You are on page 1of 1

EL TREN DE LA VIDA, EL TREN DE LA MUERTE

Caminamos hacia el futuro


en un mundo egosta y cruel
que busca crecer sin escrpulos,
que busca crecer y crecer.
Y a nuestro lado, en el mismo tren,
caminan emigrantes y hambrientos
que buscan un poco de placer
en un mundo de corazones inquietos.
Todos vamos en el mismo tren,
el tren de la vida, y el tren de la muerte,
el tren de cada da y el tren cruel
que crea el odio, la guerra, el ser ms fuerte.
No hay paz, no hay tranquilidad...
hemos dividido el mundo, ha crecido la violencia,
y nos falta mucha ms solidaridad
para romper tantas barreras....
Hoy el tren de la muerte en Madrid,
ayer las torres gemelas de Nueva York,
cada da el odio y la guerra en Medio Oriente,
cada minuto el hambre en medio mundo...
Y seguimos caminando en el tren,
slo buscamos el placer,
dnde est nuestro corazn que ama y perdona?
dnde quedaron la alegra, la fraternidad, el compartir?
Por qu no abrir nuevos caminos hacia la paz?
Hoy, tras la muerte, el tren sigue su camino
y una pregunta titubea en el viento:
renacer de nuevo la palabra, la alegra y la vida?
Muchos corazones se alzaron a la calle
y gritaron, gritaron con fuerza...
Y de nuevo cabe la esperanza...
El maana es nuestro...
y continuar la vida y la muerte...
pero t y yo sabemos que podemos hacer
un amanecer ms claro y pacfico...
T y yo sabemos que juntos, uniendo nuestras manos,.
compartiendo el dolor y siendo solidarios
haremos nacer un mundo ms humano.
Gritamos: paz, perdn, dilogo, fraternidad !
Gritamos: compartir, amar, soar, dar !
Y as, juntas nuestras manos
seguiremos en el tren de la vida
haciendo el mundo ms hermano.