You are on page 1of 2

e

TRASTORNO DISRUPTIVO DE LA
REGULACION DEL ESTADO DE ÁNIMO

DR. ALFONSO ESCAMILLA

PSIQUIATRÍA

EQUIPO 2:
 Alonso Reynosa Victoria Judith
 Aranza Pérez José Manuel
 Camacho Rodríguez Hayah
 Godínez Pérez Brenda Melany
 Gómez Abrajan Mariana
 Marín Díaz Popoca Claudia Leticia
 Rivera Valaguez Carlos Alfredo
 Torres Sánchez Rommel Usiel
 Velázquez Adán Sandra Karina
EQUIPO 2

TRASTORNO DISRUPTIVO DE LA REGULACION DEL ESTADO DE ÁNIMO


El trastorno disruptivo de la regulación del estado de ánimo (DMDD, por sus siglas en inglés)
es una afección en la que un niño es crónicamente irritable y experimenta estallidos
frecuentes y graves de humor que parecen estar sumamente fuera de proporción con la
situación en cuestión. El DDMD es trastorno creado para categorizar con más precisión a
algunos niños a los que se les diagnostico trastorno bipolar pediátrico, pero que no habían
experimentado períodos de estados de ánimo elevados, o manía. Accesos de depresión
graves y recurrentes que se manifiestan verbalmente y con comportamiento agresivo a
personas o cosas, con intensidad exagerada a la situación.

Síntomas y diagnóstico

Estallidos graves de humor graves y recurrentes (casa, escuela, compañeros) en respuesta a


estresores comunes que se producen, en promedio, tres o más veces por semana
El estado de ánimo del niño entre estallidos es de furia o irritación en forma consistente e
irascible la mayor parte del día y casi todos los días.
Este patrón de estallidos frecuentes, además de la ira o irritabilidad consistentes entre los
estallidos, continúa durante 12 o más meses, sin una interrupción en los síntomas de 3 o más
meses.
El comienzo en general va de los 6-10 años
Criterios del DSM5 No coexiste con trastorno negativo desafiante, explosivo intermitente,
bipolar.
-Puede coexistir con trastorno de depresión mayor, déficit de atención con hiperactividad,
trastorno de conducta, trastorno por consumo de sustancias.
Si hay síntomas de este trastorno y del trastorno negativista desafiante, se hace diagnóstico
del trastorno disruptivo de la regulación del estado de ánimo.
-Si nunca ha tenido un episodio maniaco o hipomaniaco, no se puede hacer el diagnóstico
-Los síntomas no se pueden atribuir a efectos fisiológicos de sustancias, afección médica o
neurológica.
Tratamiento

Existe limitada evidencia científica que oriente las decisiones en el tratamiento de estos
pacientes. Dada la falta de evidencia científica, el tratamiento del TDDEA actualmente está
determinado por la experiencia clínica, o basado en la evidencia limitada de tratamientos para
conductas específicas como la agresividad persistente o los accesos de cólera.
 Terapia conductual
 Farmacológico: Se han usado medicamentos estimulantes, medicamentos
antidepresivos como los inhibidores selectivos de recaptación de la serotonina y un tipo
de terapia conocida como análisis conductual aplicado. se han utilizado antipsicóticos
de segunda generación, como la risperidona.
Se ha observado que los adolescentes con un TND/trastorno de conducta y síntomas que
sugieren un TDDEA muestran una disminución de sus síntomas cuando son tratados con
divalproato de sodio un fármaco frecuentemente utilizado en el trastorno bipolar.
En la mayoría de los casos, los fármacos deberían combinarse con una TCC e intervenciones
para los padres, para optimizar los resultados.