You are on page 1of 3

CBU-E Nanotecnología

Carlos Daniel Cardona Nuñez


201718774
2017-20

Aerogel de Grafeno: El material de ultra resistencia que revolucionará el


desarrollo de las nuevas tecnologías

Imagen 1. Aerogel del Grafeno de 10 mm3 pasando por una compresión de 6000 veces su peso y recuperando
su forma inicial.1

Los aerogeles son estructuras porosas tridimensionales (3D) que llegaron para revolucionar
el camino de las nuevas tecnologías. Estos poseen una gran variedad de aplicaciones tales
como el aislamiento térmico, amortiguación y soporte, control de la contaminación y, debido
a su densidad ultrabaja, alta capacidad de absorción de energía.2 Sin embargo, la elasticidad,
una propiedad fundamental a la hora de crear electrónica flexible, no está altamente
desarrollada en dichas estructuras, ya que se vuelve difícil obtener un material fuerte y
flexible a la vez.1

Ahora bien, el Grafeno, una estructura plana compuesta por pequeñas partículas de carbono
capaz conducir y almacenar grandes cantidades de energía, está siendo ampliamente utilizado
en la fabricación de los aerogeles. A pesar de ello, Investigadores de la Universidad de
Zhejiang, China, se dieron cuenta que la estructura en forma de panal en las hojas de grafeno
no era suficiente, aún seguía siendo un reto fabricar aerogeles con gran resistencia y
capacidad de recuperación.

Estudiando la arquitectura de la naturaleza, los investigadores encontraron que el tallo de una


planta acuática, la Thalia dealbata, posee una estructura de capas laminares que, conectadas
CBU-E Nanotecnología
Carlos Daniel Cardona Nuñez
201718774
2017-20
entre sí, lo hacen fuerte, flexible y ligero para sobrevivir a los vientos salvajes de su habitad
en América del Sur.1 Esta estructura encerró las características necesarias para convertirse en
la base de creación de las nuevas generaciones de aerogeles.

Recientemente, Hao Bai, uno de los investigadores del proyecto, desarrolló una técnica de
congelación que le proporcionaba el control sobre la arquitectura interna de los materiales,
y, así, volverlos altamente ordenados. Haciendo uso de esta técnica, e ingresando los
parámetros correctos de viscosidad, velocidad de enfriamiento y concentración del material,
los investigadores le dieron forma a una estructura similar a la del tallo de la planta. La
estructura de laminillas de 1-5 µm de grosor, equivalente a dividir el grosor de un cabello en
100 partes y tomar solo una, generó puentes entre cada capa, y, de esta manera, se hizo
posible la reposición de la arquitectura inicial luego de una compresión. Fue así como,
basados en dicha estructura, lograron sintetizar un aerogel fuerte, resistente y altamente
elástico.1

Después de comprimir una estructura de aerogel del tamaño de un dado a la mitad de su


tamaño, los investigadores comprobaron que, mientras que otros aerogeles con estructuras
porosas no organizadas, perdieron más de la mitad de su resistencia en tan solo 10
compresiones, el nuevo aerogel de Grafeno conservó el 85% de su resistencia tras 1.000
repeticiones. Actualmente, el nuevo aerogel es capaz de soportar hasta 6.000 veces su peso.1

Además, los investigadores no solo mejoraron la resistencia física del aerogel, sino también,
la resistencia eléctrica. Ahora, el nuevo aerogel puede variar su conductividad eléctrica en
un rango muy amplio, esto lo convierte en un candidato excepcional para el desarrollo de la
electrónica flexible a una escala muy pequeña.1

Imagen 2. El ciclo de imágenes muestra la variación en la resistencia eléctrica a medida que se comprime el
aerogel. A mayor compresión, menor es su resistencia, permitiendo el paso de energía.1
CBU-E Nanotecnología
Carlos Daniel Cardona Nuñez
201718774
2017-20
A partir de los resultados obtenidos, los investigadores predicen un aumento en el desarrollo
de este tipo de materiales, ya que, gracias a la excelente combinación de flexibilidad
mecánica, alta conductividad eléctrica y gran área de superficie, estos pueden exhibir muchos
atributos excepcionales en la protección del medio ambiente, el almacenamiento de energía
y la detección sensible.2

Los investigadores proponen una estrategia general para mejorar el rendimiento mecánico de
los materiales porosos mediante la imitación de arquitecturas naturales altamente ordenadas.1
Además, se estudia la viabilidad en la fabricación de nuevos materiales que, en combinación
con Grafeno y otros polímeros, contribuyan al desarrollo de nuevas tecnologías. Un ejemplo
muy similar del alcance que tendrán estas nuevas tecnologías es el desarrollo que han tenido
los computadores, los cuales empezaron siendo grandes estructuras que, con el tiempo, se
fueron encogiendo y mejorando.

En resumen, se puede decir que la naturaleza siempre proporciona una rica fuente de
inspiración para el diseño y desarrollo de materiales,1 y, gracias a esto, la humanidad ha
logrado alcances tecnológicos exorbitantes. La aplicación de nuevas técnicas para la
elaboración de materiales amplía las capacidades de las nuevas tecnologías y, además,
expande el horizonte de posibilidades en todas las ciencias. Vale la pena resaltar que el único
límite para continuar avanzando es la capacidad de investigación que, como seres humanos,
poseemos a la hora de explorar el mundo en el que vivimos.

Bibliografía

1. Yang, M. et al. Biomimetic Architectured Graphene Aerogel with Exceptional Strength and

Resilience. ACS Nano 11, 6817–6824 (2017). DOI: 10.1021/acsnano.7b01815

2. Wang, M., Duan, X., Xu, Y. & Duan, X. Functional Three-Dimensional Graphene/Polymer

Composites. ACS Nano 10, 7231–7247 (2016). DOI: 10.1021/acsnano.6b03349