You are on page 1of 12

Capı́tulo 24

Teoremas de Convergencia

El teorema de la convergencia monótona (Lema 21.3) establece ciertas con-


diciones sobre una sucesión
R de funciones medibles para que se puedan per-
mutar los sı́mbolos “ ” y “ lim ”, es decir para que
Z Z
(24.1) lim fk = lim fk .

En este capı́tulo consideraremos otras condiciones bajo las que sea cierta la
fórmula 24.1. A lo largo de él hemos de tener presente que siempre que unas
determinadas hipótesis conduzcan a la validez de la igualdad anterior, esas
hipótesis restringidas a un conjunto medible B garantizan también, si no se
dice nada en contra, la validez de la misma sobre B, es decir
Z Z
(24.2) lim fk = lim fk ,
B B
De igual modo, estas hipótesis sólo deberán ser verificadas normalmente en
casi todo punto.

Convergencia monótona
El teorema de la convergencia monótona para funciones no negativas propor-
ciona, invirtiendo las hipótesis, un teorema de convergencia para funciones
no positivas. Por lo que, hasta aquı́, tendrı́amos un teorema de convergen-
cia para sucesiones no decrecientes de funciones no negativas (0 ≤ fk %), y
otro para sucesiones no crecientes de funciones no positivas (0 ≥ fk &). En
general las hipótesis de estos dos teoremas no podrán ser intercambiadas.
Ası́, para una sucesión no creciente de funciones no negativas (0 ≤ fk &)
no es seguro que la fórmula 24.1 sea válida:

239
240 Teoremas de Convergencia 24.1

Ejemplo 24.1 Sea {fk } la sucesión de funciones

fk (x) = 1/k.

Esta sucesión es claramente no decreciente, todas las funciones son no posi-


tivas y converge puntualmente a 0. Es inmediato comprobar que
Z
fk = +∞, ∀k,

y por tanto Z Z Z
+∞ = lim fk 6= lim fk = 0 = 0.

No obstante, manteniendo la monotonı́a de la sucesión pero sin hacer


referencia alguna al signo de las funciones, aún es posible obtener un buen
teorema de convergencia:

Teorema 24.2 (De la convergencia monótona generalizado) Sea


{fk } una sucesión monótona (da igual que sea creciente o decreciente) de
funciones medibles. Si alguna de las
R funciones
R de esta sucesión es integrable,
entonces las dos expresiones, lim fk y lim fk , existen y
Z Z
lim fk = lim fk .

Demostración. Supongamos, para concretar, que la sucesión es no decrecien-


te y que la función fk es integrable. Consideremos entonces la sucesión no
decreciente de funciones medibles y no negativas, definida c.s., {fs − fk }s≥k .
Si llamamos f = lim fs , es claro que

0 ≤ fs − fk % f − fk (c.s.)

luego, por el teorema de la convergencia monótona para funciones no nega-


tivas, Z Z
lim (fs − fk ) = (f − fk )
s→∞

y, por tanto, si fuese cierto que


Z Z Z Z Z Z
(24.3) (fs − fk ) = fs − fk ; (f − fk ) = f − fk ,
24.3 Teoremas de Convergencia 241

se tendrı́a
Z Z Z Z Z Z
lim fs − fk = f− fk ⇒ lim fs = f.

Veamos pues que 24.3 se verifica:


Escribamos fs = (fs − fk ) + fk . Entonces, puesto que fk es integrable
y (fs − fk ) ≥ 0, se satisfacen las condiciones de la proposición 23.13 para
deducir que
Z Z Z Z Z Z
fs = (fs − fk ) + fk ⇒ (fs − fk ) = fs − fk .
R R R
De igual modo se demuestra que (f − fk ) = f − fk .
El resultado siguiente nos servirá de lema para la demostración de otro teo-
rema de convergencia muy utilizado, el teorema de la convergencia dominada
de Lebesgue.

Teorema 24.3 (Lema de Fatou) (a) Si {fk } es una sucesión de funciones


medibles no negativas, entonces
Z Z
limfk ≤ lim fk .

(b) Si {fk } una sucesión de funciones medibles no positivas negativas, en-


tonces Z Z
limfk ≥ lim fk .

V
Demostración. (a) Sea gk = j≥k fj . Obviamente, {gk } es una sucesión no
decreciente de funciones medibles y no negativas y
lim gk = limfk ,
luego Z Z Z Z
limfk =lim gk = lim gk ≤ lim fk ,
R R
donde la desigualdad, lim gk ≤ lim fk , se obtiene ası́: De la definición
de gk se deduce que gk ≤ fj , para cada j ≥ k, por tanto
Z Z Z Z Z Z
gk ≤ fj , ∀j ≥ k ⇒ gk ≤ inf fj ⇒ lim gk ≤ lim fk .
j≥k

(b) Resulta de (a) aplicado a la sucesión {−fk }.


242 Teoremas de Convergencia 24.4

Convergencia dominada
Teorema 24.4 Sea {fk } una sucesión de funciones medibles que converge
puntualmente a la función f y supongamos que existe una función integrable
F tal que |fk | ≤ F , entonces

(a) f es integrable.
Z Z
(b) f = lim fk .

Demostración. De la condición |fk | ≤ F y la convergencia puntual de la


sucesión fk hacia la función f , se deduce trivialmente que |f | ≤ F , lo que
implica (por F integrable)
R que
R cada función fk y f son funciones integrables.
Veamos que f = lim fk . Tenemos por hipótesis que −F ≤ fk ≤ F ,
para todo k. Aplicando entonces el lema de Fatou (a) a la sucesión de
funciones no negativas {fk + F }, resulta
Z Z Z
(f + F ) = lim(fk + F ) ≤ lim (fk + F ),

de donde se deduce, haciendo uso de la linealidad del operador integral, que


Z Z
f ≤ lim fk .

Análogamente, aplicando de nuevo el teorema de Fatou, ahora a la su-


cesión de funciones no positivas {fk − F }, obtendrı́amos
Z Z
f ≥ lim fk .

y uniendo ambas desigualdades, teniendo en cuenta que el lı́mite inferior de


una sucesión de numeros reales es menor o igual que el lı́mite superior, se
tiene ya Z Z Z Z
f ≤ lim fk ≤ lim fk ≤ f,

lo que implica que todas las desigualdades


R anteriores son, en realidad, igual-
dades y por tanto, queR existe lim fk (por coincidir el lı́mite superior y el
inferior) y es igual a f .

El corolario siguiente proporciona una versión “fuerte”del teorema de la


convergencia dominada.
24.6 Teoremas de Convergencia 243

Corolario 24.5 Sean {fk } y f como en el teorema anterior. Entonces


Z
lim |fk − f | = 0.

Demostración. Vamos a aplicar lo obtenido antes a la sucesión {|fk − f |}.


Por hipótesis la sucesión de funciones {|fk − f |} converge a 0 en cada uno
de los puntos x en que estén definidas las funciones |fk − f |, luego en c.t.p.,
pues fk y f son funciones integrables. |fk − f | ≤ 2 F , siendo la función 2 F
integrable, luego Z
lim |fk − f | = 0.

En el teorema anterior hemos hecho referencia a una versión fuerte del mis-
mo, pareciendo indicar con ello que
Z Z Z
lim |fk − f | = 0 ⇒ lim fk = f ?
k→∞ k→∞
Z
Esto es verdad, pero siempre que existan las integrales fk , concretamente:

ProposiciónR 24.6 Sean {fk } y f funciones medibles y supongamos que


para cada k, fk 6= ∞ − ∞, entonces
Z Z Z Z
lim |fk − f | = 0 ⇒ f 6= ∞ − ∞, y lim fk = f.
k→∞ k→∞

R
Demostración. Para ε > 0 sea ν ∈ N tal que |fk − f | < ε si k ≥ ν. Supon-
gamos en primer lugarRque todas lasR funciones
R fk , k ≥ ν son integrables.
Entonces, se tiene que (fk − f ) = fk − f , por lo que podemos escribir
Z Z Z Z
¯ ¯ ¯ ¯
¯ fk − f ¯ = ¯ (fk − f )¯ ≤ |fk − f | < ε,

R R
luego, limk→∞ fk = f . R
Supongamos que existe p ≥ ν tal que fp = ∞ y escribamos f =
(f − fp ) + fp . De las hipótesis y del
R teorema de aditividad de la integral
(Proposición 23.13) se deduce que f existe y
Z Z Z
(24.4) f = (f − fp ) + fp = ∞.
244 Teoremas de Convergencia 24.6

Por otra parte, escribiendo

fk = (fk − f ) + f
R
vemos que
R fkR = ∞, para todo k ≥ ν. Luego, también en este caso,
limk→∞ fk = f .
R
Ejemplos triviales que muestran que laR condición limk→∞ |fk − f | = 0 no
implica la existencia de las integrales fk , pueden construirse sin más que
tomar fk = f para todo k, y f una función medible, cuya integral no existe
(por ejemplo f (x) = −1, si x ≤ 0; f (x) = 1, si x > 0). R
R Por otra parte, el nuevo Rejemplo prueba que la condición limk→∞ fk =
f no implica que limk→∞ |fk − f | = 0.
Ejemplo. Sea fk = −1/k X[−k,0] + 1/k X[0,k] ; f = 0.
R
Como fk = 0, se tiene que
Z Z
lim fk = f = 0.
k→∞

En cambio, Z
lim |fk − f | = 2 6= 0.
k→∞

Vamos a ver a continuación dos casos particulares del teorema de la


convergencia dominada:

Corolario 24.7 Sea B un conjunto medible y de medida finita, y sea {fk }


una sucesión de funciones medibles sobre B, que converge puntualmente
sobre B a una función f . Supongamos que se satisface una de las dos
condiciones siguientes:

(i) Existe una constante M tal que |fk (x)| ≤ M , para cada x ∈ B.
(ii) La sucesión {fk } converge uniformemente en B a la función f .

Entonces, Z
lim |fk − f | = 0.
k→∞ B

Demostración. La condición i) significa que

|fk XB | ≤ M XB .
24.9 Teoremas de Convergencia 245

R
Puesto que la función F = M XB es integrable ( M XB = M ·m(B) < ∞)
y {fk XB } → f , aplicando el teorema de la convergencia dominada, se tiene
que Z Z
0 = lim |fk XB − f XB | = lim |fk − f |.
k→∞ k→∞ B

De la condición ii) se deduce que, dado ε > 0,

|fk − f |XB ≤ εXB

para k suficientemente grande. Por lo que, aplicando de nuevo el teorema


de la convergencia dominada, resulta lo que queremos.

Consecuencias
24.8 Si {fk } es una sucesión de funciones medibles, no negativas, entonces
Z X XZ
fk = fk .

Para probarlo sólo hay que aplicar el teorema de la convergencia monótona


y la aditividad del operador integral a la sucesión de funciones no negativas
k
X
gk = fi .
i=1

24.9 Si {Bk } es una sucesión de conjuntos medibles disjuntos dos a dos,


f una función medible sobre ∪Bk , y suponemos que existe su integral sobre
∪Bk , entonces Z XZ
f= f.
∪Bk Bk

Si f ≥ 0, entonces, del resultado anterior y la igualdad


X
f X∪Bk = f XBk ,

se deduce que Z XZ XZ
f X∪Bk = f XBk = f.
Bk
246 Teoremas de Convergencia 24.9

R
En el caso general, supongamos por ejemplo que ∪Bk f + < ∞, entonces
Z Z Z XZ XZ
+ − +
f= f − f = f − f −,
∪Bk ∪Bk ∪Bk Bk Bk
R
que nos dice que ∪Bk f es la diferencia de dos series de términos positivos,
siendo la primera de ellas convergente. Se tiene entonces que
Z XZ XZ XZ Z XZ
+ − + −
f= f − f = ( f − f )= f.
∪Bk Bk Bk Bk Bk Bk

Para escribir las igualdades anteriores hemos utilizado el siguiente resultado,


cuya demostración constituye un sencillo ejercicio:
P P
Si ak , bk son dos series de términos positivos, y suponemos que una
de ellas es convergente, entonces
X X X
ak − bk = (ak − bk ).

24.10 Sea B1 ⊂ B2 ⊂ . . . una sucesión no decreciente de conjuntos medi-


bles, y supongamos que f es una función medible cuya integral sobre ∪Bk
existe, entonces Z Z
f = lim f.
∪Bk k→∞ Bk

Si f ≥ 0, la demostración resulta de aplicar el teorema de la convergencia


monótona a la sucesión no decreciente {f XBk }. En el caso general se procede
como antes.

24.11 Sea B1 ⊃ B2 ⊃ . . . una sucesión no creciente de conjuntos medibles,


y supongamos que f es una función integrable sobre algún Bk , entonces
Z Z
f = lim f.
∩Bk k→∞ Bk

En caso de ser f ≥ 0, la demostración resultará de aplicar el teorema 24.2


a la sucesión {f XBk }, de ahı́ la necesidad de la hipótesis f integrable sobre
algún Bk . El caso general, como en los resultados precedentes.
24.13 Teoremas de Convergencia 247

24.12 Sea {Bk } una sucesión de conjuntos medibles, tal que lim m(Bk ) =
k→∞
0. Entonces, si f es una función integrable, se tiene que
Z
lim f = 0.
k→∞ Bk

Demostración. El resultado es evidentemente cierto si f es una función


acotada, pues entonces
Z Z
¯ ¯
|f | ≤ c ⇒ ¯ ¯
f ≤ |f | ≤ cm(Bk ) → 0.
Bk Bk

En general, denotemos por Cα = {x : |f (x)| ≥ α}. Entonces


Z Z Z Z
|f | = |f | + |f | ≤ |f | + αm(Bk ).
Bk Bk ∩Cα c
Bk ∩Cα Cα

Por tanto Z Z
lim |f | ≤ |f | , ∀α > 0,
Bk Cα

en particular, Z Z
lim |f | ≤ |f | , ∀p = 1, 2, . . .
Bk Cp
R
Pero la sucesión de integrales, Cp |f |, tiende a 0 en virtud de 24.11, ya que
R
obviamente C1 ⊃ C2 ⊃ . . .. Se deduce pues que lim Bk |f | = 0.

Corolario 24.13 (Continuidad absoluta) Si f es una función integra-


ble, entonces para cada ε > 0 existe un δ > 0 tal que
Z
¯ ¯
m(B) < δ ⇒ ¯ f ¯ < ε.
B

Demostración. De lo contrario, existirı́a un ε > 0 y una


¯ R sucesión
¯ de con-
juntos {Bk } tales que m(Bk ) < 1/k, mientras que ¯ Bk f ¯ > ε, lo cual
contradice 24.12.
248 Teoremas de Convergencia 24A

Ejercicios
24A Sea f una función integrable y Bp = {x : |f (x)| ≥ p}.
(a) Probar que limp→∞ p m(Bp ) = 0.
(b) Probar que

X
p m(Bp+1 \ Bp )) < +∞.
p=0

(c) Probar que la condición sobre f en el apartado (a) no implica f integrable.


La condición en el apartado (b) implica que f es integrable si {x : f (x) 6= 0}
es de medida finita.

24B Encontrar sucesiones monótonas {fk } que no satisfagan las hipótesis


de ninguno de los teoremas de convergencia monótona y tales que
R
• fk = ∞ − ∞ , ∀k.
R R
• lim fk 6= lim fk
R R
• lim fk = lim fk

24C (a) Probar que si {fk } es una sucesión de funciones integrables que conver-
ge uniformemente a una función f sobre un conjunto B de medida finita,
entonces f es integrable sobre B y
Z Z
f = lim fk .
B B

(b) Demostrar que la condición del apartado anterior, B de medida finita, no se


puede quitar.
(c) Construir una sucesión de funciones {fk } que converja uniformemente en un
conjunto de medida finita B y tal que para todo k
Z
fk = ∞ − ∞.
B

24D Probar que si Bk y B son conjuntos medibles tales que m(Bk ∆B) → 0,
entonces Z Z
lim f=
k→∞ Bk B

para toda f integrable.

24E Demostrar que si f es una función integrable entonces


Z ∞
2
lim e−m sen x · f (x) = 0.
m→∞ 0
24K Teoremas de Convergencia 249

24F Consideremos la sucesión de funciones


px2 1
fp (x, y) = cos .
px − y px − y

(a) Probar que se trata de una sucesión de funciones medibles que converge c.s.
¿hacia qué función?
(b) ¿Se puede aplicar el teorema de la convergencia dominada en B = {(x, y) : 0 <
y < x < 1}.

24G Probar que si f es una función medible sobre el intervalo [a, b] y para cada
Rx c.s.
x ∈ [a, b] se tiene que a f =R0, entonces f = 0.
indicación. Observar que I f = 0 para cada semintervalo contenido en [a, b] y
utilizar la continuidad absoluta de la integral.

24H Sea f ∈ L 1 (R) derivable en 0 y tal que f (0) = 0. Probar que la función
g(x) = f (x)/x es integrable en R.

24I Sea fk una sucesión monótona de funciones reales e integrables


R que converge
puntualmente a una función f . ¿Es cierto entonces que limk→∞ |f − fk | = 0?

24J Sea fk una sucesión de funciones mediblesR que converge puntualmente


R a una
función f . Probar que si existe M > 0 tal que |fk | ≤ M entonces |f | ≤ M .

24K Sea fk una sucesión de funciones medibles “no negativas”que converge pun-
tualmente a una función integrable f y sea para cada k, Bk = {x : f (x) ≥ fk (x)}.
(a) Probar que Z
lim (f − fk ) = 0.
k→∞ Bk

(b) Probar que Z Z Z


|f − fk | = (f − fk ) + 2 (f − fk ).
Bk

(c) Deducir de los apartados anteriores


R que
R si, además de las
R hipótesis iniciales
sobre {fk } y f , se tiene que lim fk = f , entonces lim |f − fk | = 0. ¿Pue-
de suprimirse la hipótesis fk ≥ 0 para cada k? y la hipótesis f integrable?