You are on page 1of 14

AGUA POTABLE

Empecemos por el sistema de agua potable que se utiliza en galleys y en la pileta


lavamanos. Este sistema incluye el equipo y las instalaciones eléctricas, neumáticas e
hidráulicas necesarias para almacenar, suministrar, filtrar y calentar agua potable.
El agua se almacena en un depósito presurizado por el sistema de aire acondicionado.
Las funciones principales del sistema son:

– Almacenamiento: Un depósito de fibra de vidrio cilíndrico en zona presurizada. En su


interior hay niveles que nos indican su carga y tiene una válvula de seguridad por
sobrepresión.

‐ Presurización: Para que el agua esté disponible en los grifos del avión, se presuriza
con aire procedente del aire acondicionado o de un compresor propio.

‐ Distribución: Por medio de tuberías rígidas de acero inoxidable y flexibles de nomex


trenzado con silicona recubiertas de goma, se llega hasta galleys y lavabos.

‐ Servicio: (Servicing). Durante las operaciones en tierra el sistema se puede llenar,


presurizar o vaciar.

‐ Drenaje: Por medio de mástiles exteriores y válvulas para tal efecto.

‐ Indicación: Se proporciona un sistema de indicación de cantidad de agua en el


depósito, así como la posición de las válvulas de llenado y ventilación y de las líneas
de drenaje anterior y posterior.

Amelia Mary Earhart (Atchison, Kansas, Estados Unidos, 24 de julio de 1897 -


desaparecida en el océano Pacífico, 2 de julio de 1937)1 fue una
aviadora estadounidense, célebre por sus marcas de vuelo y por intentar el primer
viaje aéreo alrededor del mundo sobre la línea ecuatorial.

Amelia era hija de Samuel "Edwin" Stanton Earhart (1867-1930) y Amelia "Amy"
Earhart (nacida Otis) (1869-1962). Pasó buena parte de su infancia
en Atchison (Kansas) con sus abuelos maternos, quienes le proporcionaron un estilo
de vida lleno de comodidades. Su abuelo, Alfred Gideon Otis, era un prominente juez
federal retirado, que pensaba que el padre de Amelia, Edwin Earhart, abogado de
empresas del ferrocarril, no estaba en condiciones de proveer a su familia un estilo de
vida lo suficientemente holgado.2
Durante su infancia, Amelia dio muestras de una personalidad inquieta y audaz, pues
se involucraba en actividades atribuidas a los chicos: escalaba árboles, se deslizaba
en trineo y disparaba a ratas con un rifle. También tenía como pasatiempo reunir
recortes de periódicos de mujeres famosas que sobresalían en actividades
tradicionalmente protagonizadas por hombres.2
En 1905, a los ocho años, se mudó junto a su familia a Des Moines (Iowa), pues su
padre había conseguido allí un empleo de ejecutivo, tras venir a menos su práctica de
abogado.2Cuando tenía diez años, tuvo la oportunidad de ver su primer aeroplano en
una feria estatal. Precisamente, la joven expresó en esa oportunidad que el aparato
«era una cosa hecha de cables oxidados y madera, nada interesante».3
Sin embargo, una serie de desventuras llegaron a la familia Earhart poco después. Su
padre había caído en el alcoholismo, por lo que fue despedido de su trabajo; además,
Amelia Harres Otis, abuela de Amelia y muy querida por ella, había fallecido en 1911.4
La familia se mudó a St. Paul, Minnesota, y posteriormente a Springfield, Misuri. En
esta ciudad, su padre tenía la certeza de tomar un empleo, algo que terminó en un
fiasco, pues el sujeto a quien supuestamente reemplazaría, no había dejado el
puesto.4Esto provocó el enojo de su esposa Amy, quien partió junto a Amelia y su
hermana Muriel, con rumbo a Chicago.
Durante la Primera Guerra Mundial se enroló como voluntaria en labores de
enfermería junto a su hermana en la ciudad de Toronto, Canadá, donde atendió a los
pilotos heridos en combate. También aprovechó la ocasión para visitar un campo
del Cuerpo Aéreo Real. En sus propias palabras, fue allí donde terminó «picada por el
gusanillo de la aviación».5
En 1920 su familia pudo reunirse nuevamente en California. Para ese tiempo Amelia
asistió a un espectáculo aéreo en Long Beach y quedó prendada definitivamente de
los aviones. Consiguió que la llevaran a bordo de un biplano en el que voló durante
diez minutos sobre Los Ángeles. Sus palabras acerca de esta experiencia fueron:
«Tan pronto como despegamos sabía que tendría que volar de ahora en adelante
Sus primeras clases de aviación las obtuvo de la instructora Neta Snook, otra piloto
pionera. Durante esa época logró adquirir un prototipo del aeroplano Kinner al que
llamó «el Canario», en el que sufrió algún que otro accidente, cosa común en esa
época por la poca fiabilidad de los motores y la lentitud de las aeronaves. Su
instructora no le daba mucha credibilidad como piloto, una opinión que no abandonaría
durante su carrera.7 Ya en octubre de 1922consiguió su primer récord de altitud al
volar a 14 000 pies (4267 metros) de altura.8Para 1923 obtuvo la licencia de piloto de
la Federación Aeronáutica Internacional, siendo la decimosexta mujer en recibirla.6
Amelia dejó por un tiempo la aviación y compró un automóvil, al que puso el
sobrenombre de The Yellow Peril (‘el peligro amarillo’), en el que llevó a su madre a
través del país rumbo a Boston. Al ser los autos aún una novedad en el campo, la
gente se interesaba por ella y le preguntaba de dónde venía.
En 1927 se unió a la Asociación Aeronáutica Nacional (capítulo Boston). Se dedicó a
invertir dinero para construir una pista de aterrizaje, vendió aviones Kinner y promovió
la aviación, especialmente entre mujeres. Ya comenzaba a hacerse un nombre en la
sociedad. El Boston Globe la reconocía como una de las mejores pilotos de Estados
Unidos.
Sus primeras clases de aviación las obtuvo de la instructora Neta Snook, otra piloto
pionera. Durante esa época logró adquirir un prototipo del aeroplano Kinner al que
llamó «el Canario», en el que sufrió algún que otro accidente, cosa común en esa
época por la poca fiabilidad de los motores y la lentitud de las aeronaves. Su
instructora no le daba mucha credibilidad como piloto, una opinión que no abandonaría
durante su carrera.7 Ya en octubre de 1922consiguió su primer récord de altitud al
volar a 14 000 pies (4267 metros) de altura.8Para 1923 obtuvo la licencia de piloto de
la Federación Aeronáutica Internacional, siendo la decimosexta mujer en recibirla.6
Amelia dejó por un tiempo la aviación y compró un automóvil, al que puso el
sobrenombre de The Yellow Peril (‘el peligro amarillo’), en el que llevó a su madre a
través del país rumbo a Boston. Al ser los autos aún una novedad en el campo, la
gente se interesaba por ella y le preguntaba de dónde venía.
En 1927 se unió a la Asociación Aeronáutica Nacional (capítulo Boston). Se dedicó a
invertir dinero para construir una pista de aterrizaje, vendió aviones Kinner y promovió
la aviación, especialmente entre mujeres. Ya comenzaba a hacerse un nombre en la
sociedad. El Boston Globe la reconocía como una de las mejores pilotos de Estados
Unidos.
En 2009 se estrenó la película Amelia basada en la vida de Amelia Earhart, dirigida
por Mira Nair y protagonizada por Hilary Swank en el papel principal, en un elenco que
incluye a Richard Gere, Christopher Eccleston y Ewan McGregor.14 Está basada en un
guion inicialmente escrito por Ronald Bass.
En 2009 se estrenó la película Amelia basada en la vida de Amelia Earhart, dirigida
por Mira Nair y protagonizada por Hilary Swank en el papel principal, en un elenco que
incluye a Richard Gere, Christopher Eccleston y Ewan McGregor.14 Está basada en un
guion inicialmente escrito por Ronald Bass.
Charles Augustus Lindbergh (Detroit, 4 de febrero de 1902 – Maui, 26 de
agosto de 1974) fue un aviador e ingeniero estadounidense. En 1927 alcanzó la
condición de primer piloto en cruzar el océano Atlántico, de oeste a este, uniendo
el continente americano y el continente europeo en un vuelo sin escalas en solitario;
anteriormente una pareja de aviadores británicos (Alcock y Brown) había llegado
desde Terranova hasta Irlanda en 1919, pero no hasta el continente europeo.1 El vuelo
enlazó Nueva York y París, a más de 6.000 km de distancia, ganando con ello
el premio Orteig, de 25.000 dólares de la época. En 1954 ganó el premio Pulitzer a la
literatura con su obra "Spirit of St. Louis", un relato sobre su famoso vuelo.

Lindbergh nació en Detroit, Míchigan, en el seno de una familia de inmigrantes suecos.


Su padre ejerció la política y más tarde fue congresista, tribuna desde la que mostró su
oposición a la entrada de los Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial; su madre
era profesora de química. Muy pronto el joven Charles comenzó a mostrar interés por
las máquinas. En 1922 abandonó sus estudios de ingeniería mecánica, se unió al
programa de entrenamiento de la escuela de vuelo y mecánica de la Nebraska Aircraft
Corporation en Lincoln donde realizó su primer vuelo el 1 de abril de 1922 como
pasajero en un biplano Lincoln-Standard “Tourabout” pilotado por Otto Timm.12 y
posteriormente compró su propio avión, un Curtiss JN-4 Jenny. En 1924 comenzó a
entrenar en el cuerpo aéreo del ejército de los Estados Unidos. Tras finalizar primero
de su promoción, trabajó como piloto civil en la línea de correo de San Luis en los
años 20.
Decidió optar a un premio de 25 000 dólares ofrecido en 1919 por el filántropo francés
nacionalizado estadounidense Raymond B. Orteig para el primer piloto que realizara
un vuelo trasatlántico sin escalas entre Nueva York y París. En su monoplano de un
solo motor Ryan NYP (un Ryan M-2 modificado), bautizado como Spirit of St. Louis,
Lindbergh despegó del aeródromo Roosevelt (Long Island) el 20 de mayo de 1927 y
tras un vuelo de 33 horas y 32 minutos, aterrizó en el aeropuerto de Le Bourget,
cercano a París.
A bordo del Spirit of St. Louis Lindbergh recorrió 16 países de América Latina entre el
13 de diciembre de 1927 y el 8 de febrero de 1928. Conocido como "Good Will Tour",
incluyó paradas en México (donde también conoció a su futura esposa, Anne, la hija
del embajador estadounidense Dwight Morrow) , Guatemala, Honduras Británica,
Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, la Zona del Canal, Colombia,
Venezuela, Santo Tomás, Puerto Rico, República Dominicana, Haití y Cuba, cubriendo
9,390 millas (15,110 km) en solo 116 horas de vuelo.
Posteriormente se convirtió en asesor de aerolíneas comerciales. Charles Lindbergh
pilotó también el primer vuelo oficial de la línea aérea Mexicana de Aviación.
En 1932, el secuestro y posterior asesinato de su hijo de 20 meses, Charles Lindbergh
Jr., atrajeron el interés nacional e internacional. Un carpintero de
origen alemán llamado Bruno Hauptmann fue declarado culpable y condenado a
muerte.
La familia Lindbergh se trasladó a Europa en 1935 y Lindbergh pudo estudiar la
organización y funcionamiento de las fuerzas aéreas de varios países. A su regreso a
Estados Unidos (1939) recorrió el país dando conferencias en contra de la guerra, y
declarándose partidario del aislacionismo estadounidense. Se declaró de forma abierta
partidario de Adolf Hitler y partidario de los partos selectivos, por lo que fue obligado a
dimitir de sus cargos (la novela de Philip Roth, La conjura contra América, narra una
situación en la que un antisemita y prohitleriano Charles Lindbergh accede a la
presidencia estadounidense tras vencer en las elecciones de 1940 a Franklin D.
Roosevelt). No obstante, durante la Segunda Guerra Mundial actuó como técnico civil
de las compañías fabricantes de aviones, y llevó a cabo misiones en el océano
Pacífico y en Europa al servicio de las fuerzas aéreas estadounidenses, con lo que
logró recuperar algo de su imagen pública.
Escribió un relato sobre su histórico vuelo, que le valió El premio Pulitzer de 1954,

 El espíritu de Saint Louis (1953) y


 El diario de guerra de Charles A. Lindbergh (1970).

Libro Tercero: Título I, El Establecimiento de Comercio

De los Bienes Mercantiles

Capítulo I

Establecimientos de Comercio y su Protección Legal

ARTICULO 515. <DEFINICIÓN DE ESTABLECIMIENTO DE COMERCIO>. Se


entiende por establecimiento de comercio un conjunto de bienes organizados por el
empresario para realizar los fines de la empresa. Una misma persona podrá tener
varios establecimientos de comercio, y, a su vez, un solo establecimiento de comercio
podrá pertenecer a varias personas, y destinarse al desarrollo de diversas actividades
comerciales.

ARTICULO 516. <ELEMENTOS DEL ESTABLECIMIENTO DE COMERCIO>. Salvo


estipulación en contrario, se entiende que forman parte de un establecimiento de
comercio:

1) La enseña o nombre comercial y las marcas de productos y de servicios;


2) Los derechos del empresario sobre las invenciones o creaciones industriales o
artísticas que se utilicen en las actividades del establecimiento;
3) Las mercancías en almacén o en proceso de elaboración, los créditos y los demás
valores similares;
4) El mobiliario y las instalaciones;
5) Los contratos de arrendamiento y, en caso de enajenación, el derecho al
arrendamiento de los locales en que funciona si son de propiedad del empresario, y
las indemnizaciones que, conforme a la ley, tenga el arrendatario;
6) El derecho a impedir la desviación de la clientela y a la protección de la fama
comercial, y
7) Los derechos y obligaciones mercantiles derivados de las actividades propias del
establecimiento, siempre que no provengan de contratos celebrados exclusivamente
en consideración al titular de dicho establecimiento.

ARTICULO 517. <ENAJENACIÓN FORZADA EN BLOQUE O UNIDAD


ECONÓMICA>. Siempre que haya de procederse a la enajenación forzada de un
establecimiento de comercio se preferirá la que se realice en bloque o en su estado de
unidad económica. Si no pudiere hacerse en tal forma, se efectuará la enajenación
separada de sus distintos elementos.

En la misma forma se procederá en caso de liquidaciones de sociedades propietarias


de establecimientos de comercio y de particiones de establecimientos de que varias
personas sean condueñas.

ARTICULO 518. <DERECHO DE RENOVACIÓN DEL CONTRATO DE


ARRENDAMIENTO>. El empresario que a título de arrendamiento haya ocupado no
menos de dos años consecutivos un inmueble con un mismo establecimiento de
comercio, tendrá derecho a la renovación del contrato al vencimiento del mismo, salvo
en los siguientes casos:

1) Cuando el arrendatario haya incumplido el contrato;


2) Cuando el propietario necesite los inmuebles para su propia habitación o para un
establecimiento suyo destinado a una empresa sustancialmente distinta de la que
tuviere el arrendatario, y
3) Cuando el inmueble deba ser reconstruido, o reparado con obras necesarias que no
puedan ejecutarse sin la entrega o desocupación, o demolido por su estado de ruina o
para la construcción de una obra nueva.

ARTICULO 519. <DIFERENCIAS EN LA RENOVACIÓN DEL CONTRATO>. Las


diferencias que ocurran entre las partes en el momento de la renovación del contrato
de arrendamiento se decidirán por el procedimiento verbal, con intervención de peritos.
<Notas del Editor>
– En criterio del editor, para la interpretación de este artículo debe tenerse en cuenta lo
dispuesto por el artículo 427 del Código de Procedimiento Civil, modificado por el
artículo 1o., numeral 230, del Decreto 2282 de 1989, el cual establece los asuntos que
se tramitarán por el procedimiento establecido para el proceso verbal de mayor y
menor cuantía, entre ellos, en el parágrafo 2o., numeral 12, expresamente incluye el
previsto eneste artículo del Código.
Si el asunto es de mínima cuantía, se tramitará por el procedimiento establecido para
el proceso verbal sumario en única instancia, de acuerdo con el artículo 435 del
Código de Procedimiento Civil, parágrafo 2o., modificado por el artículo 1o., numeral
239, del Decreto 2282 de 1989

ARTICULO 520. <DESAHUCIO AL ARRENDATARIO>. En los casos previstos en los


ordinales 2o. y 3o. del artículo 518, el propietario desahuciará al arrendatario con no
menos de seis meses de anticipación a la fecha de terminación del contrato, so pena
de que éste se considere renovado o prorrogado en las mismas condiciones y por el
mismo término del contrato inicial. Se exceptúan de lo dispuesto en este artículo los
casos en que el inmueble sea ocupado o demolido por orden de autoridad
competente.

ARTICULO 521. <PREFERENCIA DE ANTERIOR ARRENDATARIO EN LOCALES


RECONSTRUIDOS>. El arrendatario tendrá derecho a que se le prefiera, en igualdad
de circunstancias, a cualquier otra persona en el arrendamiento de los locales
reparados, reconstruidos o de nueva edificación, sin obligación de pagar primas o
valores especiales, distintos del canon de arrendamiento, que se fijará por peritos en
caso de desacuerdo.

PARÁGRAFO. Para los efectos de este artículo, el propietario deberá informar al


comerciante, por lo menos con sesenta días de anticipación, la fecha en que pueda
entregar los locales, y este deberá dar aviso a aquél, con no menos de treinta días de
anterioridad a dicha fecha, si ejercita o no el derecho de preferencia para el
arrendamiento.
Si los locales reconstruidos o de la nueva edificación son en número menor que los
anteriores, los arrendatarios más antiguos que ejerciten el derecho de preferencia
excluirán a los demás en orden de antigüedad.

ARTICULO 522. <CASOS DE INDEMNIZACIÓN DEL ARRENDATARIO>. Si el


propietario no da a los locales el destino indicado o no da principio a las obras dentro
de los tres meses siguientes a la fecha de la entrega, deberá indemnizar al
arrendatario los perjuicios causados, según estimación de peritos. Igual indemnización
deberá pagarle si en esos mismos casos arrienda los locales, o los utiliza para
establecimientos de comercio en que se desarrollen actividades similares a las que
tenía el arrendatario.

En la estimación de los perjuicios se incluirán, además del lucro cesante surgido por el
comerciante, los gastos indispensables para la nueva instalación, las indemnizaciones
de los trabajadores despedidos con ocasión de la clausura o traslado del
establecimiento y el valor actual de las mejoras necesarias y útiles que hubiere hecho
en los locales entregados.

El inmueble respectivo quedará especialmente afecto al pago de la indemnización, y la


correspondiente demanda deberá ser inscrita como se previene para las que versan
sobre el dominio de inmuebles.

ARTICULO 523. <SUBARRIENDO Y CESIÓN DE CONTRATO DE


ARRENDAMIENTO>. El arrendatario no podrá, sin la autorización expresa o tácita del
arrendador, subarrendar totalmente los locales o inmuebles, ni darles, en forma que
lesione los derechos del arrendador, una destinación distinta a la prevista en el
contrato.

El arrendatario podría subarrendar hasta la mitad los inmuebles, con la misma


limitación.

La cesión del contrato será válida cuando la autorice el arrendador {o sea


consecuencia de la enajenación del respectivo establecimiento de comercio}.
ARTICULO 524. <CARÁCTER IMPERATIVO DE ESTAS NORMAS>. Contra las
normas previstas en los artículos 518 a 523, inclusive, de este Capítulo, no producirá
efectos ninguna estipulación de las partes.

Capítulo II

Operaciones Sobre Establecimientos de Comercio

ARTICULO 525. <PRESUNCIÓN DE ENAJENACIÓN DE ESTABLECIMIENTO DE


COMERCIO COMO UNIDAD ECONÓMICA>. La enajenación de un establecimiento
de comercio a cualquier título se presume hecha en bloque o como unidad económica
sin necesidad de especificar detalladamente los elementos que lo integran.

ARTICULO 526. <REQUISITOS PARA LA ENAJENACIÓN>. La enajenación se hará


constar en escritura pública o en documento privado reconocido por los otorgantes
ante funcionario competente para que produzca efectos entre las partes.

ARTICULO 527. <ENTREGA DE BALANCE Y RELACIÓN DE PASIVOS EN LA


ENAJENACIÓN>.El enajenante deberá entregar al adquirente un balance general
acompañado de una relación discriminada del pasivo, certificados por un contador
público.

ARTICULO 528. <RESPONSABILIDAD DEL ENAJENANTE Y ADQUIRENTE –


RESPONSABILIDAD SOLIDARIA>. El enajenante y el adquirente del establecimiento
responderán solidariamente de todas las obligaciones que se hayan contraído hasta el
momento de la enajenación en desarrollo de las actividades a que se encuentre
destinado el establecimiento, y que consten en los libros obligatorios de contabilidad.

La responsabilidad del enajenante cesará trascurridos dos meses desde la fecha de la


inscripción de la enajenación en el registro mercantil siempre que se hayan cumplido
los siguientes requisitos:

1) Que se haya dado aviso de la enajenación a los acreedores por medio de


radiograma o cualquier otra prueba escrita;
2) Que se haya dado aviso de la transferencia en general a los acreedores en un diario
de la capital de la República y en uno local si lo hubiere ambos de amplia circulación, y
3) Que dentro del término indicado en el inciso primero no se hayan opuesto los
acreedores a aceptar al adquirente como su deudor.

PARÁGRAFO. El acreedor del enajenante que no acepte al adquirente como su


deudor deberá inscribir la oposición en el registro mercantil dentro del término que se
le concede en este artículo.

ARTICULO 529. <RESPONSABILIDAD POR OBLIGACIONES QUE NO CONSTEN


EN LOS LIBROS>. Las obligaciones que no consten en los libros de contabilidad o en
documento de enajenación continuará a cargo del enajenante del establecimiento,
pero si el adquirente no de muestra buena fe exenta de culpa, responderá
solidariamente con aquél de dichas obligaciones.

ARTICULO 530. <OPOSICIÓN DE ACREEDORES>. Los acreedores que se opongan


tendrán derecho a exigir las garantías o seguridades del caso para el pago de sus
créditos y si éstas no se prestan oportunamente, serán exigibles aún las obligaciones
a plazo. Este derecho sólo podrá ejercitarse dentro de los dos meses siguientes a la
fecha del registro de la enajenación del establecimiento.

ARTICULO 531. <INEXACTITUD DE LIBROS DE CONTABILIDAD EN LA


ENAJENACIÓN>. Si la enajenación se hiciere con base en los libros de contabilidad y
en éstos resultaren inexactitudes que impliquen un menor valor del establecimiento
enajenado, el enajenante deberá restituir al adquirente la diferencia del valor
proveniente de tales inexactitudes, sin perjuicio de la indemnización a que haya lugar.

La regulación de la diferencia de valor y de los perjuicios se hará por peritos.


Esta acción prescribe en seis meses.

ARTICULO 532. <PRENDA DE ESTABLECIMIENTO DE COMERCIO>. La prenda de


un establecimiento de comercio podrá hacerse sin desapoderamiento del deudor.

A falta de estipulación se tendrán como afectos a la prenda todos los elementos


determinados en el artículo 516 con excepción de los activos circulantes.
Cuando la prenda se haga extensiva a tales activos, los que se hayan enajenado o
consumido se tendrán como subrogados por los que produzcan o adquieran en el
curso de las actividades del establecimiento.

ARTICULO 533. <ARRENDAMIENTO, USUFRUCTO Y ANTICRESIS DE


ESTABLECIMIENTO DE COMERCIO>. Los establecimientos de comercio podrán ser
objeto de contrato de arrendamiento usufructo anticresis y cualesquiera operaciones
que transfieran, limiten o modifiquen su propiedad o el derecho a administrarlos con
los requisitos y bajo las sanciones que se indican en el artículo 526.

El cerebro (del latín cerebrum, con su raíz indoeuropea «ker», cabeza, en lo alto de la
cabeza y «brum», llevar; teniendo el significado arcaico de lo que se lleva en la
cabeza) es un término muy general y se entiende como el proceso de centralización
y cefalización del sistema nervioso de mayor complejidad del reino animal.1
El cerebro se encuentra situado en la cabeza; por lo general, cerca de los principales
órganos de los sentidos como la visión, la audición, el equilibrio, el gusto y el olfato.
Corresponde, por tanto, al encéfalo de los humanos y otros vertebrados y se subdivide
en cerebro anterior, medio y posterior. En otros animales, como
los invertebradosbilaterales, se entiende como cerebro a una serie de ganglios
alrededor del esófago en la parte más anterior del cuerpo (véase protóstomos e
hiponeuros) comprendidos por el protocerebro, deutocerebro y tritocerebro
en artrópodos, ganglios cerebral, pleural y pedial en moluscos gasterópodos y masas
supraesofágica y subesofágica en moluscos cefalópodos. También poseen cerebros
muy arcaicos o simples bilaterales como platelmintos, nemátodos o hemicordados. Sin
embargo, hay bilaterales que muestran muy pocos rasgos distintivos de cefalización
como los bivalvos o briozoos. En algunas especies de invertebrados no existe un
cerebro por carecer completamente de sistema nervioso, como los poríferos,
los placozoos, los mesozoos, y otros, aunque poseen un sistema nervioso, carecen de
rasgos definidos de centralización o cefalización al mostrar simetrías no bilaterales
como los cnidarios, ctenóforos o equinodermos.2
Desde un punto de vista evolutivo y biológico, la función del cerebro como órgano, es
ejercer un control centralizado sobre los demás órganos del cuerpo. El cerebro actúa
sobre el resto del organismo por la generación de patrones de actividad muscular o
por la producción y secreción de sustancias químicas llamadas hormonas. Este control
centralizado permite respuestas rápidas y coordinadas ante los cambios que se
presenten en el medio ambiente. Algunos tipos básicos de respuesta tales como
los reflejos pueden estar mediados por la médula espinal o los ganglios periféricos,
pero un sofisticado control intencional de la conducta sobre la base de la información
sensorial compleja requiere la capacidad de integrar la información de un cerebro
centralizado.
El cerebro de los vertebrados es el órgano más complejo del cuerpo. En un humano
típico, la corteza cerebral (la parte más grande) se estima que contiene 10 mil millones
de neuronas y todo el cerebro contiene entre 86-100 mil millones de neuronas,3
transmitiendo sus mensajes a otras neuronas mediante la sinapsis. Estas neuronas se
comunican con otras a través de fibras largas de protoplasma llamadas axones, las
cuales llevan trenes de impulsos eléctricos denominados potenciales de acción a
partes distantes del cerebro o del cuerpo teniendo como blanco receptores
específicos.
Desde una perspectiva filosófica, lo que hace al cerebro especial en comparación con
los otros órganos, es que forma la estructura física que genera la mente.
Como Hipócrates argumentaba: «Los hombres deberían saber que del cerebro y nada
más que del cerebro vienen las alegrías, el placer, la risa, el ocio, las penas, el dolor,
el abatimiento y las lamentaciones.» Sin embargo del corazón figurado y de sus
emociones proceden ciertas sensaciones concretas como el gozo, el amor y el
contentamiento.
Durante las primeras etapas de la psicología, se creyó que la mente debía separarse
del cerebro. Sin embargo, posteriormente, los científicos realizaron experimentos que
llegaron a determinar que la mente era un componente en el funcionamiento cerebral,
por la expresión de ciertos comportamientos basados en su medio ambiente externo y
el desarrollo de su organismo.4 Los mecanismos por los cuales la actividad cerebral da
lugar a la conciencia y al pensamiento son muy difíciles de comprender: a pesar de los
múltiples y rápidos avances científicos, mucho acerca de cómo funciona el cerebro
sigue siendo un misterio. En la actualidad, las operaciones de las células cerebrales
individuales son comprendidas con más detalle, pero la forma en que cooperan entre
los conjuntos de millones ha sido muy difícil de descifrar. Asimismo, los enfoques más
prometedores tratan el cerebro como una «computadora biológica», totalmente
diferente en el mecanismo de las computadoras electrónicas, pero similar en el sentido
que adquieren la información del mundo circundante, la almacenan y la procesan de
múltiples formas.
Sin embargo, pese a ser uno de los órganos más estudiados, se han desarrollado una
serie de conceptos erróneos que han llegado a ser asimilados por la sociedad como
correctos; como es el caso de la leyenda que dice, que los humanos solamente
utilizamos un 10 % del cerebro.5
En este artículo se comparan las propiedades de los cerebros de toda la gama de
especies animales, con una mayor atención en los vertebrados. Así como también la
medida en que el cerebro humano comparte propiedades con los otros cerebros. Sin
embargo, las formas en las que el cerebro difiere de otros tipos de cerebro están
cubiertas en el artículo cerebro humano. Varios temas que podrían incluirse aquí son
cubiertos en el artículo en sí, puesto que se puede decir que poseen un «contexto
humano». El más importante es la enfermedad del cerebro y los efectos del daño
cerebral, incluidos en el artículo cerebro humano, porque las enfermedades más
comunes del cerebro humano, bien no aparecen en otras especies, o bien se
manifiestan de diferentes maneras.
El cerebro es el mayor órgano del sistema nervioso central y forma parte del centro de
control de todo el cuerpo. También es responsable de la complejidad, el origen y
funcionamiento del pensamiento, la memoria, las emociones, el habla y el lenguaje.
En los vertebrados el cerebro se encuentra ubicado en la cabeza, protegido por
el cráneo y en cercanías de los aparatos sensoriales primarios del tacto, la visión, el
oído, el olfato, el gusto y el sentido del equilibrio. Corresponde a la división anterior del
encéfalo, el telencéfalo, que a su vez se divide en él.
Los cerebros son sumamente complejos. La complejidad de este órgano emerge por la
naturaleza de la unidad que nutre su funcionamiento: la neurona. Estas se comunican
entre sí por medio de largas fibras protoplasmáticas llamadas axones, que transmiten
trenes de pulsos de señales denominados potenciales de acción a partes distantes del
cerebro o del cuerpo depositándolas en células receptoras específicas.
Los cerebros controlan el comportamiento activando músculos, o produciendo la
secreción de químicos tales como hormonas. Aun organismos unicelulares pueden ser
capaces de obtener información de su medio ambiente y actuar en respuesta a ello.6
Las esponjas que no poseen un sistema nervioso central, son capaces de coordinar
las contracciones de sus cuerpos y hasta su locomoción.7
En el caso de los vertebrados, la espina dorsal contiene los circuitos neuronales
capaces de generar respuestas reflejas y patrones motores simples tales como los
necesarios para nadar o caminar.8 Sin embargo, el comportamiento sofisticado basado
en el procesamiento de señales sensitorias complejas requiere de las capacidades de
integración de información con que cuenta un cerebro centralizado.
El cerebro humano es el órgano central del sistema nervioso, localizado en la cabeza
del ser humano y protegido por el cráneo. Tiene la misma estructura general y
anatomía que el cerebro de otros mamíferos, pero con un cortex cerebral más
desarrollado.

El lóbulo parietal es uno de los cuatro mayores lóbulos de la corteza cerebral de los
mamíferos.
El lóbulo parietal es, dentro de los lóbulos cerebrales, el que ocupa la zona que recae
bajo el hueso parietal, es decir, en las partes medias y laterales de la cabeza, los
mayores entre los que forman el cráneo. Se trata de la zona cerebral que está
encargada especialmente de recibir las sensaciones de tacto, calor, frío, presión,
dolor, y coordinar el equilibrio. Cuando se lesiona, da anestesia en el brazo y pierna
del lado opuesto, a veces con dolores y epilepsias sensitivas, y desequilibrios de
balance. La lesión del lado izquierdo da trastornos en el lenguaje, dificultad para leer y
dificultad para realizar cálculos matemáticos.
El lóbulo frontal (nombre en latín: lobus frontalis) es un área de la corteza cerebral de
los vertebrados. En los seres humanos está localizado en la parte anterior del cerebro.
Los lóbulos temporales están localizados debajo y detrás de los lóbulos frontales. Los
lóbulos frontales son los más "modernos" filogenéticamente. Esto quiere decir que
solamente los poseen de forma desarrollada los animales más complejos, como los
vertebrados y en especial los homínidos. En el lóbulo frontal se encuentra el área de
Broca, encargada de la producción lingüística y oral. También se dan los movimientos
de los órganos fonoarticulatorios.

Los lóbulos occipitales son el centro de nuestro núcleo ortimáxico central sistema
visual de la percepción. Reciben información visual de esta área, desde donde esta
información va a otras zonas cerebrales que se especializan en temas como la
identificación de palabras.1
No son particularmente vulnerables a lesiones debido a su localización en la parte
posterior del cerebro, aunque cualquier trauma significativo en el cerebro podría
producir cambios sutiles en nuestro sistema visual-perceptivo, lo que genera defectos
y escotomas del campo de visión. La región de Peristriate del lóbulo occipital está
involucrada en el procesamiento visual espacial, discriminación del movimiento y
discriminación del color. (Westmoreland et al., 0994). Un daño en un lado del lóbulo
occipital podría causar la pérdida homónima de visión con exactamente el mismo
campo cortado dentro de ambos ojos. Los trastornos del lóbulo occipital pueden
causar alucinaciones e ilusiones visuales(imágenes visuales sin estímulos externos)
pueden causarse por lesiones en la región occipital o asimientos temporales del
lóbulo. Las ilusiones visuales (percepciones torcidas) pueden tomar la forma de
objetos que parecen más grandes o más pequeños de lo que son realmente, objetos
que carecen de color u objetos que tienen coloración anormal. Las lesiones en el área
parietal-temporal-occipital de la asociación pueden causar ceguera de la palabra con
debilitaciones de la escritura.
El lóbulo occipital es un lóbulo ubicado en la zona posterior del cerebro de
los mamíferos, encargado de procesar las imágenes. Los lóbulos son las zonas
específicas que se distinguen de cada hemisferio del cerebro. En los lóbulos se hallan
las áreas o centros nerviosos que regulan importantes funciones tales como:

 La elaboración del pensamiento y la emoción.


 La interpretación de imágenes (reconocimiento de imágenes)
 Visión
 Reconocimiento espacial
 Discriminación del movimiento y colores.
 El lóbulo temporal es una parte del cerebro, localizada frente al lóbulo occipital,
aproximadamente detrás de cada sien, que desempeña un papel importante en
tareas visuales complejas, como el reconocimiento de caras. Es la "corteza
primaria de la audición" del cerebro. El lóbulo temporal se ocupa de varias
funciones, incluido el lenguaje. Cuando se escucha música, o habla a alguien
esta región está tratando de descifrar la información. El procesamiento de
información de audio y memoria auditiva se gestionan aquí.1 Es decir, recibe y
procesa información procedente de los oídos, también contribuye al equilibrio, y
regula emociones y motivaciones como la ansiedad, el placer y la ira.
 El lóbulo temporal medial, que forma parte del lóbulo temporal, incluye un
sistema de estructuras anatómicamente relacionadas que son básicas para la
memoria declarativa (el recuerdo consciente de hechos y eventos), que incluye
la región hipocampal (los campos CA, el giro dentado y el complejo subicular) y
las cortezas perirrinal, entorrinal y parahipocampal adyacentes. Este sistema
está relacionado fundamentalmente con la memoria, funciona junto con la
neocorteza para establecer y mantener una memoria a largo plazo y, por
último, a través de un proceso de consolidación, se vuelve independiente de la
memoria a largo plazo, aunque siguen existiendo dudas acerca del papel de las
cortezas perirrinal y parahipocampal en este proceso y respecto a la memoria
espacial en los roedores. Los datos de la neurofisiología, las neuroimágenes y
la neuroanatomía señalan que hay una división de trabajo dentro del lóbulo
temporal medial. Sin embargo, la información disponible no apoya las
dicotomías simples entre las funciones del hipocampo y la corteza temporal
medial, dicotomías como, por ejemplo, memoria asociativacontra memoria no
asociativa, memoria episódica contra memoria
semántica y recuerdo (recollection) contra familiaridad (reconocimiento).
 En el área fusiformedel lóbulo temporal existe una red cerebral que se activa
ante la presencia de un rostro y estaría implicada en la codificación estructural
de la información facial.
El cerebelo es una región del encéfalo cuya función principal es de integrar las vías
sensitivas y las vías motoras. Existe una gran cantidad de haces nerviosos que
conectan el cerebelo con otras estructuras encefálicas y con la médula espinal. El
cerebelo integra toda la información recibida para precisar y controlar las órdenes que
la corteza cerebral envía al aparato locomotor a través de las vías motoras. Es el
regulador del temblor fisiológico.
Por ello, lesiones a nivel del cerebelo no suelen causar parálisis pero sí desórdenes
relacionados con la ejecución de movimientos precisos, mantenimiento del equilibrio,
la postura y aprendizaje motor. Los primeros estudios realizados por fisiólogos en
el siglo XVIII indicaban que aquellos pacientes con daño cerebelar mostraban
problemas de coordinación motora y movimiento. Durante el siglo XIX comenzaron a
realizarse los primeros experimentos funcionales, causando lesiones o ablaciones
cerebelares en animales. Los fisiólogos observaban que tales lesiones generaban
movimientos extraños y torpes, descoordinación y debilidad muscular. Estas
observaciones y estudios llevaron a la conclusión de que el cerebelo era un órgano
encargado del control de la motricidad.1 Sin embargo, las investigaciones modernas
han mostrado que el cerebelo tiene un papel más amplio, estando así relacionado con
ciertas funciones cognitivas como la atención y el procesamiento del lenguaje,
la música, el aprendizaje y otros estímulos sensoriales temporales.
El puente troncoencefálico, también llamado protuberancia anular o puente de Varolio,
([TA]: Pons) es la porción del tronco del encéfalo que se ubica entre el bulbo
raquídeo y el mesencéfalo.
Es el segmento más prominente del tronco del encéfalo. Contiene en su núcleo, una
porción de la formación reticular, incluyendo algunos núcleos que al parecer son
importantes para el sueño y el alertamiento. Tiene como función conectar
el mesencéfalo y el bulbo raquídeo con estructuras superiores como los hemisferios
del cerebro o el cerebelo.
El bulbo raquídeo o médula oblonga es el más bajo de los tres segmentos del tronco
del encéfalo, situándose entre el puente troncoencefálico o protuberancia anular, por
arriba, y la médula espinal, por debajo. Presenta la forma de un cono truncado de
vértice inferior, de tres centímetros de longitud aproximadamente. Sus funciones
incluyen la transmisión de impulsos de la médula espinal al encéfalo. También se
controlan las funciones cardiacas, respiratorias, gastrointestinales y vasoconstrictoras.