You are on page 1of 8

Flora bacteriana

Conjunto de microorganismos que se encuentran de forma habitual como saprófitos sobre la


piel, intestino, boca y vagina; contribuye a mantener el estado de salud del hospedador
(protección ante otras infecciones, mantenimiento de un pH determinado, secreción de
vitaminas u otros requerimientos nutritivos para el hospedador, etcétera). Sólo en condiciones
concretas actúan como patógenos.
Habita en órganos y sistemas, como la piel, las vías respiratorias, la vagina y el oído. La flora
bacteriana se adquiere inmediatamente después del nacimiento. A los 2 años de edad, la flora
establecida es ya prácticamente definitiva, en tanto que suele ser muy estable a lo largo de la
vida del individuo
La función de la flora bacteriana es:
 Defender la zona del colon del asentamiento de especies patógenas de bacterias.
 Descomponer los residuos alimenticios que aún no han sido digeridos completamente.
 Producir algunas vitaminas como B2, B6, B12 y K.
 Mantener el ambiente óptimo para el buen funcionamiento del sistema inmunitario
intestinal.
 Controlar el colesterol de la zona.

FLORA DE LA PIEL
La piel humana normal se encuentra colonizada por múltiples microorganismos que viven como
saprófitos en la superficie, en las fisuras entre las escamas del estrato córneo y dentro de los
folículos pilosos, los cuales en algunas ocasiones pueden volverse patógenos.
La flora cutánea está conformada por bacterias, hongos y parásitos, y se divide en 2 grandes
grupos: la flora residente y la flora transitoria.
Los organismos que presentan capacidad de multiplicarse y sobrevivir adheridos a la superficie
cutánea son los llamados residentes, los cuales se encuentran como constituyentes dominantes
de la piel. Los constituyentes de la flora transitoria simplemente son depositados en la
superficie de la piel desde el medio ambiente, pero no tienen la capacidad de adherirse a ella.
Las zonas de la piel con mayor flora son el cuero cabelludo, cara, oído, axila, regiones urinarias,
anal, planta y espacios interdigitales de los pies.
 FLORA RESIDENTE: se divide en 2 grandes grupos bacterianos, uno mayor,
conformado por bacterias corineiformes y por estafilococos; así como un grupo menor,
los micrococos y acinetobacter; flora fúngica de la familia de Malassezia y flora
parasitaria con Demodex.
 FLORA TRANSITORIA: La flora transitoria se encuentra representada
principalmente por bacterias gram (+) como Estreptococo del grupo A, Estafilococo
aureus, y del género de Neisseria; flora fúngica como Candida albicans, la cual se
considera patógena siempre que se aísla en piel.
Microorganismos:
 Staphilococcus (estafilococos no hemolítico tanto aerobio como anaerobio):
 Epidermidis (90 % del total de gérmenes aerobios de la piel).
 S.Aureus: presente en cara y manos de “portadores nasales” de dicho germen.
 Streptococcus (estreptococo hemoliticos).
 Difteroides (corinebacterias), en folículos pilosos, glándulas sebáceas y sudoríparas.
 Propionibacterium acnés.
 Micrococcus.
 Candida: sobre todo en personal sanitario.
Las distintas zonas de la piel soportan floras distintas, lo que gran parte está determinado por el
grado de humedad disponible. A mayor humedad, mayor flora, ya que ésta se relaciona con las
glándulas sudoríparas.
Los staphilococcus y el propionibacterium producen ácidos grasos que inhiben el crecimiento
de los hongos.

FLORA DEL TRACTO RESPIRATORIO:


Como en otras superficies del cuerpo, diversos microorganismos viven sin lesionar el tracto
respiratorio superior ni la orofaringe. Colonizan la nariz, boca, faringe y cavidad oral, haciendo
parte de la flora normal de las vías respiratorias.
El tracto respiratorio es bastante estéril en condiciones normales, a pesar de la entrada continua
de organismos con la respiración.
Microorganismos:
 Streptococcus viridans.
 Staphylococcus epidermidis.
 Moraxella catharrallis.
 Corynebacterium sp.z
 Neisseria.
 Espiroquetas.

FLORA NORMAL DEL TRACTO CONJUNTIVO


La flora conjuntival normalmente es regulada por la circulación de lágrimas, que contienen
lisozima antibacteriana.
Microorganismos:
 Difteroides.
 S. epidermidis.
 Estreptococos no hemolíticos.
 Neisseria.
 Bacilos gramnegativos similares a Haemophilus (especies de Moraxella).

FLORA DEL TRACTO DIGESTIVO


Al nacimiento, el intestino es estéril, pero poco después se introducen microosganismos con el
alimento. En los niños alimentados al seno materno, el intestino contiene un gran número de
estepcocos productores de ácido láctico y lactobacilos. Conforme los hábitos alimentarios
adquieren el patrón del adulto, la flora intestinal cambia. El intestino del recién nacido en
cuidados intensivos tiende a estar colonizado por enterobacterias como Klebsiella, Citrobacter
y Enterobacter.
Funciones de la microbiotica intestinal:
 Protección: microorganismos patógenos potenciales que se desplazan por los nutrientes
y receptores.
 Efectos tróficos: proliferación y diferenciación epitelial, desarrollo del sistema
inmunológico.
 Nutrición y metabolismo: fermentación de sustratos no digeridos y del moco
endógeno: recuperación e energía metabólica (ácidos grasos de cadena corta),
producción de vitamina K, absorción de iones (Ca, Mg, Fe).
Microorganismos de la cavidad bucal:
 Streptococcus del grupo viridans:
 Mutans (relacionados con las caries).
 Streptococcus no viridans.
 Bacteroides.
 Fusobacterium.
 Actinomyces.
 Trichomonas tenax.
La superficie de los dientes y los surcos gingivales contienen un gran número de bacterias
anaerobias.
La placa es una película de células bacterianas, que se anclan en una matriz de polisacáridos
secretada por los microorganismos.
Cuando los dientes no se limpian con regularidad, la placa se puede acumular rápidamente y la
actividad de ciertas bacterias, especialmente el Streptococcus mutans, puede dar lugar a la
destrucción dental (caries). La prevalencia de caries guarda relación con la dieta.
Microorganismos del esófago:
 Helicobacter pylori.

Microorganismos del estómago:


 Lactobacilos.
 Streptococcus (Estreptococos) acidotolerantes.

Microorganismos del intestino delgado:


 Lactobacilos.
 Estreptococos.
 Enterobacterias.
 Especies de bacteroides.

Microorganismos del intestino gruesos (Colon)


En el intestino grueso, la mayoría de las bacterias son anaerobias 95-99 %.
 Especies de bacteroides.
 Especies de fusobacterium.
 Enterococo feacalis.
 Enterobacterias.
 Escherichia coli.
 Especies de Klebsiella.
 Salmonellas.
 Pseudomonas.
 Bifidobacterias.
 Lactobacillus.
 Especies de Clostridium.
 Staphilococcus aureus
 Estreptococos.

Gérmenes de la materia fecal:


 Especies de bacteroides.
 Bifidobacterias.
 Eubacterias.
 Coliformes.
 Enterococo feacalis.

FLORA DEL TRACTO UROGENITAL:


La orina de la micción normal contiene aproximadamente 10/2 a 10/4 /ml de estos
microorganismos:
 Staphylococcus epidermidis.
 Estreptococos, sobre todo alfa hemoliticos.
 Enterococcus feacalis.
 En ocasiones:
 Corinebacterias y bacilos gramnegativos.

FLORA DEL TRACTO DE LA VAGINA:


Experimenta cambios en su flora con la edad.
Antes de la pubertad predominan staphilococcus, streptococcus, difteroides y escherichia coli.
Luego de la pubertad predomina el Lactobacillus aerophillus, y la fermentación del glucógeno
por esa bacteria es responsable del mantenimiento de una pH ácido, lo que evita el crecimiento
excesivo de otros organismos vaginales.
Se encuentran algunos hongos, incluyendo Cándida, que puede proliferar para causar
candidiasis si el pH vaginal aumenta y disminuyen las bacterias competidoras.
El protozoo Trichomonas vaginalis se puede hallar en mujeres sanas.
Microorganismos de la vagina:
 Lactobacillus
 Lactobacillus y células epiteliales de la vagina (CDC).
IMPORTANCIA DE LA FLORA NORMAL:
 La flora humana normal desde diversos puntos de vista representa un importante
mecanismo de defensa del huésped.
 Contribuye al desarrollo de la respuesta inmunológica, como ha sido demostrado en
modelos animales que nacen y son criados en condiciones de esterilidad (individuos
axénicos). Estos animales presentan un pobre desarrollo de los diversos componentes de
su sistema inmunitario.
 La flora además ayuda a evitar la colonización de la piel las mucosas por bacterias que
pueden ser patógenas. Los gérmenes para iniciar la infección deben, en general,
comenzar por colonizar los epitelios. Allí seguramente compiten con los integrantes de
la flora por factores tales como receptores celulares y nutrientes.
Efectos directos:
 Producción de bacteriocinas.
 Producción de metabolitos tóxicos.
 Reducción del potencial redox.
 Consumo de nutrientes esenciales.
 Competencia por receptores.
Efectos indirectos:
 Aumento de la producción de anticuerpos.
 Estímulo de la fagocitosis.
 Aumento de la producción de interferón.
 Deconjugación de ácidos biliares.
ENFERMEDADES DE MICROORGANISMOS PATÓGENOS:
Bacterias:

Neumonía bacteriana

Esta enfermedad es causada por bacteria Streptococcus pneumoniae. Estas bacterias causan
una infección en los pulmones.
Una vez incubada, los síntomas que se podrían originar son:
 Fiebre.
 Resfriado.
 Tos.
 Dolor de pecho.
 Dificultad respiratoria.
 Temblores.
Se transmite por:
 El aire (tos, estornudos)
 Por el contacto cercano con una persona que es portadora o asintomática, es decir, no
que no está enferma pero tiene la bacteria en su organismo y puede transmitirla a
personas susceptibles y vulnerables.
Vacuna:
 PPSV (Vacuna antineumocócica de polisacáridos)
 Pneumococcal.
 Polysaccharide.
 Vaccine.
La pauta habitual para la vacunación sistemática actualmente es:
 Por lo general se necesita una sola dosis de la PPSV, pero en algunas circunstancias se
puede poner una segunda dosis.
 Es recomendable para mayores de 65 años.
 En personas de 2 a 64 años sólo es recomendable en determinados casos.
Meningitis bacteriana

Esta enfermedad está causada por la bacteria Neisseria meningitidis.

Se trata de una infección bacteriana de las membranas que cubren el cerebro y la médula espinal
(meninges). Contraer esta enfermedad se trataría de una emergencia y se necesitará tratamiento
inmediato en un hospital.

Los síntomas por lo general aparecen rápidamente y pueden abarcar:


 Fiebre y escalofríos.
 Cambios en el estado mental.
 Náuseas y vómitos.
 Sensibilidad a la luz.
 Dolor de cabeza con mucha intensidad.
 Rigidez en cuello.
 Disminución del estado de conciencia.
 Respiración rápida

Se transmite por:
 Infecciones virales que generalmente mejoran sin tratamiento.
 Irritación química.
 Alergias a medicamentos.
 Hongos.
 Parásitos.
 Tumores.

Vacunas:
Las vacunas de rutina recomendadas para los niños o mayores de 65 años son:
 Hib (Haemophilus influenzae tipo b)
 PCV7 (Antineumocócica conjugada)

La vacuna meningocócica (MCV4) se recomienda para:


 Adolescentes de 11 a 12 años, con una vacuna de refuerzo entre los 16 y 18 años.
 Estudiantes de secundaria o universitarios que no hayan sido vacunados.
 Niños 2 años en adelante con problemas con el sistema inmunitario.
 Personas que viajan a países de riesgo.