You are on page 1of 10

LEY PARA EL CONTROL DE VENTA Y CONSUMO DE BEBIDAS ALCOHÓLICAS EN EL

ESTADO DE QUINTANA ROO


Publicada en el Periódico Oficial el 15 de Enero de 1991
DECRETO NÚMERO 16

LEY PARA EL CONTROL DE VENTA Y CONSUMO DE BEBIDAS ALCOHÓLICAS EN EL


ESTADO DE QUINTANA ROO

CAPITULO I

Objetivo y Fines

Artículo 1º.- Esta Ley tiene por objeto determinar las normas a que deberán sujetarse los
establecimientos y locales donde se expendan y consuman bebidas alcohólicas en la jurisdicción
del Estado de Quintana Roo, y combatir el clandestinaje.

Artículo 2º.- Las bebidas a que se refiere esta Ley son todas aquellas que contengan más del 2%
de alcohol.

Artículo 3º.- Corresponde al Gobernador del Estado, a través de la Secretaría de Finanzas, y a los
Presidentes Municipales a través de sus respectivas Tesorerías la aplicación de esta Ley, teniendo
como autoridad auxiliar a las direcciones de Seguridad Pública Estatal y Municipales.

Artículo 4º.- Sólo podrán venderse al público bebidas alcohólicas en los establecimientos y locales
autorizados por esta Ley y que cuenten con la patente expedida por el Gobernador del Estado y la
licencia de Funcionamiento otorgada por la Secretaría de Finanzas y la Autoridad Municipal
correspondiente, así como la totalidad de los documentos fiscales requeridos.

Las modalidades de giros en que se podrá autorizar la venta de bebidas alcohólicas, son las
siguientes:

I. Venta de cervezas exclusivamente con alimentos;


II. Venta de cervezas en envase abierto;
III. Venta de cervezas en envase cerrado;
IV. Venta de cervezas, vinos y licores exclusivamente con alimentos;
V. Venta de cervezas, vinos y licores al copeo;
VI. Venta de cervezas, vinos y licores en envase cerrado.
CAPITULO II

De los Establecimientos

Artículo 5º.- Para los efectos de esta Ley los establecimientos y locales donde se expendan y
consuman bebidas alcohólicas se clasifican en:

I. Establecimientos específicos para la venta y consumo como son: cantinas, bares,


cervecerías, discotecas, cabarets y/o centros nocturnos, bar con alimentos rápidos y palapa -
bar;
II. Establecimientos no especificados, en donde en forma accesoria puedan venderse y
consumirse bebidas alcohólicas como son: restaurantes, centros sociales, Centros Turísticos
y clubes;
III. Locales donde pueda autorizarse en forma eventual y transitoria la venta y consumo de
bebidas para la realización de: bailes públicos, kermeses, ferias y eventos especiales. En
todos los casos deberá obtenerse el permiso correspondiente expedido por el Gobernador
del Estado;
IV. Establecimientos donde puedan venderse, más no consumirse, bebidas alcohólicas como
son: depósitos, tiendas de autoservicio, establecimientos comerciales con entrega a afiliados,
vinaterías, tiendas de abarrotes y sub-agencias;
V. Establecimientos en donde puedan venderse, más no consumirse, alcoholes sin necesidad
de autorización previa como son: boticas, droguerías, farmacias y tlapalerías.
Artículo 6º.- Cantina o bar es el establecimiento dedicado a la venta y consumo de bebidas
alcohólicas de cualquier graduación, sin ser obligatorio el consumo de alimentos.

Artículo 7º.- Cervecería es el establecimiento dedicado exclusivamente a la venta de cerveza al


menudeo en envase abierto.

Artículo 8º.- Discoteca es un centro de reunión y esparcimiento sano, con espacio destinado para
bailar, debiendo contar con música continua a través de discos, toca-cintas o cualquier otro
procedimiento electromecánico o electrónico que no entrañe la obligación del uso de música viva.

Artículo 9º.- Centro Nocturno y Cabaret, son los establecimientos que constituyen un centro de
reunión y esparcimiento sano, con espacio destinado para bailar, orquesta permanente y
presentación de por lo menos un espectáculo en vivo a la semana.

Artículo 10.- Bar con alimentos rápidos es el establecimiento situado en lugares de gran afluencia
turística, con áreas de servicio común de atención a viajeros o turistas en hoteles, centros
comerciales, de recreación y salas de espera, en los que se expendan bebidas de cualquier
graduación alcohólica incluyendo cervezas, así como una variedad de botanas.

Artículo 11.- Palapa-Bar es el establecimiento ubicado en playas, piscinas, o como extensión de


los servicios que prestan los hoteles y restaurantes de los centros turísticos.

Artículo 12.- Desarrollos Turísticos, son aquellos que por sus bellezas naturales, adaptaciones
arquitectónicas, tradición, folklore, infraestructura u otras circunstancias, constituyen sitios de
descanso y atracción para los turistas. Durante los días y horas en que ofrezcan servicios o
atracciones propias de sus condiciones naturales o artificiales podrá funcionar un departamento de
cantina o bar.

Artículo 13.- En todos los establecimientos sujetos a la presente Ley, se responsabiliza al


propietario de la negociación y a su operador o responsable del mismo, para preservar la paz
pública y evitar actos que afecten la vida privada de la comunidad en el lugar donde se encuentren
ubicados, y deberán reunir las condiciones de higiene que fijen la Ley y el Reglamento Estatal de
Salud, así como los de Construcción Inmobiliaria, que prevengan los Reglamentos respectivos y
los que expidan los Ayuntamientos de cada Municipio.

Artículo 14.- En los restaurantes y demás establecimientos que con motivo de esta Ley se obligan
a expender alimentos, sólo podrán venderse y/o consumirse cervezas, vinos de mesa y licores
exclusivamente con las comidas.

Para que un restaurante pueda expender bebidas alcohólicas sin los alimentos, deberá contar con
un anexo de bar durante los días y horas en que preste el servicio principal, así como con la
infraestructura e inversión que vaya acorde al desarrollo económico del Municipio donde se halle.

Además de los requisitos anteriores se tomará en cuenta su ubicación, calidad del servicio
principal, presentación y capital invertido.
Artículo 15.- Para los efectos de esta Ley, se entenderá por Club, aquel establecimiento que se
sostenga con la cooperación de sus socios y sirva para recreación de los mismos.

En estos establecimientos se podrá autorizar el funcionamiento de un bar, siempre que este


servicio se preste exclusivamente a socios e invitados, en los días y horas en que se proporcionen
los demás servicios propios de estos establecimientos. Las Autoridades podrán autorizar la
celebración de banquetes en los salones o áreas de servicio comunes de dichos establecimientos
y que en esos eventos se consuman bebidas alcohólicas, aún cuando asistan personas que no
sean socios, siempre que ello no desvirtúe la índole del club.

Artículo 16.- No se autorizará el funcionamiento de departamento de cantina, bar o cervecería en


los clubes, centros o instituciones exclusivamente dedicadas a actividades deportivas, de
mutualidad, cooperativas, culturales o de beneficencia, y sólo en los casos en que tuvieran servicio
de restaurante, la autoridad competente podrá autorizar la venta y consumo de cerveza, vinos y
licores en las condiciones que se establecen en la presente Ley y su Reglamento.

Artículo 17.- En los hoteles podrán funcionar establecimientos que expendan bebidas alcohólicas
cuando cuenten con las autorizaciones correspondientes que se contienen en esta Ley.

Artículo 18.- Los establecimientos en donde se podrá autorizar la venta y bebidas alcohólicas en
envase cerrado, mas no el consumo, son los siguientes:

I. Depósitos; únicamente podrán funcionar los que establezcan las fábricas con el carácter de
agencias, sucursales u oficinas de distribución, en los cuales exclusivamente podrá salir el
producto mediante pedidos efectuados por clientes que podrán ser establecimientos de este
giro y la entrega a domicilios o particulares;
II. Tiendas de autoservicio, son los establecimientos cuya función principal es expender al
público productos de uso y consumo, pudiendo accesoriamente vender bebidas de contenido
alcohólico. En estos establecimientos podrán enajenarse indistintamente cervezas vinos y
licores, para lo cual deberán reunir los siguientes requisitos:
Los autoservicios menores deberán contar con un área de cuando menos 30 metros
cuadrados de servicio al público.
Los autoservicios mayores deberán contar con un área de 300 metros cuadrados como
mínimo.
En ambos casos, dichos establecimientos deberán incluir cuando menos 5 giros comerciales
como son: Artículos básicos, carnes, frutas, carnes frías, leche y sus derivados, conservas,
ferreterías, tlapalería, locería, cristalería y otros, independientemente del destinado a vinos y
licores.
III. Establecimiento comercial, con entrega a afiliados; únicamente podrán efectuar entrega de
bebidas alcohólicas sobre pedidos que efectúen socios o afiliados al establecimiento
autorizado.
Artículo 19.- En las tiendas de autoservicio, deberán contar permanentemente con un 70% del
área del establecimiento con productos diferentes a las bebidas alcohólicas. En los casos en que
cuenten con neveras y/o enfriadores para bebidas alcohólicas, estas deberán ser a lo sumo en la
misma cantidad que para productos perecederos.

Artículo 20.- El Ejecutivo del Estado podrá ordenar la suspensión de actividades de los
establecimientos que se dediquen a la venta de bebidas alcohólicas los días de actividades cívicas;
independientemente de las fechas señaladas en las Leyes y Reglamentos diversos, Federales,
Estatales y Municipales.
Artículo 21.- No se concederá el permiso para el consumo de bebidas alcohólicas en las
kermeses, ferias o fiestas cuando se realicen en algún establecimiento docente.

Artículo 22.- En las boticas, droguerías y farmacias podrán venderse vinos medicinales y alcohol,
en las formas y proporciones que al carácter de tales establecimientos les está permitido por la
Legislación de Salud y su Reglamento.

Artículo 23.- En las tlapalerías sólo se expenderá alcohol no apto para el consumo humano y
destinado a usos industriales.

Artículo 24.- Fuera de los establecimientos y lugares a que se refieren los Artículos anteriores, no
podrán venderse al público bebidas alcohólicas. Queda especialmente prohibida su venta y
consumo en billares, academias de baile o centros deportivos.

Artículo 25.- Los establecimientos y locales donde se expendan y/o consuman bebidas
alcohólicas, sólo podrán estar abiertos al público los días que autorice la Autoridad Municipal y
sujetos al horario que reglamentariamente les sea señalado.

CAPITULO III

De las Patentes

Artículo 25.- Patente, es una cédula que otorga discrecionalmente el Titular del Ejecutivo, a
personas físicas o morales para que puedan dedicarse a la venta de bebidas alcohólicas, y que
previamente se requiere para los trámites de obtención de las Licencias de Funcionamiento Estatal
y Municipal correspondientes.

Artículo 27.- Para la obtención de la patente, los interesados o sus legítimos representantes
deberán presentar una solicitud por escrito dirigida al Gobernador del Estado, acompañada de los
siguientes documentos:

I. Solicitud describiendo nombre, registro federal de contribuyentes y domicilio del solicitante.


Si se trata de persona física deberá comprobar su nacionalidad mexicana y si es persona
moral deberá presentar copia certificada de la escritura pública de su acta constitutiva
debidamente inscrita y el nombramiento del Representante Legal o Apoderado;
II. Comprobante expedido por la Autoridad Sanitaria, de que el local posee los requisitos
exigidos por las Leyes y Reglamentos de la materia;
III. Croquis por medio del cual y en forma objetiva se precisen los datos de ubicación del
establecimiento;
IV. Certificado expedido por la Secretaría Estatal de Obras Públicas y Desarrollo Urbano, de que
el establecimiento de que se trate no contraviene las disposiciones de las Leyes,
Reglamentos y demás disposiciones correlativas de carácter Estatal, así como el
correspondiente que expida la Dirección de Obras Públicas del Municipio de que se trate. En
el caso de que la facultad estatal esté delegada a los Municipios, bastará el certificado que
expida la Dirección de Obras Públicas del mismo;
V. En el caso de extranjeros, copia certificada del documento que acredite su calidad migratoria
en el País y el documento que avale su capacidad financiera;
VI. Certificado de NO tener antecedentes penales, expedido por la Procuraduría General de
Justicia del Estado o Juzgado Penal de Primera Instancia de la Jurisdicción del solicitante,
con una antigüedad no mayor a treinta días a la fecha de la solicitud;
VII. Comprobante de la Secretaría de Finanzas, acreditando que el solicitante ha constituido un
depósito para garantizar las responsabilidades en que pueda incurrir por violaciones a la
presente Ley y su Reglamento. La cuantía del depósito será fijada previamente por el
Secretario de Finanzas, no pudiendo ser menor de 230 salarios mínimos ni mayor de 5,700
salarios mínimos vigente en la zona donde esté domiciliado;
VIII. Fotografías interiores y exteriores del local;
IX. Acreditar que tiene domicilio fiscal en el Estado, y con excepción de las personas que
presten un servicio exclusivamente turístico, calidad que deben demostrar, todas las demás
deberán acreditar una residencia en el Estado no menor de tres años;
X. Título de Propiedad del solicitante o Contrato de Arrendamiento por períodos de un año
durante un mínimo de cinco años;
XI. Presentar certificado de la calidad turística expedido por la Secretaría de Turismo, en los
casos en que el solicitante tenga su negociación en zonas turísticas o de desarrollo turístico.
Artículo 28.- En caso de que para la instalación del establecimiento no se tenga inmueble
construido o acondicionado, el solicitante deberá reunir los documentos mencionados en las
Fracciones II y IV del Artículo anterior, en base a la autorización del proyecto que para el efecto
presente ante las Autoridades correspondientes y deberá esperar el consentimiento respectivo de
las mismas para iniciar inversión alguna.

Artículo 29.- Cuando el propietario de un establecimiento de los que regula la presente Ley,
pretenda hacer cambio de nombre, domicilio o giro comercial en su Patente, deberá solicitarlo por
escrito al C. Gobernador Constitucional del Estado.

En el mismo acto en que el contribuyente entregue su documentación original para la tramitación


de cualquiera de los supuestos consignados anteriormente, la autoridad competente deberá
expedirle un permiso provisional de 30 días, término en el cual deberá contestarse la solicitud, en
el entendido de que si no hubiere respuesta se tendrá por denegada la misma.

Artículo 30.- El otorgamiento de Patentes es un acto discrecional del C. Gobernador del Estado.
Consecuentemente puede negarla o revocarla, cuando a su juicio así se requiera por razones de
orden público, faltas a la moral o las buenas costumbres, o cuando medie otro motivo de interés
general. La revocación se substanciará con audiencia al afectado, a quien se concederá el término
de cinco días contados a partir de la notificación para que exponga lo que a su derecho convenga.

Artículo 31.- Los establecimientos y locales donde se expendan y consuman bebidas alcohólicas,
únicamente podrán funcionar si cuentan con la Patente y las Licencias del Estado y del Municipio
respectivo.

Artículo 32.- Las causas por las que se puede cancelar una Patente son las siguientes:

I. No poner en servicio el giro mercantil para el que se expidió la patente en un plazo de 60


días naturales, contados a partir de la fecha de expedición de la patente, o por dejar de
funcionar el giro comercial por más de tres meses;
II. Por dejar de funcionar el giro comercial en el domicilio ubicado en la patente;
III. Por no explotarse directamente por el Titular de los derechos que la misma ampara;
IV. La patente es personal y domiciliada y sólo podrá ser transferida e incorporada a la unidad
económica que ampara, previa autorización de la Secretaría de Finanzas. Dicha patente
deberá estar en un lugar visible en el establecimiento comercial y deberá presentarse a la
Autoridad que lo requiera.
La cancelación de la patente es razón suficiente para que se ordene la clausura inmediata
del establecimiento.
Artículo 33.- No procede el dar curso a solicitud alguna de Licencia de Funcionamiento por parte
de la Autoridad Municipal correspondiente, si el interesado no exhibe la patente autorizada por el
Ciudadano Gobernador del Estado.

Artículo 34.- Los establecimientos que expendan bebidas de contenido alcohólico, que requieran
de patente para su actividad y que no cuenten con ella, dará lugar a la nulidad de pleno derecho de
las Licencias de Funcionamiento que les hubieren concedido.

Artículo 35.- Para el refrendo de las patentes será requisito presentar, además del pago del
derecho correspondiente, certificado de NO antecedentes penales expedido en los términos fijados
por la Fracción VI del Artículo 27 de esta Ley. Cuando el solicitante no presentare dicho
documento, se procederá como dispone el último párrafo del Artículo 32.

CAPITULO IV

De las Licencias y Refrendos

Artículo 36.- El Secretario de Finanzas y las Autoridades Municipales, en sus respectivas


jurisdicciones, otorgarán Licencias de Funcionamiento Estatal y Municipal respectivamente, a los
interesados que exhiban la patente expedida de conformidad con los requisitos señalados por esta
Ley, la Ley Orgánica Municipal y los Reglamentos respectivos.

Artículo 37.- Los anexos especiales de bar en hoteles, centros turísticos y restaurantes de primera
categoría, clubes y círculos sociales u otros lugares semejantes, para poder funcionar, necesitarán
de una licencia distinta a la de su giro principal y deberán organizar su departamento de bebidas
alcohólicas en tal forma, que puedan cerrarse sin necesidad de impedir el funcionamiento del
servicio principal.

Artículo 38.- También los restaurantes de otras categorías, y demás establecimientos autorizados
por esta Ley, necesitarán de licencia especial distinta a la de su giro principal, para vender
cervezas, vinos de mesa y licores con los alimentos.

Artículo 39.- Para obtener la Licencia de Funcionamiento de los establecimientos permitidos por
esta Ley, los interesados deberán presentar solicitud por escrito a la Presidencia Municipal
respectiva y a la Secretaría de Finanzas, conteniendo los siguientes datos:

I. Nombre completo del solicitante, registro federal de contribuyentes, nacionalidad, vecindad e


indicación precisa de su domicilio particular.
II. En caso de personas morales se incorporará la copia del testimonio notarial del acta
constitutiva, su Registro Federal de Contribuyentes y acreditamiento de la personalidad del
Apoderado o Representante Legal con los datos inicialmente señalados.
III. Ubicación y descripción circunstanciada del establecimiento;
IV. Denominación del establecimiento, quedando prohibido emplear nombres de naciones,
regiones, ciudades o poblaciones, instituciones, de héroes y prohombres y de aquellos que
sean lesivos para la moral o los sentimientos del pueblo mexicano; y
V. Capital en giro.
Artículo 40.- A la solicitud que se menciona en el Artículo anterior, deberán acompañarse los
siguientes documentos:

a. Copia certificada de la patente expedida por el Ciudadano Gobernador Constitucional del


Estado a favor de la persona física o moral solicitante;
b. Comprobante expedido por las Autoridades Sanitarias de que el local cuenta con los
requisitos exigidos por las Leyes y Reglamentos de la materia;
c. Croquis por medio del cual y en forma objetiva se precisen los datos de ubicación del
establecimiento;
d. Certificado de que el propietario, apoderado y/o representante legal, en el caso de
personas morales solicitantes, no tiene antecedentes penales y que sea expedido con una
antelación no mayor de 30 días a la fecha de la solicitud.
Artículo 41.- Para los refrendos de Licencias de Funcionamiento bastará la simple solicitud por
escrito, acompañada con la copia certificada de la patente vigente, y el comprobante de que el
solicitante ha cubierto los impuestos y derechos correspondientes.

En caso de cambio de local deberán satisfacerse en lo conducente, los requisitos que para su
establecimiento exigen las Leyes y Reglamentos referidos en el Artículo 27.

Artículo 42.- Contra el acuerdo de la Secretaría de Finanzas o de la Presidencia Municipal que


niegue la expedición de la Licencia de Funcionamiento o refrendo, o que revoque una Licencia en
vigor, por las causas establecidas en esta Ley, la Ley Orgánica Municipal y los Reglamentos
respectivos, no habrá más recurso que el de reconsideración administrativa.

Artículo 43.- El Gobernador del Estado y las Autoridades Municipales, en sus respectivas
jurisdicciones, tendrán en todo tiempo facultad y obligación de clausurar cualquiera de los
establecimientos a que alude esta Ley, cuando exista alguna razón de interés público o lo requiera
el orden y bienestar social o se violen normas que establecen dicha sanción.

CAPITULO V

De las Restricciones

Artículo 44.- No se otorgarán patentes para operar establecimientos en los que se consuman
bebidas alcohólicas, sea como giro principal o accesorio cuando el solicitante:

a. Sea Funcionario o Empleado Federal, Estatal o Municipal de cualquier categoría, o


desempeñe alguna Comisión pública;
b. Haya sufrido dentro de los últimos diez años, condena por alguno de los delitos siguientes:
homicidio, lesiones graves de carácter intencional, peculado, robo, fraude, contrabando,
abuso de confianza, violación, corrupción de menores y lenocinio;
El plazo a que esta fracción se refiere, se computará desde la fecha en que hayan
quedado compurgadas todas las sanciones impuestas.
c. Tenga antecedentes, durante los diez últimos años, de haber sido penado como dueño o
administrador de casas de juegos prohibidos o de prostitución o por la venta clandestina de
alcoholes o cerveza y/o de mercancías falsificadas;
d. Hubiere tenido la patente correspondiente y haya cedido sus derechos a terceras
personas, excepto cuando el Titular de la misma fallezca, en cuyo caso podrán transmitirse
los derechos a la sucesión, previa autorización del Ciudadano Gobernador del Estado.
Artículo 45.- Los extranjeros sólo podrán poseer o administrar establecimientos donde se vendan
bebidas alcohólicas, cuando su situación migratoria se los permita conforme a la Legislación
Federal vigente que incida en la materia y demás disposiciones relativas.

Artículo 46.- En caso de violación a lo dispuesto en el Artículo y capítulo anteriores, se negará la


Licencia o Refrendo o se revocará la que se hubiere concedido, debiéndose clausurar al mismo
tiempo el establecimiento.
Artículo 47.- En todos los establecimientos sujetos a la presente Ley, se deberá dar cumplimiento
a las normas publicitarias y reglamentos que al efecto expidan los Honorables Ayuntamientos.

CAPITULO VI

Obligaciones del Propietario

Artículo 48.- El Propietario de establecimientos a que se refiere esta Ley, deberá:

a. Tener su documentación fiscal a la vista, que deberá ser original o copia certificada ante
Notario;
b. Tener una leyenda en lugar visible que prohíba la entrada al mismo de menores de 18
años de edad y demás personas que los Reglamentos Municipales indiquen;
c. Destinar el local para el giro que establece la patente;
d. Resellar la patente dentro de los dos primeros meses de cada año, previa comprobación
del último pago de los impuestos Estatales y Municipales, Impuesto al Valor Agregado,
Impuesto sobre la Renta y las Licencias de Funcionamiento del año inmediato anterior, así
como el certificado de calidad turística en los giros que lo requieran.

CAPITULO VII

De las Prohibiciones

Artículo 49.- Con excepción de los departamentos especiales de consumo de bebidas alcohólicas
en hoteles, restaurantes, centros turísticos, clubes y círculos sociales u otros lugares semejantes, y
de los depósitos de vinos o de licores y de cervezas, queda prohibido otorgar Licencias o
Refrendos para el funcionamiento de establecimientos de venta y consumo de bebidas alcohólicas
en un radio de 150 metros de escuelas, templos, hospitales, cuarteles, cárceles, reformatorios,
centros exclusivamente deportivos, fábricas, talleres y oficinas en que presten sus servicios
trabajadores asalariados y/o servidores públicos.

En relación con los centros de trabajo ubicados fuera de las poblaciones, se estará a lo dispuesto
en la Ley Federal del Trabajo.

Artículo 50.- Se prohíbe a los dueños, poseedores, administradores y encargados de cantinas,


bares, cervecerías, discotecas, cabarets, centros turísticos, anexos de cantinas, bares o
cervecerías en clubes o círculos sociales, y en general establecimientos en donde se expendan
bebidas alcohólicas, lo siguiente:

e. Que haya juegos de cualquier especie con excepción de dominó y dados sin apuestas,
siempre que las mesas para estos juegos se encuentren en el mismo salón y se cubra el
impuesto correspondiente.
CAPITULO VIII

De las Sanciones por Violaciones a la Ley

Artículo 51.- Las sanciones por violación a la presente Ley, serán aplicadas sin perjuicio de las
que correspondan por violaciones al Reglamento Municipal de la materia, que con fundamento en
esta Ley y la Ley Orgánica Municipal expidan los Honorables Ayuntamientos.

Artículo 52.- Las violaciones a la presente Ley que constituyan delito se sancionarán conforme a
lo que disponga la Legislación Penal vigente en el Estado.
Artículo 53.- A juicio de la Autoridad competente, y dependiendo de la gravedad de la infracción,
podrá decretarse la clausura y el decomiso del producto en existencia descrito en esta Ley.
Asimismo, cuando la infracción constituya un delito, una vez acreditados los elementos de éste, el
Juez competente ordenará la clausura inmediata del establecimiento.

Artículo 54.- Son responsables de las infracciones a la presente Ley, los propietarios de los
establecimientos, sus Administradores o sus Representantes Legales y los Funcionarios y
Servidores Públicos Estatales o Municipales que contravengan las disposiciones que en la misma
se señalan, así como los que intervengan por cualquier medio en la preparación o ejecución de la
falta o ilícito.

Artículo 55.- Se sancionará con multa de 250 a 1,000 veces el salario mínimo, según la gravedad
de la falta, las infracciones a los Artículos 18, 22, 23 y 50.

Artículo 56.- Se sancionarán con multa de 500 a 2,500 veces el salario mínimo, según la gravedad
de la falta, las infracciones a los Artículos 13, 20, 24, 37 y 38, o a los establecimientos que
carezcan de los refrendos respectivos.

Quedará clausurado el establecimiento en tanto continúe la infracción atendiendo la naturaleza de


la misma.

Artículo 57.- Los casos de reincidencia se sancionarán aplicando el doble de la multa que se
hubiere impuesto con anterioridad al infractor y, en su caso, clausura del establecimiento y la
revocación de la patente.

Artículo 58.- Quienes pongan en servicio público establecimientos de expendio y consumo de


bebidas alcohólicas, sin obtener previamente la patente requerida por esta Ley, serán sancionados
con multa de 1,000 a 5,000 veces el salario mínimo vigente, debiendo ser clausurado el local en
forma inmediata.

Artículo 59.- A los propietarios, Administradores, Apoderados, Encargados o Representantes


Legales de los establecimientos que regula esta Ley, que transgredan las obligaciones contenidas
en el Artículo 48, se les impondrá multa de hasta 5,000 veces el salario mínimo, pudiendo incluso
clausurarse el establecimiento.

Artículo 60.- Para los efectos de esta Ley, se entiende por salario mínimo el vigente en la Entidad,
haciéndose la aclaración que si por motivos de zonificación hubieren 2 o más en el Estado, se
entenderá como vigente el que rija en la zona en que se cometa la infracción.

Artículo 61.- La acción administrativa para el castigo de las infracciones a la presente Ley,
prescribe en un plazo de cinco años, que se contarán a partir de la fecha en que sea conocida la
infracción.

Artículo 62.- Las sanciones por violación a la presente Ley, serán aplicadas por el Ciudadano
Gobernador del Estado, o por los Funcionarios que al efecto designe, oyendo a los presuntos
responsables, quienes podrán aportar las pruebas exculpantes, dentro de los cinco días hábiles
siguientes a la notificación de la sanción.

Artículo 63.- Todas las personas físicas y morales con domicilio legal en el Estado de Quintana
Roo, que se sientan afectadas en alguna forma, tendrán derecho para reclamar, aún
preventivamente, las violaciones a esta Ley y, en su caso, exigir la revocación de la patente y la
clausura del establecimiento, independientemente de los Titulares de Dependencias y Organismos
Públicos a quienes corresponda especialmente el ejercicio de estos derechos y acciones, al igual
que a los Directores de Hospitales, Hospicios, Escuelas, Bibliotecas, Cárceles, Reformatorios,
Jefes de Cuarteles; así como, a los Dueños, Administradores o Encargados de Talleres, Fábricas,
Teatros, Cines, Salones de Espectáculos y a los Sindicatos.

T R A N S I T O R I O S :

PRIMERO.- La presente Ley entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Periódico


Oficial del Estado de Quintana Roo.

SEGUNDO.- Se concede un plazo de 60 días contados a partir de la fecha de publicación de la


presente Ley, para que los Propietarios de los establecimientos en donde se expendan y
consuman bebidas alcohólicas, realicen las acciones correspondientes para que se regularicen
dichos establecimientos, acatando las disposiciones que de ella emanan.

TERCERO.- Se abrogan las disposiciones fiscales que se opongan a la presente Ley.

CUARTO.- El Ejecutivo del Estado y los Honorables Ayuntamientos, en sus respectivas


jurisdicciones, expedirán los Reglamentos correspondientes dentro de los 30 días siguientes a la
publicación de la presente Ley.

QUINTO.- Se abroga la Ley para el control de venta y consumo de bebidas alcohólicas en el


Estado de Quintana Roo, publicada en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado de Quintana
Roo, mediante el Decreto Número 76, de fecha 15 de Febrero de 1977.

SALÓN DE SESIONES DEL PODER EJECUTIVO, EN LA CIUDAD DE CHETUMAL, CAPITAL


DEL ESTADO DE QUINTANA ROO, A LOS DIEZ DÍAS DEL MES DE ENERO DE MIL
NOVECIENTOS NOVENTA Y UNO.

DIPUTADO PRESIDENTE
DIPUTADO SECRETARIO

RAMÓN S. NOVELO CÁRDENAS


ARMANDO ROBERTOS VIRNIEZ

EN CUMPLIMIENTO A LO DISPUESTO POR LA FRACCIÓN II DEL Artículo 91 DE LA


CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL ESTADO LIBRE Y SOBERANO DE QUINTANA ROO, Y PARA
SU DEBIDA PUBLICACIÓN Y OBSERVANCIA, EXPIDO EL PRESENTE EN LA RESIDENCIA DEL
PODER EJECUTIVO A LOS ONCE DÍAS DEL MES DE ENERO DE MIL NOVECIENTOS
NOVENTA Y UNO.

EL GOBERNADOR CONSTITUCIONAL DEL ESTADO


DR. MIGUEL BORGE MARTIN

EL SECRETARIO DE GOBIERNO
ING. JUAN M. MERCADER RODRÍGUEZ