You are on page 1of 1

MEDIOS DE COMUNICACIÓN

La televisión. Uno de los grandes protagonistas de nuestros tiempos.


Existe un aparato de televisión en prácticamente cada casa del mundo,
emitiendo su contenido de variedades, noticias, entretenimiento y
publicidad a través de los millares de canales existentes.
La radio. La gran desplazada por el invento televisivo, ocupa hoy en día
un lugar en los vehículos de transporte que no pueden prescindir de la
vista y la atención de su conductor, así como en la formación de
comunidades vintage de radioescuchas.
El periódico. Entre los medios de comunicación masiva más importantes
y de más larga trayectoria, la prensa escrita sigue siendo uno de los
principales, si bien se acusa su gradual migración hacia formatos digitales.
Publicidad, información y opinión tienen cabida en su formato económico
y desechable.

El teléfono tradicional. Creado en 1877, es un aparato en franco desuso,


desplazado por el crecimiento vertiginoso del teléfono móvil y de las
comunicaciones por Internet. Responde a un modelo de comunicación
sonora y estática muy del siglo pasado.
Telefonía celular. Uno de los medios comunicativos en auge, de la mano de
Internet, la telefonía celular ha superado los esquemas tradicionales del teléfono
casero, incorporando el envío de mensajes y de información de toda índole a
través de distintos servicios de intercambio a distancia.
Correo postal. Aún en uso en muchos países para compras y envío de
comunicaciones oficiales, pero totalmente desplazado por los medios de
comunicación modernos. Gran Bretaña, de hecho, se jacta de tener el
mejor servicio de correos del mundo.
Redes sociales. Entre los más recientes aportes de la
Internet están las redes sociales, unificando diversos aparatos dotados de
conectividad en una misma idea de comunidad virtual de intereses. Es
una tecnología tremendamente popular y en discusión, por las potencias
y peligros de una exposición tan grande como la que entrañan.
Internet. La gran fuente de emisiones y comunicaciones
contemporánea, la red de redes, la superautopista de la
información… como queramos llamarla, es el medio más potente de
transmisión de datos del mundo. Funciona como un sistema de
protocolos y de emisión por paquetes de alcance mundial, veloz y
diversificado.