You are on page 1of 2

Está en Atlanta y costó 96 millones de dólares.

Además de permitir a los visitantes probar los


productos, también tiene dos salas de cine. Los asientos del cine se sacuden, lanzan chorros de
agua y soplan aire mientras los científicos en la cinta 3-D In Search of the Secret Formula (“En
busca de la fórmula secreta”)intentan identificar los ingredientes que componen la Coca-Cola.
Tanto la sala de cine como una escultura de ocho metros con el contorno de una botella de Coca-
Cola, dentro de una torre de vidrio, y otros 1.000 artículos hacen parte de New World of Coca-Cola
(El nuevo mundo de Coca-Cola), un museo de US $96 millones inaugurado el jueves. Coca-Cola
espera que un millón de personas al año visiten su “santuario”, ubicado a menos de dos
kilómetros de su casa matriz. Los museos corporativos no son una idea original. Hay centenares en
todo el mundo y sirven de herramienta de marketing disfrazada de atracción turística. Pero el
museo de Coca-Cola, que reemplaza un proyecto más pequeño que se cerró el mes pasado, tal vez
sea lo más ambicioso en términos de tamaño, coste y autopromoción.

En una sección, una embotelladora en miniatura produce muestras de la gaseosa y todos los
visitantes reciben una botella de 240 ml. de recuerdo. En otra sección, uno puede probar 70
bebidas distintas producidas por Coca-Cola, incluyendo una gaseosa japonesa llamada Vegitabeta,
hecha con jugo de vegetales. “Expertos en bebidas” con chalecos blancos distribuyen muestras de
jugos y otros productos recién desarrollados por la compañía. The New World of Coca-Cola es una
señal de que las grandes empresas están recurriendo cada vez más a tácticas como los museos y la
tecnología interactiva para promover sus productos. Las compañías buscan formas nuevas de
“usar los atributos de la marca y permitir que los consumidores los puedan probar
personalmente”, explica Bruce Weindruch, presidente ejecutivo de History Factory, una firma
estadounidense que gestiona archivos y desarrolla museos corporativos. La firma no trabajó en el
lanzamiento del nuevo museo de Coca-Cola. Muchos de estos museos forman parte de la división
de marketing de las empresas. “Tienen mucho que ver con la gestión de la reputación de la
marca”, dice Weindruch.

El año pasado, Chocolate World –el museo que el fabricante estadounidense de chocolates
Hershey Co. abrió en 1973– agregó a sus atractivos un tour con efectos especiales y vacas
cantantes. El próximo año, Harley-Davidson Inc. abrirá un museo de US $75 millones en
Milwaukee con motocicletas clásicas. La empresa espera recibir 350.000 visitantes al año. Stacey
Schiesl, directora del museo de Harley Davidson, explica que la empresa decidió abrir el espacio
porque cree que su colección de 400 motos será una manera de atraer tanto a nuevos como a
antiguos clientes.
El nuevo museo de Coca-Cola refleja los esfuerzos del presidente de la empresa, E. Neville Isdell,
de reafirmar el liderazgo de marketing y espíritu internacional que han convertido a Coca-Cola en
la marca más reconocida en todo el mundo. Las exhibiciones están diseñadas para ayudar a la
empresa a recuperarse tras años de crisis administrativa y de poco brillo publicitario. El museo,
según Isdell, es una “manifestación de la misión, visión y valores” de Coca-Cola. La empresa usará
el museo para promocionar el lanzamiento de nuevos productos, incluyendo el retorno de la Coca-
Cola Vanilla, que se volvió a introducir en EE.UU. esta semana. Muchos consideran caro el precio
de las entradas para el museo de Coca-Cola: US $15 para adultos, US $13 para mayores de 65 años
y US $9 para niños entre 5 y 12 años (las entradas compradas en la Web tienen descuentos), pero
la empresa dice que el precio se justifica por las opciones de entretenimiento que ofrece como,
por ejemplo, la exhibición de dos películas. La compañía dice que no planea usar el museo como
una fuente de ganancias.

Preguntas sobre el caso:

Explique en qué medida el museo corporativo de Coca-Cola puede afectar a la imagen de la


compañía.

¿Cómo potenciaría los factores relacionados con la identidad –historia de la compañía, proyecto
empresarial y cultura corporativa– en el museo de Coca-Cola?

¿Se puede considerar el museo de Coca-Cola un **flagship store? ¿Por qué? Explique si cree que
hay aspectos a mejorar.

Comente cómo comunicaría la existencia del museo en los medios masivos para potenciar la
imagen de Coca-Cola.

Si Coca-Cola quisiera extender a otros países la iniciativa de su museo, ¿qué aspectos deberían
modificarse para que no hubiera confusiones en su imagen corporativa local?

¿Qué tipo de actividades desarrollaría en el museo para potenciar una imagen positiva? ¿Podría
diferenciarlas por públicos: actividades para adultos, para adolescentes, para niños, para
empresas…?

** flagship store son espacios de venta expositivos de marca donde la venta pasa a un segundo
plano y hay que crear experiencias de entretenimiento y educativas.