You are on page 1of 3

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA - MINISTERIO DE LA

DEFENSA
UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL POLITÉCNICA DE LA FUERZA
ARMADA NACIONAL
UNEFA – NÚCLEO YARACUY-EXTENSIÓN BRUZUAL

GUIA Nº2

Potencial de ionización (PI):

Es la energía que hay que suministrar a un átomo neutro, gaseoso y en estado


fundamental, para arrancarle el electrón más débil retenido. Podemos
expresarlo así:

Factores de los cuales depende el potencial de ionización:

Tamaño del átomo, carga en el núcleo, el efecto pantalla de los electrones


internos y el tipo de electrones involucrados. Estos factores están normalmente
relacionados entre sí. En un átomo pequeño los electrones están fuertemente
sujetos; en un átomo grande los electrones están más sueltos, por lo que el
potencial de ionización decrece con un aumento en el tamaño del átomo.

En los elementos de una misma familia o grupo el potencial de ionización


disminuye a medida que aumenta el número atómico, es decir, de arriba abajo.

En los alcalinos, por ejemplo, el elemento de mayor potencial de ionización es


el litio y el de menor el francio. Esto es fácil de explicar, pues el último
electrón se sitúa en orbitales cada vez más alejados del núcleo y, a su vez, los
electrones de las capas interiores ejercen un efecto de apantallamiento de la
atracción nuclear sobre los electrones periféricos.

En los elementos de un mismo período, el potencial de ionización crece a


medida que aumenta el número atómico, es decir, de izquierda a derecha.

La energía de ionización más elevada corresponde a los gases nobles, ya que su


configuración electrónica es la más estable, y por tanto habrá que proporcionar
más energía para arrancar los electrones.

Radio Atómico

El tamaño de los átomos disminuye desde la izquierda hacia la derecha a través


de un período en el sistema periódico. Por ejemplo pasando del Li al Be el
número de cargas en el núcleo aumenta en 1, y por lo tanto los orbitales
electrónicos son atraídos con más fuerza hacia el núcleo. En un período dado
los átomos más grandes son los alcalinos (Grupo IA), los más pequeños son los
halógenos (Grupo VIIA). Cuando un período tiene 10 elementos de transición,
la contracción en tamaño es aún más marcada.
Descendiendo a través de un grupo en el sistema periódico (ej: Li, Na, K, Rb,
Cs), el tamaño de los átomos aumenta, debido a que se han agregado orbitales
electrónicos; estos electrones neutralizan el efecto del aumento en la carga
nuclear.

Afinidad electrónica:

Es la energía desprendida de un átomo, Eaf, al agregarle un electrón a su


estructura, es decir, cuando un átomo capta un electrón.

átomo + e ion - + Eaf

Esta tendencia la manifiestan especialmente los átomos con el nivel externo


casi completo (no metales). A veces la afinidad electrónica es negativa, es
decir, se precisa energía para que se forme el ion.

La afinidad electrónica es una propiedad en cierto modo inversa a la energía de


ionización. En un período aumenta hacia la derecha, por regla general, y en un
grupo o familia aumenta al disminuir el radio (hacia arriba), ya que así el
núcleo manifiesta con mayor poder su fuerza atractiva.

Cuando un átomo capta un electrón, el ion negativo resultante siempre posee


mayor volumen que el átomo neutro, pues el electrón capturado se ve sometido
a las repulsiones de los que ya estaban en el último nivel, lo que se traduce en
que éste, y con él todo el ion, se ensanche, aumente.

La afinidad electrónica depende del tamaño del átomo y de la carga nuclear


efectiva.

Electronegatividad

La electronegatividad de un átomo mide la mayor o menor atracción y por


tanto desplazamiento que un átomo ejerce sobre el par de electrones de un
enlace con otro átomo.

Las electronegatividades varían periódicamente. En un período aumentan hacia


la derecha y en un grupo hacia arriba. Los metales poseen pequeñas
electronegatividades y los no metales, las electronegatividades mayores.

La electronegatividad es la propiedad que suele tomarse como base para


establecer el carácter metálico ó no metálico de un elemento con relación a
otro. Cuanto mayor sea la electronegatividad de un elemento, más no metálico
será, y viceversa, cuanto menor sea la electronegatividad de un elemento será
más metálico o electropositivo.

En general, los diferentes valores de electronegatividad de los átomos


determinan el tipo de enlace que se formará en la molécula que los combina.
Así, según la diferencia entre las electronegatividades de éstos se puede
determinar (convencionalmente) si el enlace será, según la escala de Linus
Pauling:
• Iónico (diferencia superior o igual a 1,7)
• Covalente polar (diferencia entre 1,7 y 0,4)
• Covalente no polar (diferencia inferior a 0,4)