You are on page 1of 5

UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DE PANAMÁ

FACULTAD DE INGENIERÍA MECÁNICA


TECNOLOGÍAS DE ENERGÍAS LIMPIAS
VERANO 2018

Estudiantes: Fecha: 6.02.2018


Águila, Rubiela 9-746-1463
Gollini, Constantino 20-70-2826
Rodríguez, Julio 6-718-1894
Rojas, Carolina 20-36-2514
Profesor: Orlando Aguilar Grupo: 1EM241

RESUMEN SOBRE ENERGÍA EÓLICA

El primer molino que se conoce era utilizado para la molienda de granos, de eje vertical y
originario de Persia.
Con el objeto de medir el viento se emplean instrumentos, tales como:
Anemómetros. Los hay de:

 Rotación: anemómetros de cazoletas, anemómetros de hélices, anemómetros de


canalones.
 Presión: anemómetro de Dines, anemómetro de Best Romani.
Anemómetro: de hilo caliente, los de efecto sónico, láser, SODAR de efecto Doppler,
de ultrasonidos.
Para un análisis minucioso de las características del viento es recomendable que los datos
se tomen a frecuencias iguales o mayores a 1 Hz y promedios en intervalos de 1 minuto.
Distribución de frecuencias de la velocidad del viento.
Uno de los métodos estadísticos para evaluar qué tanta energía se puede extraer del
viento, es la función de densidad de probabilidad. Ésta es simple y operativa[1], pues
reemplaza la tabla de distribución de frecuencias por una sola ecuación 𝑓(𝑣) y arroja
probabilidades de distintos sucesos. La más común es la función de densidad de Weibull
de dos parámetros. Siendo estos últimos el parámetro de forma (𝑘) y el de escala (𝑐).
Componentes.
Los aerogeneradores están compuestos por los siguientes subsistemas:
a. de captación: compuesto por el rotor (conjunto de palas y buje). Las palas se fabrican
de resinas de poliéster reforzadas con fibra de vidrio o fibra de carbono, dándole
ligereza y resistencia mecánica a las mismas. Para conocer si se trata de una maquina
lenta o rápida, se utiliza la relación entre la velocidad lineal en la punta de la pala del
rotor y la velocidad del viento, denominada 𝜆0 ; esto es, para 𝜆0 > 5 las maquinas son
rapidas y para 1 < 𝜆0 < 2 las máquinas son lentas.
Existen rotores multipala y rotores de hélice, los primeros son utilizados para bombear
agua, principalmente; mientras que los segundos, son utilizados para generar
electricidad, pues presentan mejores prestaciones aerodinámicas que los multipalas.
La potencia generada en el rotor de una turbina eólica, según la Ley de Betz, puede
ser determinada a partir de la ecuación dependiente de la velocidad del viento al cubo,
16
del área que encierra la trayectoria de las palas, multiplicado por 27; siendo éste último
el factor característico de la ley, que indica que no se puede convertir más del 59.3%
de la energía del viento en energía mecánica; sin embargo, como la potencia máxima
que generan las mejores turbinas no supera siquiera el 80% de la calculada por la
fórmula de Betz, la ecuación para potencia en lugar de ser multiplicada por el factor
anterior, se multiplica por un coeficiente de potencia del rotor 𝐶𝑝 .
De acuerdo a la configuración del rotor con respecto a la velocidad del viento, los
rotores se pueden clasificar en: barlovento (más comunes) y sotavento o
autoorientables. Desde el punto de vista de la orientación, los sotaventos son mejores;
no obstante, bajo esta configuración la torre de sustentación produce el llamado efecto
sombra, que a su vez da lugar a vibraciones en las palas y a fenómenos acústicos de
baja frecuencia[1].
b. de transmisión mecánica: dicha transmisión se da a partir del tren de potencia
compuesto por un árbol de baja y uno de alta velocidad, además de acoplamientos,
caja multiplicadora de engranes, frenos mecánicos y aerodinámicos. Las cajas suelen
disponer de engranajes de árboles paralelos o engranajes de árboles planetarios. Los
bujes pueden clasificarse en: rígidos, basculantes o de palas articuladas.
Por su parte, el freno mecánico se usa, comúnmente, para frenar la turbina cuando las
condiciones de viento no son las mejores para su funcionamiento. En este caso, los
frenos se ubican, ya sea en el árbol de baja o en el de alta velocidad; si se ubicasen,
en el lado de baja, el par torsor a frenar es alto en comparación con el que tendrían
que frenar en el árbol de alta. Sin embargo, de ubicarse en este último lado, los
engranajes de la caja multiplicadora sufrirían daños.
c. de generación eléctrica: el dispositivo principal de este subsistema es el generador,
que bien puede ser síncrono o asíncrono, osea, alternadores de inducción o
alternadores de excitación, respectivamente.
La energía eléctrica en un alternador asíncrono es producida cuando la velocidad de
giro originada en el árbol de salida es mayor que la velocidad de giro del campo
magnético de excitación originado en el estator[1]. En este tipo de generadores, se debe
considerar el deslizamiento (𝑆), el cual relaciona la velocidad de sincronismo (𝑛𝑠 ) con
la velocidad de giro del rotor (𝑛). La primera, depende del número de pares de polos
(𝑝) de la máquina y de la frecuencia de la corriente eléctrica (𝑓) medida en Hz. Entre
mayores sean los pares de polos, menor será la velocidad de sincronismo.
La energía para inducir el campo de excitación requerido en los asíncronos,
generalmente, es tomada de la red. Por el contrario, en los alternadores síncronos,
dicho campo magnético es inducido por electroimanes, ubicados en el rotor, cuya
corriente continua alimentadora se obtiene una vez se rectifique parte de la corriente
alterna generada en el estator.
Por su parte, las eólicas con generadores síncronos no poseen caja multiplicadora,
debido a que siempre giran a la velocidad de sincronismo y a una frecuencia
determinada, con solo aumentar los pares de polos se reduce la velocidad de
sincronismo.
Actualmente, es común la utilización de turbinas eólicas con generadores que operan
a velocidad constante y acoplados de manera directa a la red; sin embargo, existen
otras configuraciones, tales como:
 Aerogeneradores asíncronos operando a velocidad constante y conectados a la red
directamente.
 Aerogeneradores síncronos operando a velocidad variable con dispositivos
convertidores de corriente alterna a directa y viceversa, conectados a la red.
 Aerogeneradores asíncronos con controles de deslizamiento.
 Aerogeneradores síncronos operando a velocidad constante (poco usuales).
d. de orientación: Es necesaria la orientación del rotor situándolo siempre perpendicular
a la dirección del viento. Para esto existen dos sistemas de orientación: activa y pasiva.
Las turbinas que cuentan con el sistema de orientación activa normalmente poseen
rotores en dirección del viento (barlovento). Se utiliza información recopilada sobre
dirección del viento y posición de la turbina para realizar esta orientación con la ayuda
de un sistema de actuación generalmente hidráulico o eléctrico. Hoy en día para la
orientación activa, los fabricantes utilizan la orientación por motorreductores.
Los sistemas pasivos son aquellos que aprovechan las propias fuerzas aerodinámicas
para realizar la orientación. En este caso las turbinas pequeñas normalmente emplean
veletas en las cuales, si la velocidad del viento actúa sobre ellas, se genera un empuje
que obliga a la turbina a girar y colocar el rotor de forma perpendicular a la dirección
del viento.
e. de regulación: Tiene como función principal enlazar la operación de todos los
subsistemas para generar potencia de forma óptima. Este incrementa la captación de
energía cinética del viento y mejora la potencia generada, siempre garantizando el
seguro funcionamiento de la turbina.
Estos sistemas disponen principalmente de cadenas de medidas que monitorean el
viento y el funcionamiento de la maquina en general. Así también este sistema cuenta
con elementos que envían y reciben señales a los operadores de las centrales para
garantizar un óptimo funcionamiento.
Los elementos más importantes del control se dedican principalmente al control de
potencia, régimen de giro y de la orientación.
Este sistema puede intervenir en otros subsistemas, por ejemplo, para la regulación
de la velocidad de rotación y la potencia generada, incluso modificar características
aerodinámicas del propio rotor. La forma más eficiente para regular la máquina
consiste en modificar el ángulo de calaje de las palas; actualmente se utilizan motores
eléctricos en el inicio de cada aspa con ayuda de actuadores hidráulicos.
El par del generador puede ser regulado con la ayuda de convertidores electrónicos
de potencia.
f. de soporte: Está constituido por la góndola y la torre.
La góndola está formada por la estructura de acero en donde se ubican casi todos
los subsistemas de la máquina, y la carcasa especialmente construida para soportar
cualquiera adversidad atmosférica. Esta estructura de acero o bastidor es acoplada a
la torre por medio de rodamientos y la carcasa es generalmente hecha de fibra de
vidrio y poliéster con refuerzos de acero.
La torre eleva el rotor de la turbina respecto al nivel del suelo. La altura mínima de
la misma está condicionada por factores como el diámetro del rotor del subsistema de
captación, dificultada de instalación, entre otras.
Aplicaciones de la energía eólica
En la actualidad la aplicación común de esta energía es la generación de electricidad, sin
embargo, también son utilizadas estas turbinas (más pequeñas) para el bombeo mecánico
de agua. Cuando se emplea más de un generador se conoce como parque eólico. Estos
pueden ser de dos tipos: los conectados a la red eléctrica y los aislados y su diferencia
radica en que se utiliza la energía eléctrica.
También se pueden utilizar para los sistemas híbridos de generación con fotovoltaicas o
con grupos Diesel. Esto se utiliza en comunidades alejadas.
Parques eólicos conectados a la red
Para instalar un parque eólico, además de necesitar un estudio del viento de la región es
necesario la construcción de infraestructuras civiles, eléctricas y de control.
Infraestructuras
1. Civiles: Se consideran infraestructuras civiles a todas las edificaciones necesarias
para instalar el centro de control, ubicación de los servicios generales, protección de
estaciones transformadoras. También se consideran las cimentaciones de los propios
aerogeneradores, así como los caminos o rutas de acceso para movilizar los equipos.
2. Eléctricas: Comprenden todos los dispositivos y circuitos eléctricos que se requieren
para la interconexión del parque con la red.
3. De control: Esta es automática. Esto quiere decir que no necesita de personal para
realizar su trabajo. Esta cuenta son un software el cual es el encargado de velar con
el funcionamiento del parque. Tiene la misión de la conexión-desconexión del parque
a la red.
Parques eólicos en el mar
Existen muchas razones por las cuales se ha decidido ubicar estos parques en el mar.
Entre ellas, es el espacio que ocupan, ya que este no sería un problema para aquellos
países en donde se presentan limitaciones de suelo apto para parques eólicos. La
generación de energía en el mar es mayor debido a mayores intensidades de vientos,
siendo esta otra razón por la cual se ha ido implementando esta alternativa, aunque sus
costos de instalación sean mucho más altos.
Las tecnologías utilizadas en estas instalaciones son diferentes en ciertos aspectos debido
a que estos ambientes presentan características propias que deben manejar los parques.
Aerogeneradores y cimentaciones
La cimentación offshore es diferente en muchos sentidos, debido a que hay que considerar
otros factores como el oleaje, y la variación de la altura en las mareas. Las corrientes
marinas también generan cargas dinámicas sobre estas máquinas, las cuales hay que
considerar en los estudios previos. Los métodos utilizados para fijar los aerogeneradores al
suelo son: por gravedad, por monopilote y por trípode.
Costes del uso de la energía eólica
El mayor porcentaje del total de costo de un proyecto eólico lo representa la etapa de
instalación, seguidamente, la etapa de explotación; costo que será amortizado a lo largo de
los siguientes años de puesta en marcha del proyecto.
Los costes de inversión se dividen en costes de: infraestructura eléctrica, obra civil,
ingeniería y los aerogeneradores. Siendo estos últimos, el elemento que más valor
económico representa en la etapa de inversión. Esto es, alrededor de un 75% del costo
inicial tiene lugar en los aerogeneradores.
Por su parte, cada generador posee elementos constitutivos que hacen de él el elemento
más costoso del proyecto, dichos elementos son (distribución de costo en %): generador
(10%), torre de sustentación (20%), palas (20%), tren de potencia (15%), góndola (10%),
buje (5%), sistema de control (10%), montaje y demás (10%).
En la etapa de explotación se incluyen los costos de: alquiler de terrenos, seguros e
impuestos, gestión y administración, operación y mantenimiento. Estos últimos representan
alrededor de un 57% de los costos totales de dicha etapa.
Para instalaciones offshore, alrededor del 84% del costo total del proyecto se divide entre
los costos por aerogeneradores, costos por cimentación y estructura, y costos por conexión
a red; representando porcentajes de 30, 28 y 26%, respectivamente.
Para el año 2002, una planta eólica generaba energía eléctrica a precios comprendidos
entre los 3 y 5 centavos por kilovatio-hora; éstos incluían costos de explotación y el capital
de inversión. A través del tiempo, se ha experimentado que la disponibilidad del recurso es
alta, la potencia por unidad ha aumentado y los costos de inversión al igual que los de
producción han disminuido[2].
Impacto medioambiental
Los impactos producidos al ambiente por un complejo eólico instalado en un lugar
determinado son mínimos, entre ellos están: accidentes sobre las aves migratorias;
alteraciones sobre el paisaje (impacto visual); generación de ruido que suele estar ligado a
la intensidad del viento y cuya afectación humana dependerá de la cercanía al parque
eólico; y la erosión del suelo ocasionada por las excavaciones necesarias para las
cimentaciones.

Bibliografía
[1]. Carta, J., Calero, R., Colmenar, A., Castro, M., & Collado, E. (2013). Centrales de
Energías Renovables. Madrid, España: Pearson.

[2]. BUN-CA. (2002). Manuales sobre energías renovables, EÓLICA . San José, Costa Rica.