You are on page 1of 2

Alumno: Hugo Zacapantzi Quintero

Catedrático: Ricardo Olivares Talavera


Asignatura: Historiografía Contemporánea II

Análisis historiográfico de El Mediterráneo y el mundo mediterráneo en la época de


Felipe II de Fernand Braudel

Una de las innovaciones introducidas por Fernand Braudel en su obra El Mediterráneo y el


mundo mediterráneo en la época de Felipe II es el de las explicaciones de carácter
estructural en el marco de la larga duración lo que generará una historia de tipo estructural,
global o historia total. En relación al tiempo, Braudel hablará de distintos ritmos a los que
se mueve la historia, alegando tres tipos de duración: la larga duración propia de las
estructuras, la mediana duración de las coyunturas y la corta duración de los
acontecimientos.

Primeramente los procesos y estructuras de larga duración histórica, que corresponden a las
realidades persistentes dentro de la historia que inciden efectivamente en los procesos
humanos, y que se constituyen como verdaderos protagonistas determinantes del devenir
específico de las sociedades. La primera parte del libro está pues consagrada a esa
geografía particular que sustenta Braudel, donde el Mediterráneo como espacio es el dueño
y protagonista de la historia misma, condicionándola y determinándola y Braudel lo define
dándole características y atributos propios.

En segundo lugar, la mediana duración, es decir las distintas coyunturas económicas,


políticas, sociales, culturales, en referencia a las realidades que se viven durante varios
años, lustros, e incluso décadas. Estos aspectos se examinan en la segunda parte del libro en
donde Braudel se interesa por explicar a las estructuras sociales como provistas de
mecanismos que soportan bastante bien el paso del tiempo, pero que además son lo
suficientemente flexibles como para permitir que sufran cambios y transformaciones.

Y finalmente, los acontecimientos o sucesos de corta duración, que definen su temporalidad


a la medida del acontecer cotidiano, es decir de los eventos («historia evenementielle»). Se
trata como establece Braudel, del tiempo cortado a la medida del individuo de sus
experiencias más inmediatas. Este tipo de análisis se presenta en la Tercera parte del libro,
donde sobresalen los acontecimientos, nombres, batallas y personajes. Sin embargo, no se
trata de una historia tradicional, pues las estructuras están presentes, aunque de manera
particular, incidiendo sobre los hombres y condicionándolos en muchas formas.

El Mediterráneo refleja una serie de preceptos paradigmáticos de la Segunda generación de


Annales como son: la interdisciplinariedad ejemplificada en las múltiples ramas de la
ciencias (geografía, sociología, psicología) a las que tiene que recurrir Braudel para dar una
explicación de los hechos históricos; la historia total, que se deja ver en el conjunto de
enfoques desde los que mira al mundo Mediterráneo; y las influencias del marxismo,
sobretodo en la segunda parte de su obra cuando hace un análisis de la sociedad a partir de
un estudio de las clases sociales que la componían.

Para el filósofo Paul Ricoeur, aunque la historia de Braudel rechaza explícitamente una
historia narrativa de los acontecimientos, se pueden identificarse personajes centrales y
puntos neurálgicos clave. Hay una narrativa implícita pues la historia de Braudel habla del
“...ocaso de lo mediterráneo como un héroe colectivo en el escenario de la historia
mundial...”.1 El análisis de Ricoeur se enfoca pues en una análisis basado en las formas de
lectura de un texto más que en la forma literal que éste presenta.

Bibliografía:

Braudel, Fernand, El Mediterráneo y el mundo mediterráneo en la época de Felipe II,


traducción de Mario Monteforte Toledo, Wenceslao Roces y Vicente Simón, México, FCE,
1987.

Rosaldo, Renato, Cultura y verdad: La reconstrucción del análisis social, Quito, Abya-
Yala, 2000, p.160.

1
Renato Rosaldo, Cultura y verdad: La reconstrucción del análisis social, Quito, Abya-Yala, 2000, p.160.