You are on page 1of 5
INSTITUT O DE ESTUDIOS UNIVERSITARIOS MAESTRIA EN CIENCIA DE LA EDUCACIÓN ANTROPOLOGÍA Y EDUCACIÓN MTRO. RENÉ

INSTITUT O DE ESTUDIOS UNIVERSITARIOS

MAESTRIA EN CIENCIA DE LA EDUCACIÓN ANTROPOLOGÍA Y EDUCACIÓN

MTRO. RENÉ BARFUSSÓN

“EL PAPEL DE LA EDUCACIÓN EN LA FORMACIÓN DEL CIUDADANO RESPONSABLE “

ANÁLISIS

ALUMNA: JULIA CRUZ JUÁREZ

POZA RICA VER. A 02 DE AGOSTO DE 2008

PRÓLOGO

Quiero empezar diciendo que para iniciar este análisis enfocaré al proceso educativo, como una actividad de perfeccionamiento y desarrollo del ser humano, este proceso es permanente y se va dando a lo largo de la vida de cada sujeto. Como todos sabemos el ser humano tiene una capacidad de aprendizaje que le es propia y es la que le permite un aprendizaje continuo.

De lo dicho y complementándolo con lo visto en clase me surgió la siguiente pregunta ¿Que papel juega el proceso educativo en la formación de personas responsables con la sociedad?, ¿Hasta donde nosotros los docentes colaboramos para que nuestros alumnos sean ciudadanos de bien?.

Entonces se me viene a la cabeza la educación o formación cívica que recibimos de nuestros docentes a lo largo de nuestro paso por la escuela, y pienso si esta ha sido suficiente para formarnos como verdaderos humanos.

En este análisis rescato un poco de la Lectura de Humberto Maturana con la finalidad de saber antes de cualquier cosa ¿cuando se es humano?, púes de ahí parto para desarrollar este trabajo; pensar en la incógnita cuando el hombre se empieza a concebir como humano es una de las cuestiones más interesantes, que se podrían tratar en este análisis o en muchos otros más, púes el destino del ser humano depende precisamente de nuestro hacer, y en ese hacer la educación juega un papel importantísimo para ayudar a los seres humano decidir en que mundo quieren vivir.

Este trabajo toca otro punto importante como el del ser humano viviendo en sociedad, ¿Con que valores contamos los seres humanos hoy en día en pleno siglo XXI?, Todos sabemos que la educación es un punto clave para que el ser humano se desarrolle en una ciudadanía, con libertad, con ética, con autonomía pero sobre todo con solidaridad, por que esto hace que los seres humano evolucionemos de una manera en cada uno nos valoremos y valoremos el mundo en el que vivimos.

DESARROLLO

Como sabemos el ser humano es constitutivamente social no podemos imaginar al ser humano dejando de lado lo social, como ya lo vimos en clase al revisar el texto de Maturana, lo genético es importante por que es lo que biológicamente hace al hombre sin embargo no determina lo humano, para ser necesitamos relacionarnos unos con otros vivir entre humanos y concebirnos como tales.

Esta concepción empieza desde que podemos percibir el mundo en que vivimos, la sociedad en la que nos desenvolvemos, y en la actualidad ese mundo y esa sociedad esta llena de muchos sin sabores tales como falta de valores, ambiciones que llevan a cometer los delitos más crueles, la falta de humanidad por ayudar al otro, etc. Y como tal ese es la manera en la que muchos de nuestros niños y jóvenes están aprendiendo a ser humanos.

Hoy la educación debe y tiene que cambiar en estos jóvenes y niños su pensamiento para que estos pertenezcan a sociedades que validen con la conducta cotidiana de sus miembros su desenvolvimiento positivo en nuestra sociedad, inculcándoles valores importantes, que dirijan su estilo de vida de ése modo podemos volverlos y volvernos humanos.

Creo que toda sociedad

humana se debe fundar

en

el

amor,

en

cualquiera de sus formas, ya que esto unirá a sus miembros y el amor es la apertura de un espacio de existencia para el otro como ser humano junto a uno. Si no hay amor no se dará un proceso de sociabilización verdadera y los seres humanos nos separamos y esto mucha veces lo vemos traducido a conductas reprobables como homicidios, secuestros y guerras entre otras y creo que esto llevará un día a tener sociedades en la que se acaba el amor entre sus miembros y estas se desintegran.

El papel de la educación en todo esto no es una simple preparación en destrezas escolares; no es simplemente amaestrar a los niños o jóvenes a que no hagan daño y para que trabajen y para que obedezcan. El papel de la educación es enseñarle al ser humano a ir despertando y produciendo la mayor cantidad de libertad humana a través de la enseñanza de valores que sean las armas de este para poder obtener esta libertad.

Creo que la humanidad no es algo dado, no estamos simplemente programados por la naturaleza para ser humanos, nosotros tenemos que desarrollar la posibilidad humana que hay en cada uno. Tenemos la posibilidad de llegar a ser humanos, pero no lo seremos nunca sino gracias a los demás, o más bien a las relaciones con los demás.

Todo esto desgraciadamente se viene a agudizar ya que en nuestra época está marcada por el cambio vertiginoso con el que la sociedad va cambiando, cambios tecnológicos, cambios en la estructura familiar y social, cambios en los valores que rigen la conducta de jóvenes y adultos. En esta época de cambios superficiales y profundos se hace necesario recurrir a aquello que nos vuelve esencialmente personas.

Y aquí hablo un poco de lo que Fernando Savater nos dice en su texto Ética y Ciudadanía, aquí sin duda nos damos cuenta que entre formación ética y formación ciudadana hay una fuerte implicación, así puedo decir hoy formar personas es formar ciudadanos y los docentes debemos asumirlo como nuestra responsabilidad.

Mi gran pregunta y la de mucho docentes es: ¿cómo se hace para que los alumnos se interesen por el problema moral?, como hacerle cuando, ya de casa traen la primera formación, entonces es aquí cuando muchos docentes no quieren entrar en este difícil trabajo de formar esta parte del alumno, otros los que realmente se comprometen con la educación buscan la manera de hacerlo, algunos apoyados de materias como formación cívica, otros buscando actividades alternas para el trabajo de valores en los alumnos, pero la realidad es que aún con todo esto seguimos observando en las noticias, en los

periódicos locales, situaciones desgarradoras de jóvenes participando en un sinfín de actividades ilícitas o dañando hasta la muerte a otro ser humano.

Creo que una manera de encontrar respuestas sería volver la mirada hacia el proceso de socialización: cada miembro de la sociedad tiene un sentido de pertenencia que lo liga a sus semejantes. Es en la defensa y el refuerzo de esos lazos que la educación debería poner su mirada para así poder alcanzar el interés de los alumnos por la moralidad, y el amor por los otros.

Podríamos creer que la primera tarea de la educación moral es formar al niño como ser humano sin duda pensamos que ese primer trabajo es de los padres que son el primer contacto que el niño tiene sobre lo bueno y lo malo por llamarlo así, y luego inculcarle los valores de la ciudadanía, este trabajo podemos pensar es el que le toca a la escuela sin embargo ambas cosas no pueden hacerse por separado, ya que en el proceso de socialización se hace imperativo transmitir de diversas maneras el sentido de pertenencia a una sociedad, y en esa tarea entra el trabajo de equipo de padres, docentes y sociedad, el único objetivo aquí es lograr el compromiso de cada uno de estos actores que tienen la responsabilidad de formar ciudadanos responsables.

Finalizo diciendo como lo enmarca Fernando Savater en su texto ética y Ciudadanía ”La humanidad no es algo que brote en nosotros con la espontaneidad de una Flor, sin que nadie la riegue o la cultive. La humanidad es la capacidad de una forma de vida que nos damos unos a otros, una especie de matriz social, el útero de la sociedad del cual nacemos por segunda vez. Nacemos Fisiológicamente del útero materno y luego, humanamente, socialmente volvemos a nacer de ese útero que forma la comunidad humana en la que aprendemos el Lenguaje, en la que vemos los rostros de nuestros semejantes; ese es nuestro segundo nacimiento.”1

1

1

Etica y Ciudadanía: Tolerancia y solidaridad. Fernando Savater. Camino hacia la libertad Pag. 23