You are on page 1of 6

Delitos contra la Administración de Justicia

RESUMEN

Los órganos de Justicia cumplen un papel fundamental en dictar las sentencias apropiadas
para cada caso, por ello es importante que existan normas, reglamentos y sanciones que
hagan poner en vigor la Ley, ya que si no se hiciera adecuadamente muchos delitos quedarían
impunes y quizás muchas personas inocentes pagarían delitos que no han cometido.

INTRODUCCIÓN

La Administración, como instrumento esencial del Estado es creado para desarrollar sus
políticas a favor de la Ley, esto es uno de los elementos más determinantes a la hora de hacer
justicia para los ciudadanos, evitando que éstos se vean tratados de forma distinta por
circunstancias ajenas a las permitidas constitucionalmente.

Cuando se habla de Delitos contra la Administración de Justicia, se está hablando de una


situación mucho más importante, ya que dichos delitos son verdaderos cimientos del Estado
Social y Democrático de Derecho, pues en ellos se sustenta la posibilidad de evitar una
actuación penalmente responsable de una persona que contaminaría el buen nombre de la
Justicia.

Es por ello que en la actualidad, se ha vuelto a retomar estos temas con fuerza, puesto que por
las actuaciones de ciertas autoridades, funcionarios y terceras personas, que olvidan los fines
de la Justicia y actúan a favor de otra u otras personas determinadas, han utilizando sus cargos
para infringir la Ley.

Este Ley busca regular estos asuntos, sancionar a los culpables y evitar la corrupción en los
órganos de la Administraciónla Justicia, su función principal es ejecutar la Ley y aplicar las
medidas que se tengan que tomar y evitar que personas mal intencionadas se beneficien de
ella injustificada. de

SIMULACIÓN DE HECHO PUNIBLE

La simulación de hecho punible se refiere a aquella conducta, acción u omisión tipificada por la
ley, donde la persona finge o aparenta que se ha cometido un delito en su contra. Esto tiene
como objetivo dar a entender a las autoridades que se ha producido un hecho cuando en
realidad jamás sucedió.

Según Tulio Chiossone (1993, pág. 35), dichas acciones de los hechos punibles tienen por
regla general implícita la noción del daño, la falsedad y el daño moral. Las cuales tienen como
objetivo crear una situación falsa para lograr un beneficio personal, muchas de ellas para
presionar a otras personas a cancelar a alguna cantidad de dinero.

Un ejemplo de ello lo representan las personas que notifican a sus familiares que han sido
secuestrados, para lo cual deben cancelar una suma de dinero para su liberación, estas
personas buscan por medio de la presión obtener un beneficio propio. Otro ejemplo es cuando
las personas que trabajan con dinero fingen que las han asaltado, sin embargo, se han puesto
de acuerdo con varias personas para hacerles ver a las autoridades que se ha cometido un
delito.

La Simulación del Hecho Punible tiene como objetivo el engaño o la falsedad al declarar que se
ha cometido un delito en contra de ellas cuando no es verdad, algunas personas hoy en día se
han dado a la tarea de fingir un robo o un secuestro para obtener una ganancia personal, de
manera que los familiares del supuesto afectado se vean en la necesidad de recaudar dinero
para cancelar un rescate.

Este delito está expresamente tipificado en el artículo 240 del Código Orgánico Venezolano:
“Cualquiera que denuncie a la autoridad judicial o a algún funcionario de instrucción un hecho
punible supuesto o imaginario, será castigado con prisión de uno a quince meses. Al que
simule los indicios de un hecho punible, de modo que de lugar a un principio de instrucción, se
le impondrá la misma pena”.

“El que ante esta autoridad judicial declare falsamente que ha cometido o ayudado a cometer
algún hecho punible, de modo que de lugar a un principio de instrucción, a menos que su
declaración sea con el objeto de salvar a algún pariente cercano, un amigo íntimo o a su
bienhechor, incurrirá igualmente en la propia pena”.

CALUMNIA

Consiste en la imputación falsa a una persona de la comisión de un hecho que la ley califique
como delito, a sabiendas de que éste no existe o de que el imputado no es el que lo cometió,
es decir, acusar a una persona de un delito que no cometió. Ella constituye una forma agravada
de desacreditación de otro, por lo que ha de reunir todos los caracteres de la injuria, que es el
género de los delitos contra el honor.

El delito de Calumnia previsto en el Titulo IV, Capitulo III, articulo 241 del Código Penal, se trata
de un delito contra la Administración de Justicia, cuyo objeto jurídico es impedir que la majestad
de la Justicia resulte agraviada y desviada por denuncias o acusaciones infundadas de
personas irresponsables, por lo que el interés protegido es el ultraje a la Administración de
Justicia, por ello José Rafael Mendoza Troconis en el libro Curso de Derecho Penal
Venezolano, Compendio de Parte especial, sostiene: “El legislador castiga en la calumnia el
engaño a la justicia, la desviación de la actividad judicial cuando esta se encamina a perseguir
a un inocente, acusado de mala fe…” (p.185).

Un ejemplo de ello representa una acusación de un hecho punible a una persona de un delito
que no ha cometido, se le acusa por ejemplo de robar una mercancía o dinero sin previas
pruebas, estas acusaciones son graves puesto que si se llega a descubrir que son falsas, la
persona que las demandó correrá el peligro de aplicársele la Ley por crear una mentira.

Por su parte Carrara (1999, pág. 708) citado Hernando Grisanti, expone: “El dolo especial de
este delito consiste en la intención de engañar a la justicia, no en la de perjudicar a otros, pues
se supone que este no se pretende, sino que solo se mida a un provecho particular…”
DIFERENCIAS

Ambas actuaciones son delitos tipificados por el Código Penal Venezolano, éstos buscan que
las autoridades desvíen su atención a otras cosas que no tiene nada que ver con el delito que
realmente se está cometiendo. Dichas acusaciones son graves ya que se está poniendo en
juego la reputación de muchas personas, buscando un beneficio personal o engañar a las
autoridades judiciales. La diferencia entre ambas es que la Simulación del Hecho Punible es
fingir un delito mientras que la calumnia es formalizar una acusación contra una persona sin
tener pruebas como tal.

FALSO TESTIMONIO

Delito en el que incurren los testigos que a sabiendas prestan una declaración falsa en un
juicio. El delito de falso testimonio sólo puede ser cometido por quien tiene la calidad de testigo
en un proceso. De esta manera se excluye como sujetos activos del mismo a los peritos y
también a quienes se desempeñen como intérpretes.

El delito de Falso Testimonio está previsto y sancionado en el artículo 243 del Código Penal
Venezolano en perjuicio del Administración de Justicia: Artículo 243: “El que deponiendo como
testigo ante la autoridad judicial, afirme lo falso o niegue lo cierto o calle, total o parcialmente, lo
que sepa con relación a los hechos sobre los cuales es interrogado será castigado con prisión
de quince días a quince meses.

Si el falso testimonio se ha dado contra algún indiciado por delito o en el curso de un juicio
criminal, la prisión será de seis a treinta meses, y si concurren esas dos circunstancias, será de
dieciocho meses a tres años.

Si el falso testimonio ha sido la causa de una sentencia condenatoria a pena de presidio, la


prisión será de tres a cinco años.

Si el testimonio se hubiere dado sin juramento, la pena se debe reducir de una sexta a una
tercera parte”.

Esta acusación aplica cuando una persona es llevada a juicio para testificar sobre un hecho
bajo juramento y ésta no dice la verdad, dice parte de ella o miente deliberadamente,
perjudicando a una de las partes para su total esclarecimiento.

NEGATIVA A SERVICIOS LEGALMENTE DEBIDOS

La negativa a servicios legalmente debidos aplica a las personas que se excusen de


comparecer sin motivo justificado (pena de Prisión de 15 días a 3 meses). Un ejemplo de ello lo
determina un individuo que llamado por la autoridad Judicial en calidad de testigo, experto,
médico, cirujano o intérprete, se excuse de comparecer sin motivo justificado, esta persona
será castigada con prisión de quince días a tres meses. El que habiendo comparecido rehúse
sin razón legal sus deposiciones o el cumplimiento del oficio que ha motivado su citación
incurrirá en la misma pena.
Además de la prisión se impondrá al culpable la inhabilitación en el ejercicio de su profesión o
arte por un tiempo igual al de la prisión, terminada ésta. Las penas establecidas en este artículo
no se aplicarán sino en los casos en que disposiciones especiales no establezcan otra cosa."
(Art. 239 Código Penal Venezolano).

Referente a este tema el Código Civil Venezolano en su artículo 239 expresa:

“Todo individuo que llamado por la autoridad judicial en calidad de testigo, experto, médico,
cirujano o interprete, se excuse de comparecer sin motivo justificado, será castigado con prisión
de quince días a tres meses. El que habiendo comparecido rehusé sin razón legal sus
deposiciones o el cumplimiento del oficio que ha motivado su citación, incurrirá en la misma
pena.

Además de la prisión se impondrá al culpable la inhabilitación en el ejercicio de su profesión o


arte por un tiempo igual al de la prisión, terminada esta.

Las penas establecidas en este artículo no se aplicarán sino en los casos en que disposiciones
especiales no establezcan otra cosa”.

DIFERENCIAS

La diferencia entre ambos delitos es que el Falso Testimonio es cuando una persona declaran
falsamente en un juicio, perjudicando de esa manera el proceso legal; mientras que el delito de
Negativa a Servicios Legalmente Debidos se refiere a aquellas personas que estando en la
capacidad para participar en calidad de testigo se excuse de comparecer sin motivo justificado.

SOBORNO GENÉRICO

Es un delito que consiste en que una autoridad o funcionario público acepta o solicita una
dádiva a cambio de realizar u omitir un acto a cambio de dinero o cualquier bien material, estos
delitos pueden ser a nivel general, pueden estar dirigidos a jueces, funcionarios, testigos,
abogados, entre otras personas.

Ahora bien, quien suscribe observa que de ambos delitos, el de Soborno prevé una sanción
más grave, esto es, prisión de uno (1) a cinco (5) años, siendo su término medio tres (3) años
de prisión, término medio éste que se toma como base para el cálculo del tiempo de la
prescripción; y de acuerdo con el ordinal 5º del artículo 108 del Código Penal, la prescripción
de la acción penal es de tres (03) años, si el delito mereciere pena de prisión de tres (03) años
o menos, siendo la posible pena aplicable de tres (3) años.

FALSO SOBORNO A FUNCIONARIO

Este delito ocurre cuando los Fiscales o Representantes del Ministerio Público que, en
complicidad con la parte contraria o por cualquier otro motivo fraudulento, pidan indebidamente
la absolución o la condena del enjuiciado o la suspensión de la causa.
Es decir, este delito de sobornar falsamente a un funcionario tiene una sanción de uno (01) a
tres (03) años de prisión; ambas normas prevén el mismo supuesto de hecho, es decir, estas
se encuentran frente a una colisión de normas jurídicas establecidas, pues ambas sancionan
un mismo hecho con penas diferentes

DIFERENCIAS

Estos dos delitos se diferencian en que el Soborno Genérico es aplicado a cualquier funcionario
público, juez, empresa, institución, entre otros, donde se pretende dejar de lado una acusación
por una cantidad de dinero determinada; mientras que el Falso Soborno a Funcionario se
refiere pues al delito donde falsamente se ha sobornado a un funcionario en una situación
determinada ya sea en el derecho del debido proceso, derecho a la defensa, derecho a la
asistencia de abogado, derecho a la libertad personal, presunción de inocencia, entre otros
delitos comunes.

ENCUBRIMIENTO FUGA DE DETENIDOS

Este ocurre cuando una persona en sus funciones procure o facilite la fuga de una persona que
esté incursionada en algún delito, tal como lo expresa el artículo 265 del Código Penal
Venezolano:

“El que de alguna manera procure o facilite la fuga de un preso ser penado con presidio de uno
a dos años, teniéndose en cuenta la gravedad de la inculpación o naturaleza y duración de la
pena que le quede por cumplir al fugado.

Si para procurar o facilitar la evasión, el culpable ha hecho uso de alguno de los medios
indicados en el artículo 259, la pena será de dos a cuatro años de presidio cuando la fuga se
lleve a cabo; y cuando esta no se verifique, será de uno a dos años de presidio. En uno u otro
caso se deberá tener en cuenta la gravedad de la inculpación o la naturaleza y duración de la
pena aun no cumplida.

Si la persona culpable es pariente cercano del preso, la pena quedará reducida de una tercera
parte a la mitad, según la proximidad del parentesco”.

QUEBRANTAMIENTO DE CONDENA

Conductas penales que atacan el interés de la Administración de Justicia en la efectividad de


las resoluciones judiciales, en orden a la ejecución de las penas, medidas de seguridad y
medidas cautelares dictadas en un procedimiento penal.

Estos delitos están tipificados en los artículos 468 a 471 del Código Penal, por lo que se han
ampliado las conductas objeto de punición, con respecto a las previstas en el antiguo Código
Penal. El antiguo artículo 334 sancionaba sólo al sentenciado o preso; ahora se amplía a
cualquier persona que haya sido condenada o sometida a medida cautelar, bien sea privativa
de libertad o de derecho.
DIFERENCIAS

La diferencia entre estos dos es que en Encubrimiento Fuga de Detenidos una persona utiliza
todos los medios para ocultar a una persona que está incursa en un delito determinado (robo,
homicidio, hurto, entre otras) para lograr evadir a los órganos de justicia y evitar un juicio en su
contra. Mientras que el Quebrantamiento de Condena es una situación donde impiden que se
lleven a cabo la ejecución de penas, medidas de seguridad y medidas cautelares dictadas en
un procedimiento penal, y así evitar que una persona culpable de un delito sea juzgada durante
un proceso.

CONCLUSIÓN

Los órganos de Justicia cumplen un papel fundamental en dictar las sentencias apropiadas
para cada caso, por ello es importante que existan normas, reglamentos y sanciones que
hagan poner en vigor la Ley, ya que si no se hiciera adecuadamente muchos delitos quedarían
impunes y quizás muchas personas inocentes pagarían delitos que no han cometido.

Un ejemplo palpable de ello son las sanciones que se aplican cuando una persona ha fingido
un crimen para su propio beneficio, ha declarado falsamente en un juicio o ha acusado a una
persona de un delito que no cometió. Sería muy injusto que estas personas que se han valido
de algunos recursos salgan beneficiadas cuando las personas que no lo tengan se vean
perjudicadas por ignorar estas cosas.

En estos Ministerios es importante que exista la transparencia y la justicia, ya que de eso


depende la confianza que la ciudadanía va a tener en ellos, porque precisamente para eso se
crearon, para disponer de manera correcta estas normativas y condenar a quienes realmente
son los culpables y no para que muchos queden impunes o no se disponga bien de ellos.

BIBLIOGRAFÍA

• Chissione, Tulio. Teoría del Hecho Punible. Universidad Central de Venezuela, 1993.
• www.stevenhendrix.com/.../VM_Penal_Esp_10-18.134120949.pdf
• http://www.enciclopedia-juridica.biz14.com
• http://www.tsj.gov.ve
• Código Penal Venezolano
• Ley Contra la Corrupción
• HURTADO, Osvaldo. Reflexiones, experiencias y estrategias en torno a la corrupción,
Cordes, Quito 19- 21 de octubre de 1998.

AUTOR

José Ramírez

Universidad “Dr. Rafael Belloso Chacín”

Maracaibo, Venezuela