You are on page 1of 1

AGUA: Una gota = vida

«No sólo los caficultores sino todos debemos abocarnos a trabajar. Nuestros
dirigentes son muy demagógicos, sólo se oponen y se oponen, pero sólo con el
trabajo podemos lograr un mayor éxito para Bolivia»

Juan de Dios Blanco

Muchas personas se levantan temprano en la mañana, abren los ojos, salen


de su cama y como de costumbre van al baño, abren la pileta y se lavan la
cara, el agua chorrea incesantemente, mientras que en otras regiones del
país el agua escasea. O el caso típico, un hombre lava su auto con una
manguera sin controlador de presión, gasta más agua que una familia de
escasos recursos que tiene esa cantidad gastada como reserva para tres
días.

El ahorro y uso eficiente del agua son el bastión a construir para una
sociedad equilibrada y sin hambre (C.E.E.V), pero ¿cómo lograr esto? Pues
procurando modificar costumbres negativas para todos y cuidar el bien
líquido para un futuro de desarrollo.

Como siempre la educación debe comenzar por casa, en el hogar,


concientizando a la familia sobre la escasez de agua y las formas que
existen para ahorrarlo de forma sencilla y artesanal y aplicarlo a la
producción de alimentos comestibles.

El desarrollo productivo se logra con el trabajo, implementando programas


que enseñen a hacer riego por goteo básico, donde una gota de agua es
sinónimo de vida, que puede ser utilizado en un jardín (se riega el suelo, no
la planta), en macetas o terrenos con varios tipos de árboles, el material, un
plástico de gaseosa (enemigo original del medio ambiente ahora al favor de
la naturaleza), lana o cuerda delgada (sujetador de botella), fuego (para
calentar la aguja o el alambre), una aguja o el tubo interior de un bolígrafo
(para controlar el agua que caerá) y un alambre.

No existe truco alguno, solo maña y ganas de trabajar para lograr el objetivo
principal, ahorrar, alimentarnos y vivir a partir del esfuerzo y la lucha a pesar
de las dificultades que afrontemos, basándonos en la política de protección
ambiental hídrica P.7.2 (Documento base de propuesta de ley marco de
agua en Bolivia 2011: 33).

Carlos Eduardo Encinas Vargas