You are on page 1of 14

ENSAYO

UNA NUEVA GESTION PUBLICA PARA AMERICA LATINA

BERTA JULIA BADEL

MARIBEL FORERO ROJAS

MONICA ANDREA ABRIL

ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

ESAP

SEDE MONIQUIRÁ

MONIQUIRÁ - BOYACÁ

2018
RESUMEN

La reforma gerencial del Estado en América Latina, se organiza a través del modelo

Weberiano, buscando la profesionalización de los trabajadores llegando al modelo

burocrático, la flexibilización organizacional capaz de agilizar los gobiernos, la prestación

de servicios públicos y la implantación de un modelo contractual de acción estatal, dando

eficiencia y eficacia a la política. Estos cambios van teniendo éxito porque van orientados

hacia un modelo gerencial de formulación de reglas generales que comprometen a los

funcionarios públicos y la sociedad, hay que tener en cuenta también que varios gobiernos

de América latina no han obtenido los resultados correctos de la implementación del

modelo gerencial debido a la elite burocrática.

La importancia del modelo gerencial también implica el perfeccionamiento de la

gobernabilidad democrática mediante mecanismos de transparencia de la administración

pública. El desafío de concretar la reforma gerencial del estado en América latina es

compromiso tanto de la sociedad como de la estructura gerencial. Una de las

consecuencias para América Latina y el Caribe de la reciente crisis internacional es la

consideración de los resultados del esquema de desarrollo seguido por la región en el

último cuarto de siglo. En esta reflexión participan gobiernos, organismos financieros,

instituciones multilaterales, analistas, académicos y la sociedad en su conjunto, quienes

observan con una mirada de más largo alcance tanto el pasado como el futuro para

identificar caminos más rápidos y efectivos hacia un desarrollo sostenido e incluyente.


En buena medida, esta reflexión es parte central de la propuesta de la CEPAL en La hora

de la igualdad: brechas por cerrar, caminos por abrir. Como resultado de lo anterior, se

observa una creciente atención por parte de los actores económicos y sociales a la

recuperación de elementos olvidados (que hoy adquieren valor) de las políticas públicas

que se dejaron atrás por la preeminencia del Consenso de Washington y que parecen ganar

nuevamente el interés de los encargados de formular políticas públicas.

Otra lección de la crisis es la necesidad de contar con verdaderas políticas de Estado en

la región que recojan una visión de mediano y largo plazo en una macroeconomía orientada

no solo a la estabilidad nominal (inflación, tasa de interés, tipo de cambio), sino también

con un papel cada vez más importante en la estabilidad real (producto y empleo, tasas de

interés y tipos de cambio para promover el crecimiento), así como lo que parece ser un

renovado ímpetu de la planificación para el desarrollo, y las políticas de desarrollo

territoriales, incluyentes y centradas en la igualdad de resultados. En América Latina y el

Caribe vuelve el debate sobre el valor de la política pública y el papel del Estado en su

acepción más amplia, así como sobre la importancia del funcionamiento del sector público

(la gestión pública) y las instituciones para conducir y enfrentar los asuntos de interés

público. Se trata de construir visiones de país con el mayor acuerdo posible y de garantizar

la continuidad en el tiempo de las que, por su naturaleza, son políticas de Estado y que, por

tanto, trascienden los períodos de gobierno. En el marco de la democracia, las sociedades

latinoamericanas y caribeñas se convierten en actores fundamentales para exigir a sus

gobiernos una gestión pública de calidad, eficaz y eficiente, honesta, transparente, que rinda
cuentas y que dialogue con la sociedad civil para avanzar hacia la solución de los grandes

problemas nacionales.

La crisis fiscal del mundo desarrollado ha puesto en evidencia la importancia del buen

uso de los recursos públicos, así como las dificultades de sostenimiento de los programas

sociales y, si bien América Latina y el Caribe no sufrió una crisis fiscal como consecuencia

de la recesión internacional de 2009, es evidente la fragilidad estructural de los ingresos y

las dificultades en muchos países de la región para ejercer un gasto público de manera

eficiente, igualadora y progresiva. Esta es una de las dimensiones de lo que podría ser el

renovado papel del Estado, que de inmediato genera una pregunta más amplia respecto del

tipo de Estado que requiere la región para avanzar en una nueva ruta hacia el desarrollo, de

las instituciones nuevas o renovadas que den sustento a los cambios que la sociedad está

exigiendo y de las políticas públicas necesarias para avanzar en el desarrollo y superar las

brechas que afectan a la región.

La hora de la igualdad: brechas por cerrar, caminos por abrir pone el énfasis en la tarea

de aumentar los recursos fiscales, de contar con un gasto público más redistributivo y

aumentar la cobertura de los programas con el fin de privilegiar objetivos de crecimiento

con igualdad. De hecho, cada vez más se incluyen metas fiscales de gastos e ingresos en los

planes gubernamentales y en las estrategias nacionales de desarrollo, que superan el

horizonte de un gobierno y que, por tanto, se orientan a políticas de Estado. La tarea de

perfeccionar las bases de la administración financiera del Estado es parte integrante de un


pacto fiscal amplio. La gestión pública podría facilitar el proceso de toma de decisiones y

los arbitrajes, tanto a nivel central como subnacional, si se diseña a partir de ejercicios

prospectivos y planes estratégicos, con reglas fiscales de mediano plazo, programación

presupuestaria plurianual, convenios de desempeño, instancias de coordinación efectiva y

sistemas abiertos de evaluación de planes y programas. El apoyo al fortalecimiento de la

institucionalidad en los países se enfoca desde una perspectiva de planificación para el

desarrollo y busca incidir en la calidad de las políticas públicas, lo que redunda finalmente

en el bienestar de los ciudadanos.

La misión del Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y

Social (ILPES) es apoyar a los países en este proceso, abordando el ciclo completo de la

gestión pública, desde su diseño y formulación, pasando por la programación fiscal,

presupuestaria y de inversiones, hasta el seguimiento y la evaluación de políticas y

programas públicos en los diferentes niveles institucionales de gobierno: global, territorial,

institucional y programático. En los últimos años, el ILPES ha brindado un apoyo

sistemático en todos los niveles de las intervenciones gubernamentales. Se ha otorgado

asistencia técnica para la elaboración de estrategias nacionales de desarrollo en los planes

de mediano plazo y en los necesarios ejercicios asociados de consistencia macroeconómica

y de presupuestación.

Asimismo, y para cerrar el ciclo, se ha puesto especial énfasis en la evaluación del

diseño y la aplicación de políticas, programas e inversiones públicas. En un entorno


favorable, de optimismo respecto del crecimiento futuro, con finanzas públicas mejoradas,

pero al mismo tiempo con múltiples brechas por cerrar y caminos por abrir, los Estados y

los países de América Latina, deben abordar con decisión el proceso de definición de

prioridades de política para enfrentar los desafíos futuros. Si este proceso político y técnico

es consistente y duradero, los objetivos estratégicos de mediano y largo plazo que se

plasman en planes y agendas de gobierno tendrán mayores posibilidades de materializarse y

contribuir a la calidad de las políticas públicas y a la credibilidad de los gobiernos. En este

marco, es importante para el ILPES analizar, con una primera mirada transversal, el

proceso de elaboración de las visiones de país y de las estrategias de desarrollo. Al

presentar este Panorama de la gestión pública en América Latina, nos interesa destacar los

desafíos interconectados de las finanzas públicas, de la gestión pública y de la planificación

para el desarrollo en América Latina, así como abordar temas que son críticos para la nueva

arquitectura estatal en la hora de la igualdad. La asistencia técnica directa a los países, los

numerosos seminarios, cursos y talleres de capacitación realizados y el material elaborado

en los últimos años han permitido preparar este panorama general del sector público y de la

planificación para el desarrollo, que esperamos contribuya al debate sobre el papel del

Estado en nuestras economías y sociedades, y a la elaboración de visiones compartidas en

los países de América Latina.


INTRODUCCION

Para América Latina era necesario una reforma al modelo de administración del estado,

ya que las demandas y ofertas sociales, políticas y económicas, requerían un avance para

así llevar adelante los modelos de administración y gestión pública, base fundamental para

cada estado, ya que la administración eficiente de un estado conlleva al avance y progreso

de una sociedad tanto económica mente como sus sociedades. La política y las gestiones

públicas son base elemental para avanzar en todas las estructuras que componen al estado.

En este siglo XXI donde todo va evolucionando velozmente se es necesario un nuevo

modelo o tipo de gestión pública, las economías y las culturas van variando de acuerdo al

crecimiento de la humanidad por ello se hace la necesidad de tomar nuevas estructuras para

aplicarlas a los modelos de estado y así conseguir avance, eficiencia y lograr un excelente

desempeño en las actividades administrativas de cada país.

Estos modelos también han tenido algunos inconvenientes ya que las economías de cada

país son distintas, de ahí es donde cada estado va buscando su forma estructural de estado

con respecto a la gestión pública, con el fin de buscar el beneficio de los ciudadanos,

brindando servicios de salud y el manejo de toda esa estructura tan amplia y así

sucesivamente con las demás estructuras del estado. Las competencias económicas entre los
países también generan que hallan estas nuevas gestiones, ya que se otorgan necesarias a

los requerimientos de cada sociedad.

Este modelo gerencial que es competitivo a las necesidades del nuevo siglo, el talento

humano que es el recurso primario para que estos modelos se estandaricen y puedan

ejecutarse satisfactoriamente, logrando así el avance que es lo que todo país busca en sus

sociedades a través de la ciencia, política, educación y salud. Es mi muy importante para

nosotros como futuros Administradores Públicos tener el conocimiento es toda esta

estructura que compone la nueva gestión pública y obtener conocimiento para su debida

aplicación, cuando hay eficacia en los procesos administrativos se puede lograr los niveles

de desempeño que tanto buscan estas reformas a la administración de la gestión pública.

Las políticas de cada país son también parte fundamental para estos progresos

administrativos.
UNA NUEVA GESTIÓN PÚBLICA PARA AMERICA LATINA

A finales de la década de los años setenta, el modelo de estado montado por

los países desarrollados entro en crisis, dando origen a lo que se conoce como la reforma

del estado lo que se ha llegado a convertir en uno de los temas más importantes de la

agenda política central, de allí la idea de América Latina de construir un nuevo tipo de

estado.

En el presente texto se hablará de la nueva Gestión pública de América

Latina, analizando puntos de vista dados en el documento publicado por CLAD el 14 de

Octubre de 1998, la primera es “la situación inicial de la crisis de estado, cuya gravedad era

mayor a la que existía en el mundo desarrollado”, otra de ellas “El problema de la deuda

externa que es de gran gravedad en todo el continente”, aunque es un tema analizado desde

la década de los ochenta, son factores que aun en la actualidad afectan la mayoría de los

continentes entre ellos América Latina, que además tiene que prepararse a los posibles

problemas que puede causar la competencia económica internacional que se surgió a causa

de la globalización.

Frente al aporte que hace CLAD, sobre “La actuación del estado debe orientarse

primordialmente hacia el área social, asegurando la universalidad de los servicios de salud

y educación”, es clara y concisa en que la prioridad es proteger los derechos del ser
humano, por encima de solucionar problemas económicos a nivel internacional en América

latina, pues el tema de Educación y Salud siempre debe estar prioritariamente protegidos

aun en cambios económicos y políticos. En América Latina los cambios estructurales, entre

otros, especificados en el documento publicado por CLAD, solo pueden verse como viables

siempre y cuando los proyectos de Reformulación Estatal, tomen como prioridad tres

grandes problemas de la región, es decir, “La consolidación de la democracia”, “La

necesidad de retomar el crecimiento económico” y “La reducción de la desigualdad

social”, por lo cual pienso que es de gran importancia el análisis detallado de estos factores

problemáticos pues podrían influir en algún momento fuertemente en el cambio que se hace

hacia la nueva gestión, y así mismo tratar de dar solución a estos.

En América Latina estos problemas se han tratado de solucionar bajo la reforma del

estado en cortos plazos, pero aun así solo se han podido solucionar problemas de

estabilización económica, a pesar de los intentos por solucionar estos temas, pienso que de

ser necesario deberían ser planeados a largo plazo y más complejamente analizando que

podrían lograrse más resultados aun en más tiempo. El CLAD tiene como misión principal

participar en los debates sobre la reforma del estado, pero más concretamente en la

administración pública, pero con un papel estratégico “promover la reforma gerencial del

Estado Latinoamericano.

La implementación de la reforma gerencial seria quizás uno de los aspectos más

importantes para cumplir la reconstrucción del estado y recuperación de su capacidad de


gestión en América Latina, teniendo en cuenta que contribuiría de manera más efectiva en

los problemas que ya se han analizado anteriormente en la región. La reforma gerencial

tiene como características principales asegurar los mecanismos necesarios para mejorar la

eficacia, eficiencia y la efectividad de la administración pública y además es un punto

importante en todos los estados, en las diferentes regiones y especialmente en América

Latina ya que enfoca su trabajo en la consolidación de la democracia.

Para mi punto de vista la reforma gerencial en los estados latinoamericanos es de gran

importancia además de ser muy importante para la administración pública, pues con ella

vienen mejoras en los puntos más importantes de los estados y más concretamente a la

problemática que actualmente azota considerablemente a América Latina.


CONCLUSIONES

Podemos llegar a la conclusión de que a través de la historia todas las estructuras,

métodos y mecanismos van necesitando un cambio progresivo para el desarrollo de la

humanidad y de los estados; es por eso que estas estructuras se van ido modificando hasta

llegar a una nueva gestión pública, que es la base fundamental del avance de un estado. Las

nuevas políticas públicas hacen que veamos eficiencia y eficacia en los procesos estatales y

así avanzar en busca de una sociedad más progresiva y dinámica.


BIBLIOGRAFIA

CEDUJO. M. Guillermo. 10.

LA NUEVA GESTION PUBLICA PARA AMERICA LATINA, por CENTRO

LATINOAMERICANO PARA EL DESARROLLO, CLAD

http://www.revistas.una.ac.cr/index.php/economia/article/view/1577/1496

https://www.cepal.org/es/publicaciones/3956-panorama-la-gestion-publica-america-latina-

la-hora-la-igualdad

http://www.funcionpublica.gov.co/eva/red/publicaciones/una-vision-conceptual-del-

enfoque-de-la-nueva-gerencia-publica

http://esapvirtual.esap.edu.co/ojs/index.php/admindesarro/article/view/67

https://www2.politicas.unam.mx/cae/?page_id=218

http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1657-70272007000200004

http://derecho.isipedia.com/optativas/gestion-publica/01-concepto-y-evolucion-de-la-

gestion-publica-la-nueva-gestion-publica