loca-
ciones..., les seleccionados, que se encuentren lo más
2. Satisfacer las variaciones en la demanda cercano posible a las instalaciones de la pro-
de productos..., ducción e incluso permite mejorar la calidad.
3. Permitir flexibilidad en los programas de Existen varios modelos para la gestión
producción..., del inventario, de acuerdo a autores como
4. Proporcionar un margen de seguridad Chase et al., (2000), Gayle (1999), Hansen y
para variaciones en la entrega de materias Mowen (1996), Horngren et al., (1996), Poli-
primas..., meni et al., (1994), y Narasimhan et al.,
5. Aprovechar el tamaño económico del pe- (1998) se tienen los modelos ABC, de canti-
dido.... dad fija de pedido, el de período de tiempo
Mientras que Donnelly et al., fijo, el de mínimos y máximos, el de planifica-
(1994:637), sostienen que la existencia de los ción de requerimientos de materiales y las
inventarios sirven para los siguientes propósi- compras justo a tiempo.
tos: El método de control de inventario a
1. Promover el servicio al cliente..., través del análisis ABC, se fundamenta en el
2. Promover la flexibilidad en la manufactu- principio de Pareto, el cual consiste en divi-
ra..., dir el inventario en tres grupos A, B y C, don-
3. Promover la certeza en la producción y en de el primer grupo (A) representa aproxima-
las operaciones..., damente en unidades físicas un 10%, pero en

145
Análisis estratégico del proceso productivo en el sector industrial
Rodríguez M., G.; Balestrini A., S.; Balestrini A., S.; Meleán R., R.; Rodríguez C., B. _______

unidades monetarias un 70%, el segundo gru- El modelo de mínimos y máximos se


po (B) representa en unidades físicas un 30% fundamenta en el supuesto que los inventarios
y en unidades monetarias un 20% y el tercer se administran con niveles bajos y altos, y
grupo (C) representa un 60% en unidades físi- cuando se llega a la cantidad mínima se hace
cas y sólo un 10% en unidades monetarias. La un nuevo pedido para incrementarlo a la canti-
revisión periódica y el control más acentuado dad máxima.
se ejercerá en aquellos inventarios que son Con respecto al sistema de planeación
más relevantes, ya sea porque son de impor- de requerimiento de materiales (PRM) y al
tancia fundamental para la producción o por- sistema de producción justo a tiempo (JAT),
que tienen un cuantioso valor en unidades mo- la gestión de inventario se caracteriza, de
netarias. acuerdo a Horngren et al., (1996:844), en que
En cuanto al modelo de cantidad fija “el primero es un sistema centralizado de
del pedido, también llamado EOQ - cantidad ”empujar a través de" (que enfatiza las pro-
económica a ordenar - y al modelo de período yecciones de la demanda), y el segundo es un
de tiempo fijo, también llamado sistema de re- sistema descentralizado “jalado por la deman-
visión periódica, Chase et al., (2000:583-84) da” (que responde a la demanda real de los
señalan que son modelos semejantes, pero “la clientes)". Esto se refiere a que el PRM enfoca
diferencia básica estriba en que los primeros primero en la cantidad proyectada de acuerdo
son ”impulsados por un evento", y los segun- a la demanda de productos y luego los mate-
dos son “impulsados por el tiempo”, lo que riales y componentes requeridos en la produc-
significa que el modelo de cantidad fija de pe- ción; y el justo a tiempo responde a la deman-
dido inicia una orden cuando se presenta el da real de los clientes y no a la proyectada, de
evento de alcanzar un nivel específico para el allí que se compre solamente lo requerido por
nuevo pedido, dicho evento puede ocurrir en la demanda.
cualquier momento, dependiendo de la de- Cuando el EOQ opera según lo sugeri-
manda de los artículos considerados; mientras do por Narasimhan et al., (1998) indudable-
que el modelo de período de tiempo fijo se li- mente que coincide con la filosofía justo a
mita a colocar los pedidos al final de un perío- tiempo, en el sentido que éste pretende reducir
do de tiempo predeterminado; sólo el paso del el tamaño del lote, reduciendo el tiempo de
tiempo impulsa el modelo". Pues, el modelo preparación y los inventarios, y permite incre-
de cantidad fija de pedido es un sistema perpe- mentar la calidad de los productos a fabricar,
tuo, y el modelo de período de tiempo fijo es sin olvidar que el EOQ parte de una demanda
un sistema periódico, llamado también pedido constante y supone una cantidad fija en la or-
cíclico. den, mientras que JAT puede requerir una
De acuerdo a Narasimhan et al., cantidad diferente en cada orden, de acuerdo a
(1998:102) el modelo EOQ puede sincroni- los cambios de la demanda. Por otro lado el
zarse con las compras justo a tiempo, cuando EOQ sólo toma en cuenta los costos de mante-
los ingenieros especializados están en posibi- ner inventario y los de ordenar el pedido, pasa
lidad de simplificar el proceso de preparación por alto los costos de agotamiento y los costos
de los pedidos, reduciendo así el tiempo de de calidad, porque considera a la demanda
llevarlo a cabo, la cantidad económica a orde- constante al igual que el tiempo de anticipa-
nar y los costos. ción de la orden de compra, y cuando no hay

146
__________________________________ Revista de Ciencias Sociales, Vol. VIII, No. 1, 2002

certeza en la demanda trabaja con inventario humano es crucial para incrementar la compe-
de seguridad; mientras que el JAT busca au- titividad de las empresas y del país, y por ello
mentar las utilidades de la empresa, aumen- se afirma que el “recurso humano es el factor
tando la productividad mediante la elimina- más importante de la empresa, es su principal
ción de los desperdicios y mejora la posición capital”.
competitiva de la empresa. En las organizaciones venezolanas,
También hay que tomar en cuenta la di- existe resistencia en la preparación del traba-
ficultad de pronosticar con un alto grado de jador, ya que se considera como un gasto y no
certeza el plazo de entrega y el consumo del como una inversión. En cuanto a la formación
inventario, por lo que las empresas que mane- del personal, “la tendencia en la práctica, es
jan existencia necesitan un inventario de se- diferenciar entrenamiento de desarrollo; el
guridad para protegerse de los faltantes de in- primero dirigido a los niveles más bajos de la
ventario y de los costos ocultos que de ellos se organización haciendo énfasis en la parte me-
derivan, en cuanto a parada de producción, cánica y física, y no en el desarrollo potencial
pérdida de ventas, de clientes y de mercado. del trabajador; mientras que el desarrollo está
Si bien es cierto que la gestión de in- orientado a los niveles más altos de las empre-
ventario JAT ha hecho que muchas empresas sas, es más individualizado y hace énfasis en
hayan abandonado el modelo EOQ, en virtud la dimensión conceptual y en el uso de la inte-
de las presiones competitivas y de las bonda- ligencia y la información por parte de los ge-
des que ofrece aquel para aumentar la produc- rentes” (Páez et al., 1992:76).
tividad, hay que tomar en cuenta que dicha fi- El proceso de globalización y de com-
losofía no es aplicable en todas las circunstan- petitividad requiere de estrategias de moder-
cias, pues en nuestro país, por un lado se tiene nización que estén en sintonía con esta con-
la falta de cultura organizacional, y por el otro, cepción dinámica de la realidad, que no sólo
hay empresas que necesitan manejar inventa- deben tomar en cuenta el factor económico
rios como por ejemplo los hospitales. sino también el contexto social y político del
país en el cual se halla inmerso. En cuanto al
3. Recursos Humanos aspecto laboral, las estrategias de moderniza-
ción, de acuerdo a Dombois y Pries
En todo proceso productivo el recurso (1993:14,15) afectan más o menos directa-
humano juega un papel preponderante como mente dos aspectos centrales de la relación
elemento del costo del producto o servicio, y asalariada: las relaciones contractuales (em-
ante el proceso de globalización existe una ployment relations) que definen las condicio-
concepción dinámica del proceso de cambio, nes del empleo - ante todo salarios, horarios y
en donde la productividad y competitividad estabilidad contractual -, y las labores (work
dependen en gran medida de la formación y relations) que definen las condiciones y exi-
educación del recurso humano; a este respecto gencias legítimas y razonables en el proceso
Páez et al., (1992: 15) afirman que la competi- de trabajo - sobre todo las de trabajo, coopera-
tividad en el plano de las empresas es el resul- ción y autoridad. La diferenciación analítica
tado del aporte que los recursos humanos ha- de las relaciones laborales y contractuales re-
cen en la gestión diaria, y por esta razón, la ne- toma dos aspectos centrales de las relaciones
cesidad de una adecuada gerencia del recurso sociales entre capital y trabajo, por un lado, el

147
Análisis estratégico del proceso productivo en el sector industrial
Rodríguez M., G.; Balestrini A., S.; Balestrini A., S.; Meleán R., R.; Rodríguez C., B. _______

carácter de la mano de obra como mercancía en vez de disminuir el desempleo, mejorar los
que se intercambia con el capital en la forma estándares de competitividad y, por último
contractual; y por el otro, la transformación de como una medida para salvar la brecha gene-
la fuerza de trabajo dentro del proceso laboral. rada por el empleo no registrado, más bien ha
Dentro del proceso de cambio que se tenido un efecto contrario, cuando afirman
viene operando en las diferentes organizacio- que la flexibilidad laboral ha precarizado a la
nes, en virtud de las exigencias del proceso de masa trabajadora, implicando un retroceso
globalización y competitividad, la palabra importante en las protecciones de los trabaja-
clave desde el punto de vista laboral es flexibi- dores, en cuanto a la seguridad social, vaca-
lidad, la cual se identifica con el nuevo con- ciones, aguinaldos, prestaciones sociales,
texto productivo. De acuerdo a De la Garza etc., implica la marginación e incluso la desa-
(1999:25) la flexibilización ha sido impulsada parición de los sindicatos como defensores de
por los gobiernos, apoyados en los conceptos los derechos de los trabajadores, debilitando
del Banco Mundial acerca de la relación entre el poder de negociación y apunta a socavar las
competitividad y flexibilidad del mercado de bases sobre las que se sustenta el derecho del
trabajo... En otro nivel, empresas de punta han trabajo, ya que busca la desregulación de la
cambiado nuevas formas de organización del normativa tutelar; de allí que Battestini y
trabajo con flexibilidad laboral de diferentes Montes Cato (2000:87) afirman que la flexibi-
formas: incrementando la proporción de tra- lidad laboral no ha producido un mejoramien-
bajadores eventuales y subcontratados, con la to substancial en los indicadores del mercado
mayor movilidad interna y polivalencia o a de trabajo, pues, el aumento en la tasa de de-
través de nuevos esquemas de remuneracio- sempleo y en la precarización laboral fue el
nes con presencia creciente de los bonos de signo de toda la época.
productividad y calidad. Por otro lado Sotelo (1999:124) en su
Bernstein (2000:83) afirma que “la análisis crítico manifiesta que en la literatura
competencia global y el abaratamiento de las contemporánea de la sociología del trabajo, la
importaciones mantienen los precios bajo “precarización del trabajo”, aparece como un
control, de modo que hay menos probabilida- concepto destinado a dar cuenta de los proble-
des de que la inflación afecte el crecimiento mas que enfrentan los trabajadores,... que se
económico y una economía abierta fomenta la traduce en bajos salarios, deterioro de la cali-
innovación gracias a las ideas frescas, prove- dad del empleo, subempleo, prolongación
nientes del extranjero”; y según De la Garza desmedida de las jornadas de trabajo y sobre
(1999:25) el neoliberalismo, heredero de la todo en deterioro de los derechos laborales.
gran corriente neoclásica, presiona desde las De allí que la flexibilización laboral
cúpulas de diseño económico de los Estados, hay que analizarla con una profundidad epis-
el discurso sobre el cual la flexibilidad del temológica y empírica, con la finalidad de
mercado es una condición de eficiencia, com- dar respuestas explicativas, que permitan
petitividad y tendencia al equilibrio; mientras ubicarla en su justa dimensión y ver el verda-
que autores como Battestini y Montes Cato dero valor de la fuerza de trabajo, para que la
(2000), Sotelo (1999), Abramo et al., (1999), flexibilización sea un mecanismo que propi-
Wormald (1999) y Bizberg et al., (1993), en- cie la preservación de la protección y la segu-
tre otros, sostienen que la flexibilidad laboral, ridad social del trabajador y no el acrecenta-

148
__________________________________ Revista de Ciencias Sociales, Vol. VIII, No. 1, 2002

miento sistémico de la precarización laboral. organizaciones inmersas en una economía


A este respecto, Abramo et al., (1999:2021) mundial y global, de acelerada moderniza-
manifiesta que la experiencia internacional ción. Sin embargo, no se pretende discutir el
también viene demostrando que no es el traba- concepto de cadena de valor, el cual fue trata-
jo precarizado y desprotegido el que mejor sir- do anteriormente, sino tenerlo como marco de
ve a las estrategias más exitosas de competiti- referencia en cuanto a su enfoque, para resal-
vidad; al contrario, una mano de obra estable, tar la importancia clave de los sistemas de in-
calificada y adecuadamente protegida puede formación en la generación e intercambio de
ser fundamental para el éxito de estrategias de información entre actividades primarias y de
modernización..., y por otro lado Kaplan y apoyo.
Norton (1999:142) manifiestan que las tres di- El sistema de información recopila da-
mensiones de los empleados son: la satisfac- tos que generados por las distintas activida-
ción, la retención y la productividad del em- des, son necesarios para el funcionamiento de
pleado. otras. El propio sistema distribuye dicha in-
formación a cada actividad, por lo que juega
4. Sistemas de Información un importante papel de coordinación de acti-
vidades primarias entre sí. Por esto, el sistema
Los constantes cambios en las tecnolo- de información desempeña un papel central
gías de información han ocasionado gran im- en el funcionamiento de estas interrelaciones
pacto en las empresas industriales, tanto que entre actividades de la cadena de valor (An-
han llegado a determinar la ventaja competiti- dreu et al., 1991: 14).
va de muchas, adoptando estrategias soporta- La coordinación de actividades inhe-
das en los sistemas de información, para rentes al proceso productivo, es requisito bási-
afrontar el exigente entorno de la globaliza- co para lograr la eficiencia, que expresa la re-
ción. Es evidente que el avanzado grado de au- lación entre la cantidad de recursos planifica-
tomatización alcanzado, hace que el sistema dos o estimados y la cantidad de recursos utili-
de información inherente al proceso producti- zados, es decir, da cuenta del uso de los recur-
vo, represente una herramienta inductora de sos. En este sentido, las actividades del proce-
eficiencia y, por ende, de productividad. so productivo donde se presencian los recur-
Merece la pena recordar que un sistema sos necesarios para producir son, las de opera-
de información se refiere a un conjunto de ciones, logística interna y logística externa, en
componentes interrelacionados que capturan, las cuales hay la transformación de recursos
almacenan, procesan y distribuyen la infor- en productos, manejo de insumos y manejo
mación para apoyar la toma de decisiones, el del producto respectivamente; la coordina-
control, el análisis y visión en una institución ción de dichas actividades depende de los sis-
(Laudon y Laudon,1996: 8). temas de información, mediante las respecti-
Resulta apropiada la elección del en- vas tecnologías utilizadas. El resto de las acti-
foque de la cadena de valor popularizado por vidades del enfoque de la cadena de valor, ta-
Porter (1980) como estrategia para lograr y les como mercadotecnia y ventas, servicios,
mantener la ventaja competitiva, para hacer aunque su relación con el proceso productivo
notar el papel que desempeñan los sistemas no es susceptible de medir, la eficiencia tal
de información en el proceso productivo de como fue planteada, no se descarta que, bajo

149
Análisis estratégico del proceso productivo en el sector industrial
Rodríguez M., G.; Balestrini A., S.; Balestrini A., S.; Meleán R., R.; Rodríguez C., B. _______

otras connotaciones, se requiera también la El estado de un recurso, corresponde a


coordinación entre dichas actividades y el los cambios que experimentan los insumos en
proceso productivo. el proceso de producción de un bien, para lo
Las organizaciones cuentan con mu- cual pasan por distintas etapas que podemos
chos sistemas de información que sirven a los identificar como: inicial, intermedia y final.
diferentes niveles y funciones. Se tienen los En la etapa inicial las actividades de lo-
sistemas de soporte a ejecutivos (SSE) al nivel gística interna deben coordinarse de tal forma
estratégico; sistemas de información para la que los insumos se reciban, almacenen y se
administración (SIA) y sistemas de soporte lleven a producción en forma adecuada y
para la toma de decisiones (SSD), al nivel de oportunamente, y al mismo tiempo se genere
administración o gerencial; sistemas de traba- información para el control de inventarios de
jo del conocimiento (STC) y sistemas de auto- materiales y planificación de nuevas compras.
matización de oficina (SAO) al nivel de cono- En esta categoría cada actividad realizada ge-
cimientos; y sistemas de procesamiento de nera información, pero a su vez requiere de la
operaciones (SPO) al nivel operativo (Laudon generada por otras actividades para la coordi-
y Laudon, 1996: 39-40). nación; conlleva a la eficiencia por reducción
En la coordinación de actividades del de tiempo en las actividades y de costos de al-
proceso productivo, los sistemas de procesa- macenaje y planificación de materiales.
miento de operaciones (SPO), mediante las La etapa intermedia está referida al
tecnologías de información, realizan y regis- proceso mismo de transformación de los insu-
tran las operaciones, permiten el enlace opor- mos en la forma final del producto; aquí las
tuno con proveedores de insumos, y además actividades primarias corresponden a la cate-
son los únicos medios de generación de infor- goría de operaciones, que también requieren
mación para la evaluación del desempeño. de intercambio de información acerca de los
Para inducir la eficiencia en el proceso distintos estados de cambio de los insumos, lo
productivo debe existir una coordinación tal cual garantice el logro del estado final desea-
de actividades inherentes, que se garantice el do del producto. También aquí se requiere in-
adecuado manejo y uso de insumos y demás tercambio de información para la coordina-
recursos, que son elementos claves, no sólo ción de actividades, tendente a incrementar la
para lograr la calidad y especificaciones del eficiencia, al reducir el costo y tiempo deriva-
producto, sino también por su incidencia en el dos de las operaciones de transformación.
costo del mismo. Al respecto Barros (1998) En la etapa final, la coordinación de ac-
plantea un enfoque de “usar información de tividades de logística externa, aspira el ade-
estado para accionar en relación a un recurso”; cuado manejo del producto para su posterior
y donde el rol moderno de los sistemas de in- distribución a los compradores, así como para
formación, mediante tecnologías avanzadas el control de inventarios de productos termi-
en el área de manufactura y producción, tiene nados; tal coordinación depende del intercam-
que ver precisamente con proveer informa- bio de información de actividades y el incre-
ción acerca del estado de los insumos, me- mento de la eficiencia derivada, la cual se
diante el uso de los demás recursos, y apoyar debe a la reducción de costos y tiempo en el
la coordinación de actividades. manejo del tipo de inventario mencionado.

150
__________________________________ Revista de Ciencias Sociales, Vol. VIII, No. 1, 2002

Las actividades de cada etapa corres- En la asignación o manejo de insumos, se


ponden a las categorías de actividades prima- obtiene y procesa información sobre es-
rias de la cadena de valor: logística interna, tos y se usa para tomar decisiones y reali-
operaciones y logística externa; la coordina- zar acciones. El insumo manejado es so-
ción debe darse dentro de cada categoría así
metido a ciertas transformaciones en su
como entre categorías. El énfasis expuesto en
flujo por la empresa, de donde se generan
las categorías mencionadas se debe a que las
datos (transacciones) acerca del cambio
actividades que lo conforman tienen la rela-
ción más directa con el proceso productivo, no de estado del insumo, los cuales son pro-
obstante las categorías de actividades prima- cesados usando las Tecnologías de Infor-
rias, mercadotecnia y ventas, y servicio, tam- mación (TI), llegando a establecer el es-
bién se relacionan con el proceso productivo tado presente del insumo, de lo cual se in-
pero de manera indirecta, la relación más di- forma a una persona (tomador de deci-
recta de las misma está dada por los vínculos siones); éste determina las acciones ne-
con los clientes. cesarias que se deben llevar a cabo de
La razón funcional del proceso produc- acuerdo a lo informado, y las implementa
tivo se materializa cuando a partir del insumo, por medio de otros agentes; finalmente
sometido a distintas fases de transformación, los insumos transformados, o como parte
se obtiene el producto, por ello es vital hacer
de un agregado mayor, vuelven al merca-
un seguimiento coordinado de todo el proceso
do de donde se obtienen. También por
de transformación, de manera que se pueden
medio de las TI se obtienen las transac-
evitar al máximo situaciones no deseadas que
ciones (entradas y salidas) del inventario
ocasionen incrementos en costos y tiempo,
como son el desperdicio, el reproceso y, en es- de insumos y se computa el nuevo nivel
pecial, aquellas que debilitan la imagen del de inventario, necesario para planificar
producto por desmejoras de la calidad. No los requerimientos para reposición.
obstante, tales situaciones se solventan con En cuanto a las actividades de las cate-
prácticas que enmascaran el problema, pero gorías de apoyo, las que tienen relación más
que no ayudan a incrementar la eficiencia. Por directa con el proceso productivo son las de
tales razones, se debe tener claro que al asig- abastecimiento, referidas a la adquisición de
nar los insumos es necesario, en primer lugar, insumos. La coordinación en esta relación
conocer el estado de ellos y, en segunda ins- busca las mejores condiciones de compra de
tancia, coordinar las actividades que intervie- los insumos en cuanto a precio y calidad. La
nen para asignarlos en forma coherente; y es siguiente categoría de apoyo de gran impor-
aquí donde el rol moderno de los sistemas de tancia para el proceso productivo es la de de-
información, que ya se mencionó, juega un sarrollo tecnológico, que consiste en aquellas
papel esencial para la coordinación. actividades que pueden ser agrupadas en es-
Para visualizar mejor las fases de inter- fuerzos por mejorar el producto y el proceso,
cambio de información en el manejo de los in- así como para desarrollar la innovación con
sumos, Barros (1998, 19) expone: miras a obtener ventaja competitiva. La admi-

151
Análisis estratégico del proceso productivo en el sector industrial
Rodríguez M., G.; Balestrini A., S.; Balestrini A., S.; Meleán R., R.; Rodríguez C., B. _______

nistración de recursos humanos garantiza las mantener una ventaja competitiva, lo cual
mejores condiciones de búsqueda, contrata- conlleva a utilizar sistemas estratégicos de in-
ción, entrenamiento de todos los tipos de per- formación.
sonal, incluyendo el del área de producción. Los sistemas estratégicos de informa-
Por último, la infraestructura de la empresa ción son sistemas computacionales a cual-
que agrupa las actividades referidas a la admi- quier nivel en la institución que cambian las
nistración en general y apoya a la cadena com- metas, operaciones, servicios, productos o re-
pleta; dentro de ellas las que están más rela- laciones del medio ambiente para ayudar a la
cionadas con el proceso productivo son pla- institución a obtener una ventaja competitiva
neación, contabilidad de costos, pero, en ge- (Laudon y Laudon, 1996: 66).
neral, estas varían de acuerdo a la naturaleza De manera predominante, los cambios
de la empresa, sin restar importancia a la nece- necesarios dentro de una organización se tra-
sidad de coordinación entre las mismas. ducen como la respuesta ante las exigencias
También es necesaria la coordinación del entorno externo; para afrontarlos, se re-
de actividades de apoyo, porque igualmente quiere emplear la información, y los sistemas
se genera información para ser usada en in- de información son las herramientas para ga-
teracción ya sea con actividades primarias o nar ventaja sobre la competencia. Para ayu-
con las mismas de apoyo; y son los sistemas darlas, los sistemas estratégicos de informa-
de información los que posibilitan tal inter- ción promueven cambios dentro de la organi-
cambio, mediante las tecnologías de infor- zación que las llevan a nuevos patrones de
mación cada vez con mayor amplitud de res- comportamiento.
puestas ante la necesidad de los usuarios de Una organización industrial puede re-
información. querir cambios en el proceso productivo para
Según Laudon y Laudon (1996, 47) las sacar ventaja en costo o en calidad de las nue-
principales áreas funcionales del proceso pro- vas tecnologías de los sistemas de informa-
ductivo donde se aplican los Sistemas de Pro- ción. Se pueden presentar diversas oportuni-
cesamiento de Operaciones (SPO) son: pro- dades para obtener ventaja competitiva a par-
gramación, compras, recepción, embarques, tir de los cambios promovidos por utilizar sis-
ingeniería, operaciones; los principales SPO temas de información estratégicos, como: la
son: sistema de planeación de recursos mate- reducción de tiempo y costos en las activida-
riales, sistema de control de pedidos, sistema des inherentes al proceso productivo, espe-
de ingeniería, sistema de control de calidad. cialmente, logística interna, operaciones y lo-
Pero no basta con saber que existen las gística externa.
distintas alternativas planteadas, para ser apli- Laudon y Laudon (1996, 70) plantean
cadas pensando sólo en que constituyen el me- algunos ejemplos de organizaciones que en un
dio más idóneo para procesar la información momento de necesidad de cambios, buscaron
que requiere cada etapa del proceso producti- el impacto estratégico a partir de los sistemas
vo. El análisis que oriente la decisión de elec- de información: Grupo Michelin, S.A. con un
ción y aplicación de cualquier sistema, debe sistema de diseño asistido por computadora;
considerar que el tratamiento de la informa- Gillete con el maquilado controlado por com-
ción, en la actualidad, tenga un impacto estra- putadora.
tégico para ayudar a la empresa a lograr y

152
__________________________________ Revista de Ciencias Sociales, Vol. VIII, No. 1, 2002

Las alternativas de sistemas de infor- mas de información, que permitieron delimi-


mación aplicables al proceso productivo de tar la caracterización del proceso productivo.
cualquier empresa crecen cada día, pero la de- En cada uno de los factores relevantes
cisión de adoptar alguna debe apoyarse en la analizados, se estudiaron aspectos fundamen-
habilidad para determinar que la elección de tales que permiten a la gerencia el éxito poten-
una determinada tecnología tenga un impacto cial sustentable en el largo plazo. Sin embar-
estratégico; que promueva cambios para obte- go, se hizo énfasis, dentro del proceso produc-
ner ventaja competitiva; y además, que sea tivo, en la gestión de inventarios, recursos hu-
susceptible de adaptación siguiendo el enfo- manos y sistema de información, no porque
que de la cadena de valor, para garantizar la sean más importantes, sino en virtud del dise-
coordinación de las actividades involucradas ño establecido en este artículo. Estos factores
en el cambio, lo cual induce a la eficiencia. permiten delinear la o las estrategias a seguir
para hacer frente a la competitividad dinami-
5. Conclusiones zadora de hoy en día, considerando que hay
tres estrategias genéricas de éxito potencial
El proceso productivo permite trans- para desempeñarse mejor que otras empresas
formar los recursos utilizados en productos o en el sector industrial: la de liderazgo general
servicios, y para realizarlo involucra a todas en costos, la de diferenciación y la de enfoque
las áreas funcionales de la entidad, incluyendo o alta representación.
la estructura organizacional, dándose una re- Cada una de ella origina estrategias es-
lación ínter, intra y transfuncional en la orga- pecíficas, que pueden ejecutarse en forma in-
nización. dividual o en combinaciones con las particu-
El proceso productivo, tomando en laridades de las diferentes estrategias genéri-
cuenta las exigencias del mercado para satisfa- cas. Sin embargo, cualquiera de la o las estra-
cer las necesidades del usuario, es el eje dina- tegias a utilizar hay que hacer énfasis en la re-
mizador, sobre el cual giran directa o indirecta- ducción de costos, la calidad de los productos,
mente todas las actividades de la organización la competencia basada en el tiempo, el ciclo
para alcanzar los objetivos predeterminados. de los productos y la flexibilidad de los proce-
Dentro del análisis estratégico del pro- sos, en la búsqueda de la satisfacción de las
ceso productivo, de acuerdo al nuevo orden necesidades del cliente, tomando en cuenta
internacional, se estudiaron factores críticos los factores antes mencionados.
de éxito que sirven de fundamento para las es-
trategias de modernización, tales como el di- Nota
seño de los productos, la selección del sistema
productivo y la tecnología, la planificación de 1. Este artículo corresponde al proyecto de
la capacidad de la planta, la ubicación y distri- investigación “Estrategias de Moderniza-
bución de las instalaciones, el diseño de los ción Empresarial en el Sector Industrial”
procesos, la cadena de valor, la ingeniería de del Programa “Estrategias de Moderniza-
valor, el análisis de valor, la calidad, el siste- ción Empresarial”, financiado por el Con-
ma de producción justo a tiempo, la gestión de des.
inventarios, de recursos humanos y de siste-

153
Análisis estratégico del proceso productivo en el sector industrial
Rodríguez M., G.; Balestrini A., S.; Balestrini A., S.; Meleán R., R.; Rodríguez C., B. _______

Bibliografía Citada Wesley Ibero Americana, S.A. Sexta


Edición. México. Pp. 1065.
Abramo, Lais; Montero, Cecilia; Alburquerque, Chase, Richard; Aquilano, Nicolas y Jacobs, Ro-
Mario y Ensigna, Jaime (1999). “La ne- bert (2000). “Administración de Pro-
cesidad de nuevas formas de regula- ducción y Operaciones”. McGraw-Hill
ción”. En Trabajo y empresa: entre Interamericana, S.A. Octava Edición.
dos siglos. Editores Nueva Sociedad. Colombia. Pp. 885.
Venezuela. Pp. 235. Contreras, Miguel (1999). “Topografía de Pro-
Andreu, Rafael; Joan, Ricart y Josep, Valor cesos y Conceptos: Globalización,
(1991). “Estrategia y Sistemas de Infor- Mundialización y Kairos Transforma-
mación”. Primera Edición. España. cional”. Revista Venezolana de Análi-
Pp. 187. sis de Coyuntura, 1999, Vol.V, No.1
Barros, Oscar (1998). “Tecnologías de la Infor- (Enero - Junio) Venezuela. Pp.149-176.
mación y su uso en Gestión”. Una Vi- Coriat, Benjamin (1995). “Pensar al Revés”.
sión moderna de los sistemas de infor- Trabajo y Organización en la Empresa
mación. Primera Edición. Chile. Japonesa. Siglo Veintiuno Editores.
Pp. 291. 2da Edición. México. Pp. 161.
Battestini, Osvaldo y Montes C, Juan (2000). De la Garza, Enrique (1999) “Flexibilidad del
“Flexibilización Laboral en Argenti- trabajo, discurso y construcción social”
na”. Un cambio en la precarización y la En Montero Cecilia, Alburquerque Ma-
desocupación. Revista Venezolana de rio y Ensignia Jaime. En Trabajo y em-
Gerencia , Año 5, N°10. Pp 63-88. presas: entre dos siglos. (Compendio).
Bernstein, Aaron (2000). “Juicio a la Globaliza- Ediciones Nueva Sociedad. Venezuela.
ción”. Revista Gerente. N°160. Grupo Pp. 25-41.
Gerente América C.A. Caracas, Vene- Dombois, Rainer y Pries, Ludger (1993). “Mo-
zuela. Pp. 80-83. dernización Empresarial: Tendencias
Bizberg, Ilan; De la Garza, Enrique y Montiel, en América Latina y Europa”. Funda-
Yolanda (1993). “Modernización Em- ción Friedrich Elbert de Colombia
presarial y Relaciones Industriales en (FESCOL), primera edición, Nueva
México”. En Dombois y Pries: Moder- Sociedad. Venezuela. Pp. 243.
nización Empresarial: tendencias en Donelly, James H; Gibson, James L. e Ivance-
América Latina y Europa.(Compendio) vich, John M. (1994). “Dirección y Ad-
Editorial Nueva Sociedad. Venezuela. ministración de Empresas”. Editorial
Pp. 83-110. Addison-Wesley Iberoamericana. Oc-
Buffa, Elwood S. y Sarin, Rakesh K. (1992). tava Edición. Pp. 848.
“Administración de la Producción y de García, Federico (2000). “Corporaciones Trans-
las Operaciones”. Limusa Grupo No- nacionales y Globalización: En el Cora-
riega Editores. Primera Edición. Méxi- zón de la Obscuridad”.
co. Pp. 939. Http://www.reci.net/
Chase, Richard y Aquilano, Nicolas (1994). “Di- globalización/llega/fg100.htm
rección y Administración de la Produc- Pp.10 02/07/00.
ción y de las Operaciones”. Addison- Gayle Rayburn, Letricia (1999). “Contabilidad y
Administración de Costos”. McGraw-

154
__________________________________ Revista de Ciencias Sociales, Vol. VIII, No. 1, 2002

Hill Interamericana Editores. Sexta de El sistema de producción de Toyota.


Edición. México. Pp. 971. Ediciones Deusto, S.A. España.
Hansen, Don y Mowen, Maryanne (1996). “Ad- Pp. 437.
ministración de Costos. Contabilidad y Narasimhan, Sim; McLeavey, Dennis y Billing-
Control”. International Thomson edito- ton, Peter (1998). “Planeación de la Pro-
res, S.A. de C.V. México. Pp. 502. ducción y Control de los Inventarios”.
Heizer, Jay y Barry, Render (1997). “Dirección Prentice Hall Hispanoamericana, S.A.
de la Producción. Decisiones Tácticas”. Segunda Edición. México. Pp. 716.
Prentice Hall Iberia. Cuarta Edición. Neuner, Jhon y Deakin, Edward (1983). “Conta-
Madrid. Pp. 365. bilidad de Costos. Principios y Prácti-
Horngren, Charles; Foster, George y Datar, Sri- ca”. Tomo I. Editorial Uteha. México.
kant (1996). “Contabilidad de Costos. Pp. 824.
Un enfoque gerencial”. Prentice Hall Páez, Tomas; Gómez, Luis y Raydan, Enrique.
Hispanoamericana, S.A. Octava Edi- (1992). “Nueva Gerencia de Recursos
ción. México. Pp. 970. Humanos”. Calidad y Productividad.
James, Paul T. (1997). “Gestión de la Calidad Fin Productividad. Segunda Edición.
Total”. Un Texto Introductorio. Prenti- Venezuela. Pp. 127.
ce Hall Iberia. Madrid. Pp. 323. Pérez, Juan Pablo (1995). “Globalización y
Kaplan, Robert y Norton, David. (1999). “Cua- Neoinformalidad en América Latina”.
dro de Mando Integral. Una Obra Cla- Revista Latinoamericana Nueva So-
ve”. Gestión 2000 S.A. Barcelona. ciedad, 1995, No. 135 (enero-febrero).
Pp. 321. Pp. 36-41.
Laudon, Kenneth y Laudon, Jane P. (1996). “Ad- Polimeni, Ralph S ; Fabozzi, Frank J.; Adelberg
ministración de los Sistemas de Infor- Arthur; Kole, Michael A. (1994). “Con-
mación”. Organización y Tecnología tabilidad de Costos”. McGraw-Hill In-
Tercera Edición. Pp. 885. teramericana, S.A. Tercera Edición.
Mallo, Carlos y Merlo, José (1995). “Control de Santa Fe de Bogotá. Colombia. Pp. 879.
Gestión y Control Presupuestario”. Porter, Michael (1980). “Estrategia Competiti-
McGarw-Hill Interamericana de Espa- va”. Técnicas para el Análisis de los
ña, S.A. España. Pp. 414. Sectores Industriales y de la Competen-
Mato, Daniel (1995). “Críticas de la Moderni- cia. Compañía Editorial Continental,
dad, Globalización y Construcción de S.A. México. Pp. 407.
Identidades”. Consejo de Desarrollo Porter, Michael (1997). “Ventaja Competitiva”.
Científico y Humanístico. Caracas - Creación y Sostenimiento de un De-
Universidad Central de Venezuela. sempeño Superior. Compañía Editorial
Pp. 168. Continental, S.A. Décima Cuarta Re-
Matz, Adolph y Usry, Milton (1980). “Contabi- impresión. México. Pp. 550.
lidad de Costos. Planificación y Con- Rodríguez, Guillermo (1999). “Gerencia Estra-
trol”. Tomo II. Editorial South Western tégica Sustentada por el Costeo Basado
Publishing CO. Estados Unidos. en Actividades”. Revista Venezolana
Pp. 1077. de Gerencia. Año 4 N° 7. Universidad
Monden, Yasuhiro (1994). “El Just in Time Hoy del Zulia. Maracaibo. Venezuela.
en Toyota”. Nuevo estudio por el autor Pp 21-35.

155
Análisis estratégico del proceso productivo en el sector industrial
Rodríguez M., G.; Balestrini A., S.; Balestrini A., S.; Meleán R., R.; Rodríguez C., B. _______

Rodríguez, Guillermo; Chávez, Jorge y Muñoz, Sotelo, Adrian (1999). “Globalización y Preca-
Jesús (2000). “Gestión Estratégica de riedad del Trabajo en México”. Edicio-
Costos en la Mediana Industria Metal- nes el Caballito Primera Edición. Méxi-
mecánica de la Región Zuliana”. Revis- co. Pp. 191.
ta Venezolana de Ciencias Sociales, Thompson, Arthur y Strickland III, A.J. (1994).
Volumen 4, N°1. Universidad Rafael “Dirección y Administración Estratégi-
María Baralt. Cabimas-Venezuela. ca”. Conceptos. Casos y Lecturas.
Pp 63-77. Editorial Addison-Wesley Iberoameri-
Romero, Jenny; Sandrea, Maryana; Morales, cana, S.A. Edición Especial en Español.
Mariher; Boscán, Mariby y Acosta, Buenos Aires. Pp. 1034.
Ana (2000). “La Industria de la Confec- Wormald, Guillermo (1999). “De las Pirámides
ción Zuliana en la era de la Competitivi- a las Redes”. En Montero Cecilia; Al-
dad: El sector de la Confección Vene- burquerque, Mario y Ensignia, Jaime.
zolano en el Marco de la Competitivi- (1999). “Trabajo y Empresa: Entre dos
dad”. Revista Venezolana de Geren- siglos” (Compendio). Ediciones Nueva
cia, Año 5, No. 11. Pp.189-208. Sociedad. Venezuela. Pp. 59-63.
Shank, John K. y Govindarajan, Vijay (1995).
“Gerencia Estratégica de Costos”. La
nueva herramienta para desarrollar una
ventaja competitiva. Grupo Editoriales
Norma. Colombia. Pp. 340.

156