You are on page 1of 3

GUION LITURGICO NAVIDAD 2017

“Esta Navidad SÉ parte de nuestro Compromiso”

INTRODUCCION
Os traigo hermanos y hermanas una Buena Noticia. Sí, ya sé que os la sabéis de memoria, pero tal
vez sea solo eso, de memoria. Tan de memoria que no se ensancha el corazón, ni se entusiasma de
alegría. Por eso os invito a celebrarlo en profundidad, esperando que nazca, de verdad, en
nuestros corazones, y que sea una noticia fecunda, en nuestra inhóspita sociedad, en esta
sociedad que busca caminos de paz, en nuestra Iglesia que quiere encontrar caminos para
comunicar la fe, la Buena Noticia de un Dios que nos quiere tanto.
Que la llegada del Amado, la realidad del Dios con nosotros, provoque experiencias de fraternidad,
de gratuidad, de alegría, de justicia, de esperanza, de paz, de compartir, de cercanía, de
desprendimiento, de preocupación por el otro, de apostar por la causa de los pobres.
Aquí estoy, aquí he plantado mi casa entre vosotros. No me busquéis en otros lugares. No me
encerréis en templos y lujos. Dejaos sorprender y viviréis. Dios salvador está con nosotros. ¡Lo
acogemos, lo celebramos¡

LECTURAS (PARA LA HOMILÍA)


Is 52, 7-10; Heb 1, 1-6; Jn 1, 1-18
“Despierta, despierta”, repite Dios: su pueblo va a ser liberado de inmediato. Dios se pone en
marcha. En este contexto, ya se anuncia la paz, la buena nueva. Dios vuelve a reinar sobre su
pueblo, liberado por fin de otras manos tiranas. Dios acompaña a su pueblo en su regreso a la
tierra, dejando por fin otros lugares hostiles. No hay lugar a la tristeza, ni al pesimismo, ni a la
infidelidad.
Jesús de Nazaret es el heredero, el Co-creador, el purificador, el encumbrado, …lo importante es
saber que Jesús, Dios mismo, está con nosotros, nace para nosotros, nos comunica quién es Dios y
qué podemos esperar de El. Quizá no parezca que hoy, 25 de diciembre de 2017, sea el momento
culminante de la historia, pero lo es. Ayer pasó y no es; mañana no ha llegado y no es. Hoy, este
hoy, es. Y este hoy está acompañado, fecundado, fortalecido, iluminado por la presencia grandiosa
de Dios-con-nosotros paradójicamente en la debilidad del Niño recién nacido.
Jesús es la Palabra y la Palabra es Dios. Jesús tiene una autoridad esencial en la vida de los
creyentes, mayor que la de cualquier otro tipo de persona, de idea, de plan.
Jesús es la Palabra y la Palabra es luz y vida. Aceptar a Jesús supone entrar en un proceso de
recreación para llegar a ser, plenamente, hijos de Dios.
La Palabra se hace carne, Jesús vivió como nosotros, fue uno de nosotros, por eso tenemos el reto
de vivir como él vivió, para lo que Él vivió. También nosotros podemos y debemos encarnarnos en
la realidad, en la historia, en la Iglesia, y continuar la vida de Jesús, la obra de Jesús.

ORACION DE LOS FIELES


Con los acontecimientos que nos rodean en nuestro mundo y sintiendo las muchas necesidades de
la humanidad como nuestras, queremos presentarte nuestros anhelos en forma de oración.
-Para que nazca una Iglesia renovada, evangélica, y unas comunidades cristianas ancladas en la
palabra de Dios. Oremos
-Para que tu nacimiento lo vivamos como cercanía tuya en nuestro caminar, como ayuda en la
dificultades y como ánimo para seguir trabajando por un mundo mejor. Oremos
-Para que la Navidad no sea entendida como una fiesta de luces, sino como la luz que nos da vida y
fuerza en el esfuerzo de unirnos entre todos los seres humanos, buscando que ningún emigrante
se sienta como en tierra extraña. Oremos
-Para que todos nosotros, trabajemos por conseguir una cultura de paz y de vida que no excluya,
sino que integre a todos aunque seamos distintos. Oremos
-Para que los necesitados descubran que Tú eres su esperanza y lo vean a través de nuestra
solidaridad y cercanía. Oremos
Escucha, Padre, estas oraciones que recogen nuestras preocupaciones y sentimientos en estos
días; haz que el nacimiento de Jesús entre nosotros no sea solo un recuerdo anecdótico, sino una
celebración real y un cambio en nuestra vida para que todos descubran, como nosotros, que eres
un Dios con entrañas de misericordia. Amén

PRESENTACION DE OFRENDAS
En este día surge una gran explosión de luz, encontramos a Dios que nace para todos y en especial
para los más pobres y pequeños, queremos vivir la navidad comprometidos y saliendo a las
periferias para descubrir donde está naciendo Jesús. Ofrecemos esta vela como signo de la luz que
trae Jesús para todos, en especial para los que más sufren. (Una Vela)

En esta tierra que simboliza la Casa Común, presentamos nuestra apuesta por respetar y cuidar la
naturaleza con nuestra forma de vivir, reduciendo el consumo innecesario, siendo austeros y
viviendo desde la sencillez y la gratuidad (bandeja con un poco de tierra)

Pan y vino, alimento básico para nuestra vida de creyentes, que junto con la Palabra se desplegará
en vida de servicio y cercanía a los demás, manifestación de tu cercanía a nosotros. (pan y vino)
ACCION DE GRACIAS
Es Navidad. Que toquen las campanas a gloria. Ha nacido un Niño, su madre lo ha recostado sobre
las pajas de un pesebre. Que canten hoy a coro todos los pájaros del bosque. Que luzcan las flores
sus colores más frescos de primavera.
Que dancen las estrellas sus mejores bailes de otoño, que todos los hombres se aprieten las
manos limpiamente.
En nombre de este Niño: prohibimos las guerras y egoísmos, los enfrentamientos, la soledad y el
miedo paralizante, la tristeza improductiva y la desesperanza, la resignación, el realismo y el
conformismo.
Decretamos una amnistía para todos los enemigos. Decretamos un tiempo de solidaridad, un
tiempo de felicidad y esperanza, un futuro fraterno para todos.
Que sigan tronando los pájaros, que no dejen de repicar las campanas, que limpien sus rayos las
estrellas, que vuelvan a abrise las flores, que la sonrisa se abra sitio en todos los rostros, que todos
pongan el corazón en hora, porque es NAVIDAD.