You are on page 1of 2

AL FINAL DE ESTE TRAMA DEL PODER GANÓ LA

CORRUPCIÓN EN SU MÁXIMA EXPRESIÓN.


¿DE QUÉ SIRVIÓ SU PATÉTICO MENSAJE A LA NACIÓN?

Huancayo, 25 de diciembre de 2017.

La política peruana es una radiografía de un Perú que intenta hacerse país, pero que
el pueblo sigue engañado por los poderes facticos y no puede elegir a personas con
auténtica vocación de servicio y un sistema de ideas y principios sólidos, para
enrumbar a nuestra amada patria hacia el desarrollo sostenible con democracia
participativa (porque la representativa, hace tiempo ha dejado de representarnos).

Hemos vivido en una atroz dictadura de diez años, ocurrida en la década de los 90s;
se eligió tres gobiernos para empezar a dignificar los asuntos públicos. Sin embargo,
auténticas organizaciones criminales accedieron al poder, ahora los ex presidentes
Alan García y Alejandro Toledo (aun libres) son investigados (por un sistema judicial
carente de liderazgo en temas de auténtica lucha contra el crimen organizado y la
corrupción organizada), congresistas delincuentes que lo que menos respetan son los
derechos del pueblo y, en las regiones, gobernadores y alcaldes que negocian
impunemente con los recursos de quienes los eligieron. Así las cosas, efectivamente
aún seguimos siendo parte del patio trasero del país del Norte.

Desde el gobierno delincuencial y extremadamente corrupto de Fujimori-Montesinos,


siguen en actividad los políticos mercantilistas que nunca han tenido ni tienen una
visión del mundo y de la sociedad al que queremos llegar; como resultado de lo cual
se han enriquecido en los cargos que el pueblo ha elegido, comprado por dadivas de
toda especie “como las que se ofrecen en cualquier bodega de barrio”.

Estamos comprobando que aún seguimos viviendo una etapa de gran mercantilismo
político; en las universidades no se discuten temas relevantes y no entienden el
beneficio de comprometerse con los demás (hacer política de calidad, con ideología,
con principios y valores universales). El pueblo sigue votando por el candidato más
guapo, por el que regala más arroz, un taper con sorpresa incluida, polos, artefactos
o lo que más se les ocurra a l@s polític@s mercantilistas. Hay una generación que se
ha formado con la idea del mínimo esfuerzo y el máximo beneficio y la nueva juventud
ven que da frutos la “criollada”, la mentira, el no honrar la palabra, la deslealtad, la
traición, la carencia de principios y valores, porque eso es la política mercantilista que
nos sigue postrados a los intereses foráneos.

En mi época de estudiante universitario, se discutían y se confrontaban ideas políticas,


en muchos frentes ideológicos de ese entonces (fines de los ochenta y principios de
los 90s), muchas veces las luchas eran mortales (por la espiral de violencia
generalizada de esa época). En los tiempos actuales, los dirigentes políticos en las
universidades quedaron en el olvido y hemos pasado a los grupos formados para
beneficiarse con una visión mercantil (como en la macro política). En estos
momentos, son menos de 10 los congresistas que son verdaderamente políticos o al
menos conocen el pensamiento político del Perú; ahora, sólo se discute quién tiene
más denuncias, pero la discusión política, científica e ideológica no existe. Y eso es lo
que mi persona trata de hacer desde 20 años atrás, lanzando el año 2015 un libro que
lleva por título: Fundamentos para la Creación de la Nueva República del Perú, que
visiona un horizonte a donde queremos llegar como país, porque esta etapa de crisis
política nos sigue llevando a una frustración colectiva teniendo en cuenta que los
actuales partidos políticos mercantilistas se han convertido en auténticas
organizaciones criminales, en “clubes de amigos” sin doctrina ni organización.

Existe una gran miopía de la población por quienes disque los representan o
representarán. Sin embargo, a pesar de la indigencia moral en la política, el pueblo
mayoritario sabe que le mienten, quieren seguir confiando en algo o en alguien,
porque si aparece alguien diciendo la verdad nadie le hará caso. Quienes amamos al
Perú por encima de todas las cosas materiales y mercantilistas, debemos perseverar
para que la sociedad civil entienda que es necesario formar líderes, con principios y
valores y una ideología centrada en la persona y en el desarrollo sostenible en la costa,
sierra y selva, con personas transparentes en su vida privada y pública, porque
conviene educar al pueblo, con una voluntad de hierro para fortalecer una nueva
corriente política , hay que educar al pueblo para que sea más difícil manipular a la
gente que menos sabe. Quiero ser parte, de las personas que piensan y actúan
diariamente para dignificar la política - LA POLÍTICA INTELECTUAL - quiero ser parte
de la vanguardia que con entusiasmo, principios y valores universales, empiecen a
cambiar esta denigrante realidad.

……………………………………..……………..
Miguel Antonio CALDERON ROJAS
DNI N° 19807410
Lic. en Ciencias Físicas.