You are on page 1of 5

UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO

ESCUELA PROFESIONAL DE CONTABILIDAD


ASIGNATURA DE CONTABILIDAD GENERAL
DOCENTE: C.P.C. MIGUEL LEÓN MANTILLA

PRINCIPIOS DE CONTABILIDAD GENERALMENTE ACEPTADOS

Un análisis a los PCGA


PCGA: Normas incorporadas en el Ordenamiento Jurídico Peruano y Fuente de Derecho.

I. Introducción
Como sabemos, la Contabilidad es “el lenguaje de los negocios” y brinda información económico-
financiera imprescindible para la toma de decisiones.
Los usuarios de la información contable son múltiples y con intereses muchas veces contrapuestos,
como los inversionistas, las entidades financieras, la administración tributaria, la gerencia, los
directores y administradores, los trabajadores, los clientes y proveedores, entre otros. Siendo así,
se requiere que la información sea estandarizada a fin de que sea comparable, de allí la necesidad
del proceso de “armonización contable”.
En este marco, los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados (en adelante PCGA) juegan
un rol fundamental, máxime en una economía globalizada como la actual, pues nos permiten contar
con información comparable elaborada con reglas que tienen aceptación general y que gozan de
amparo legal.
Este trabajo es sólo una primera aproximación al tema y tiene como propósito analizar si los
PCGA son normas jurídicas, forman parte de nuestro ordenamiento jurídico y constituyen
fuente de derecho.

II. Norma Jurídica y Fuente de Derecho


En principio, resulta necesario definir qué se entiende por norma jurídica. Al respecto, el profesor
Marcial Rubio nos dice que la norma jurídica es un mandato de que a cierto supuesto debe seguir
lógico-jurídicamente una consecuencia, estando tal mandato respaldado por la fuerza del Estado
para su eventual incumplimiento.

En relación a qué se entiende por Fuente Formal del Derecho, el profesor Marcial Rubio apunta
que en su expresión más simplificada, es aquel procedimiento a través del cual se produce,
válidamente, normas jurídicas que adquieren el rasgo de obligatoriedad propio del Derecho y, por
lo tanto, la característica de ser impuestas legítimamente a las personas mediante los instrumentos
de coacción del Estado. Las fuentes del Derecho son cinco: legislación, jurisprudencia, costumbre,
doctrina y declaración de voluntad.

En el tema que nos ocupa, es claro que los PCGA son obligatorios, es decir, se incorporan como
normas de nuestro ordenamiento, y su incumplimiento acarrea responsabilidad y sanciones.

Por otro lado, si bien los PCGA surgen en el uso y la costumbre mercantil, luego son
estudiados por los profesionales y expertos en la materia, obtienen aceptación general y son
incorporados en nuestro ordenamiento jurídico.

En suma, los PCGA son normas jurídicas, forman parte de nuestro ordenamiento jurídico y
constituyen fuente de derecho.
III. Análisis del Tema
En nuestra opinión, los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados sí constituyen normas
jurídicas pertenecientes a nuestro ordenamiento y fuente de derecho, por las razones siguientes:
1. La Ley General de Sociedades en su artículo 223º las incorpora como normas a ser cumplidas
para elaborar los Estados Financieros.
2. Son normas a las cuales se hace expresa referencia en las normas tributarias vigentes.
3. Reiterada Jurisprudencia del Tribunal Fiscal las señala como normas a tener en cuenta.
4. La Ley General del Sistema Nacional de Contabilidad (Ley Nº 28708) así lo establece.
5. Son normas incorporadas en acuerdos internacionales de aplicación en el Perú.

Enseguida, detallamos cada una de las razones que fundamentan nuestra posición.
3.1. La Ley General de Sociedades las incorpora como normas a ser cumplidas para elaborar los
Estados Financieros.
El artículo 223º de la Ley General de Sociedades (LGS) afirma que:
“Artículo 223º.- Preparación y presentación de estados financieros
Los estados financieros se preparan y presentan de conformidad con las disposiciones legales
sobre la materia y con principios de contabilidad generalmente aceptados en el país.”

A mayor abundamiento, por Resolución Nº 013-98-EF/93.01 del Consejo Normativo de


Contabilidad (CNC) se precisa que los PCGA bajo los cuales se deben elaborar los Estados
Financieros, son las NICS oficializadas por el CNC y las normas establecidas por Organismos de
Supervisión y Control (por ejemplo CONASEV o la SBS) para las entidades de su competencia
siempre y cuando se encuentren dentro del Marco Teórico en que se apoyan las NICS, y que por
excepción y en aquellas circunstancias que no estén normadas, se aplicarán los principios de
contabilidad aplicados en los Estados Unidos de América (USGAAP).

En consecuencia, los PCGA son obligatorios, es decir, se incorporan como normas de


nuestro ordenamiento, y su incumplimiento acarrea responsabilidad y sanciones para el
directorio, la gerencia y el contador en los términos establecidos por la LGS y demás
normas pertinentes.

Responsabilidad del Directorio, de la Gerencia y del Contador

El Artículo 175º de la LGS.- Señala que el Directorio debe proporcionar a los accionistas y al
público las informaciones suficientes, fidedignas y oportunas que la ley determine respecto de la
situación legal, económica y financiera de la Sociedad. Por su parte, el Artículo 177º del referido
cuerpo normativo precisa que los directores responden, ilimitada y solidariamente, ante la sociedad,
los accionistas y los terceros por los daños y perjuicios que causen por los acuerdos o actos
contrarios a la ley, al estatuto o por los realizados con dolo, abuso de facultades o negligencia
grave. Y en el Artículo 221º de la LGS se estipula que finalizado el ejercicio, el Directorio debe
formular la memoria, los estados financieros y la propuesta de aplicación de las utilidades si las
hubiera. De estos documentos debe resultar, con claridad y precisión, la situación económica y
financiera de la sociedad, el estado de sus negocios y los resultados obtenidos en el ejercicio
vencido.

Del mismo modo, en lo que se refiere a la responsabilidad de la Gerencia, el artículo 190º de la


LGS advierte que el Gerente responde ante la sociedad, los accionistas y terceros, por los daños y
perjuicios que ocasione por el incumplimiento de sus obligaciones, dolo, abuso de facultades y
negligencia grave. El Gerente es particularmente responsable por la existencia, regularidad y
veracidad de los sistemas de contabilidad, los libros que la ley ordena llevar a la sociedad y los
demás libros y registros que debe llevar un ordenado comerciante; así como por el establecimiento
y mantenimiento de una estructura de control interno diseñada para proveer una seguridad
razonable de que los activos de la sociedad estén protegidos contra uso no autorizado y que todas
las operaciones son efectuadas de acuerdo con autorizaciones establecidas y son registradas
apropiadamente.
Igualmente, en lo que respecta a la responsabilidad del Contador, la Resolución Nº 008-97/93.01
precisa las obligaciones que debe cumplir el Contador Público en el ejercicio profesional
dependiente e independiente a fin de no incurrir en “culpa inexcusable” a que se refiere el
Código Civil. Así se señala que es su obligación observar bajo estricta responsabilidad y
criterio profesional, la correcta aplicación de los Principios de Contabilidad Generalmente
Aceptados (PCGA), las Normas Internacionales de Contabilidad (NIC) reconocidas por la
profesión en los Congresos Nacionales de Contadores Públicos y oficializadas por el Consejo
Normativo de Contabilidad, las Normas Nacionales e Internacionales de Auditoría (NIA), las Leyes
en general que sean pertinentes y el Código de Ética Profesional.

Asimismo, el Código de Ética Profesional del Colegio de Contadores Públicos de Lima establece
que el Contador en sus actuaciones, informes y dictámenes debe basarse en hechos debidamente
comprobables en aplicación de los principios de contabilidad y de auditoría y las técnicas contables
aprobadas por la profesión en los Congresos Nacionales e Internacionales.

3.2. Los PCGA son normas a las cuales se hace expresa referencia en las normas tributarias
vigentes.

El Reglamento de la Ley del Impuesto a la Renta en su Artículo 33° establece que:

“Artículo 33º.- DIFERENCIAS EN LA DETERMINACION DE LA RENTA NETA POR LA


APLICACION DE PRINCIPIOS DE CONTABILIDAD GENERALMENTE ACEPTADOS
La contabilización de operaciones bajo principios de contabilidad generalmente aceptados, puede
determinar, por la aplicación de las normas contenidas en la Ley, diferencias temporales y
permanentes en la determinación de la renta neta. En consecuencia, salvo que la Ley o el
Reglamento condicionen la deducción al registro contable, la forma de contabilización de Las
operaciones no originará la pérdida de una deducción.
Las diferencias temporales y permanentes obligarán al ajuste del resultado según los registros
contables, en la declaración jurada”.

Por otro lado, el inciso e) del Artículo 11° del referido Reglamento, en relación al costo computable
señala lo siguiente:

“e) Normas supletorias


Para la determinación del costo computable de los bienes o servicios, se tendrán en cuenta
supletoriamente las normas que regulan el ajuste por inflación con incidencia tributaria, las Normas
Internacionales de Contabilidad y los principios de contabilidad generalmente aceptados, en tanto
no se opongan a lo dispuesto en la Ley y en este Reglamento”. (El sombreado es nuestro).

En esta misma línea, en las normas relativas a precios de transferencia, como el Artículo 116° del
Reglamento de la LIR se puntualiza la necesidad de la aplicación de los principios de contabilidad
generalmente aceptados. A la letra se dice:

“Artículo 116°.- DOCUMENTACIÓN


La documentación e información que podrá respaldar el cálculo de precios de transferencia es
aquella que se encuentra relacionada con los siguientes elementos:
(…)
c) Estados financieros del ejercicio fiscal del contribuyente, elaborados de acuerdo a los
principios de contabilidad generalmente aceptados.”

Resulta claro que hay múltiples temas tributarios que no tienen una definición propia por lo que se
acude a los conceptos contables. Así, la normatividad tributaria vigente remite a los PCGA en tanto
no se opongan a lo dispuesto en la LIR y su Reglamento. Por ello, es frecuente que la
Administración Tributaria recurra a los PCGA para fundamentar su posición en caso de
controversias e incluso cuando emite informes. En esta misma lógica, el Tribunal Fiscal hace lo
propio.

3.3. Reiterada Jurisprudencia del Tribunal Fiscal las señala como normas a tener en cuenta

En los últimos años, se observa un notorio incremento de Resoluciones del Tribunal Fiscal (RTF)
que entre sus considerandos se refieren a los principios de contabilidad generalmente aceptados,
entendiendo que los mismos comprenden a las normas internacionales de contabilidad, conforme a
lo establecido por la Resolución Nº 013-98-EF/93.01 del Consejo Normativo de Contabilidad.

Las NICs que más han servido de fundamento a las RTFs son la NIC 1: Presentación de Estados
Financieros, NIC 2: Existencias, NIC 16: Inmuebles, maquinaria y equipo, NIC 18: Ingresos, entre
otras.

A título de ejemplo, tenemos las RTF Nº 03557-2-2004, 09308-3-2004, 00467-5-2003, 04565-A-


2006, 03630-3-2005, 01687-1-2005, entre otras.

3.4. La Ley General del Sistema Nacional de Contabilidad (Ley Nº 28708) así lo establece

El Sistema Nacional de Contabilidad es definido por el Artículo 3º de la Ley Nº 28708 como el


conjunto de políticas, principios, normas y procedimientos contables aplicados en los sectores
público y privado.

En relación al Objeto y Ámbito de Aplicación de la Ley, la referida norma establece que:

“Artículo 1°.- Objeto de la Ley


Establecer el marco legal para dictar y aprobar normas y procedimientos que permitan armonizar la
información contable de las entidades del sector público y del sector privado (…)”.

“Artículo 2º.- Ámbito de aplicación


La presente Ley es aplicable a todas las entidades del sector público y al sector privado, en lo que
les corresponda”.

En este orden de ideas, refiriéndose a los Procesos Contables y las Atribuciones de los Órganos
del Sistema Nacional de Contabilidad, el Artículo 14º de la Ley señala que:

“Artículo 14º.- Normatividad Contable


La Dirección Nacional de Contabilidad Pública y el Consejo Normativo de Contabilidad, en el
ámbito de sus competencias, dictan y aprueban normas y procedimientos contables aplicables en
los sectores público y privado, respectivamente”.

De las normas glosadas se colige que el Sistema Nacional de Contabilidad, que comprende a los
PCGA, forma parte de nuestro ordenamiento jurídico.

3.5. Los PCGA son normas incorporadas en acuerdos internacionales de aplicación en el Perú

En este sentido, la Resolución del Tribunal Fiscal N° 04565-A-2006 (23.08.2006) refiriéndose al


Acuerdo Relativo a la aplicación del Artículo VII del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y
Comercio de 1994, señala:
Que la Nota General de las Notas Interpretativas contenidas en el Anexo I del Acuerdo Sobre
Valoración de la OMC, señala en lo referido a la aplicación de los principios de contabilidad
generalmente aceptados que: “1. Se entiende por “principios de contabilidad generalmente
aceptados” aquellos sobre los que hay un consenso reconocido o que gozan de un apoyo
sustancial y autorizado, en un país y en un momento dado, para la determinación de qué recursos y
obligaciones económicas deben registrarse como activo y pasivo, qué cambios del activo y del
pasivo deben registrarse, cómo deben medirse los activos y pasivos y sus variaciones, qué
información debe revelarse y en qué forma, y qué estados financieros se deben preparar. Estas
normas pueden consistir en orientaciones amplias de aplicación general o en usos y
procedimientos detallados. 2. A los efectos del presente Acuerdo, la Administración de Aduanas de
cada Miembro utilizará datos preparados de manera conforme con los principios de contabilidad
generalmente aceptados en el país que corresponda según el artículo que se trate…” (El
sombreado es nuestro).

IV. A modo de Conclusión


4.1. La Contabilidad es “el lenguaje de los negocios” y brinda información económico-financiera
imprescindible para la toma de decisiones.
Los usuarios de la información contable son múltiples y con intereses muchas veces contrapuestos.
Siendo así, se requiere que la información sea estandarizada a fin de que sea comparable, de allí
la necesidad del proceso de “armonización contable”.
En este marco, los PCGA juegan un rol fundamental, máxime en una economía globalizada como
la actual, pues nos permiten contar con información comparable elaborada con reglas que tienen
aceptación general y que gozan de amparo legal.

4.2. En nuestra opinión, los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados sí constituyen


normas jurídicas pertenecientes a nuestro ordenamiento y fuente de derecho, por las razones
siguientes:
1) La Ley General de Sociedades en su artículo 223º las incorpora como normas a ser cumplidas
para elaborar los Estados Financieros.
2) Son normas a las cuales se hace expresa referencia en las normas tributarias vigentes.
3) Reiterada Jurisprudencia del Tribunal Fiscal las señala como normas a tener en cuenta.
4) La Ley General del Sistema Nacional de Contabilidad (Ley Nº 28708) así lo establece.
5) Son normas incorporadas en acuerdos internacionales de aplicación en el Perú.

4.3. Resulta claro que hay múltiples temas tributarios que no tienen una definición propia por lo que
se acude a los conceptos contables. Así, la normatividad tributaria vigente remite a los PCGA en
tanto no se opongan a lo dispuesto en la LIR y su Reglamento. Por ello, es frecuente que la
Administración Tributaria recurra a los PCGA para fundamentar su posición, por ejemplo en caso
de controversias e incluso cuando emite informes.

En esta misma lógica, el Tribunal Fiscal hace lo propio. En los últimos años, se observa un notorio
incremento de Resoluciones del Tribunal Fiscal que entre sus considerandos se refieren a los
principios de contabilidad generalmente aceptados, entendiendo que los mismos comprenden a las
normas internacionales de contabilidad.

4.4. Los PCGA son obligatorios, es decir, se incorporan como normas de nuestro ordenamiento, y
su incumplimiento acarrea responsabilidad y sanciones para el directorio, la gerencia y el contador
en los términos establecidos por la LGS y demás normas pertinentes.

Por otro lado, si bien los PCGA surgen en el uso y la costumbre mercantil, luego son estudiados
por los profesionales y expertos en la materia, obtienen aceptación general y son incorporados en
nuestro ordenamiento jurídico.

En suma, los PCGA son normas jurídicas, forman parte de nuestro ordenamiento jurídico y
constituyen fuente de derecho.

SSii nnoo ttee eessffuueerrzzaass hhaassttaa eell m


mááxxiim
moo,, ¿¿ccóóm
moo ssaabbrrááss ddoonnddee eessttáá ttuu llíím
miittee??