You are on page 1of 2

Relación entre contenidos, currículo y competencias matemáticas.

S
i bien es cierto que el fin de la enseñanza es que los
estudiantes aprendan, pero sucede que hay casos que
por muy bien que el docente enseñe, nunca podrá
garantizar que el dicente haya aprendido tales
contenidos y cumplido con el objetivo propuesto y
viceversa. La evaluación del aprendizaje no solo gira en
torno a decisiones metodológicas que son
independientes, sino que las debemos tomar en función
del curriculum (representa la demanda social, la que
indica lo que hay que conseguir) y la didáctica (es el
saber profesional, la que nos dice cómo enseñar y cómo
aprenden los alumnos/as).

En la actualidad existen muchos escritos que redactan


sobre la inquietud que existe acerca de la enseñanza y el aprendizaje de los estudiantes, el
repudio que se le tiene a la matemática. También hay discrepancias de ideas en lo que
significa aprender matemáticas y en la forma en que se produce el aprendizaje, ya que este
aprendizaje se lo han querido clasificar en aprendizaje con raíz conductual y el otro con
base cognitiva.

Estos estilos de aprendizajes han evolucionado con la actualidad, ya que se realiza en forma
estructuralista, especialmente cuando se refiere al aprendizaje de conceptos, y tiene ciertas
características entre las cuales se puede decir que el aprendizaje matemático se realiza a
través de experiencias concretas, que el aprendizaje debe arrancar de una situación
significativa para los estudiantes, el estudiante requiere de procesos de abstracción en
ciertos modelos, en ocasiones el aprendizaje es significativo cuando se lleva a cabo por
descubrimiento, y finalmente que el estilo de aprendizaje matemático para todos los
estudiantes no es único.

Ahora conceptualicemos, el término evaluación de aprendizajes es considerado como el


proceso permanente, interactivo, cooperativo y reflexivo que permite comprender, analizar
e interpretar el desarrollo real alcanzado por él y la estudiante, y sus potencialidades; así
como las experiencias de aprendizaje con la participación de los actores sociales
corresponsables del proceso educativo.

Los nuevos desarrollos en evaluación han traído a la educación lo que se conoce como
evaluación alternativa y se refiere a los nuevos procedimientos y técnicas que pueden ser
usados dentro del contexto de la enseñanza e incorporados a las actividades diarias en el
aula. Dejando establecido que no hay un régimen estricto a la hora de evaluar, que el
proceso evaluativo es tan complejo que del mismo modo puede variar de un tema a otro, y
más aún si se considera que en determinado momento o grupo tal técnica evaluativa
fracasó.
Una de estas alternativas es el aprendizaje de contenidos matemáticos por competencias,
que desde este punto de vista se establece que no es lo mismo evaluar contenidos que
evaluar competencias, porque el contenido solo es un elemento de la competencia, así se
considera a alguien competente cuando en un contexto cotidiano, es capaz de activar o
hacer funcional “lo que sabe” para resolver una tarea matemática. En este mismo sentido, la
competencia matemática se define como la capacidad de un individuo para identificar y
entender el rol que juegan las matemáticas en el mundo, emitir juicios bien fundamentados
y utilizar las matemáticas en formas que le permitan satisfacer sus necesidades como
ciudadano constructivo, comprometido y reflexivo.

Para evaluar las competencias matemáticas es relevante realizarnos las siguientes


interrogantes que están estrechamente relacionadas a la evaluación por competencias y los
criterios de evaluación en matemática: ¿Qué debe evaluar el profesor/a en el aula?, ¿Qué
tareas, criterios e indicadores son los más relevantes en la evaluación? ¿Cuáles son los
contextos y situaciones más adecuados para evaluar las diferentes competencias
matemáticas?

Cabe destacar el papel que juega la Evaluación en el proceso de transformación curricular,


ya que ésta le proporciona apoyo porque entrega de manera continua la información que se
requiere para asegurar que el estudiantado esté aprendiendo las competencias necesarias
para pensar y aplicar conocimientos. Debe existir entonces congruencia entre el enfoque
curricular y la evaluación. La evaluación tiene como propósito mejorar el aprendizaje; sus
resultados se usarán para tomar decisiones que tienden a procurar la revisión y ajuste
constante de los diferentes factores y elementos de currículo.

IMPORTANCIA DE LA EVALUACIÓN EN LOS CONTENIDOS MATEMÁTICOS

EVALUACIÓN DE COMPETENCIAS MATEMÁTICAS