You are on page 1of 1

Walter Bjenamin expone que la obra de arte siempre fue suceptible a reproduccion.

A partir de la
fotografia las incumbencias artisticas mas importantes van a concernir al ojo que mira por el
objetivo. Este es mucho mas rapido captando que la mano dibujando. En 1900 la reproduccion
tecnica tenia un puesto especifico como procedimiento artistico. Pero aun asi incluse en la mejor de
las reproducciones, faltaba algo el aqu y ahora, el original contaba con las alteracion que ha podido
sufrir a lo largo de la historia. Ademas la autenticidad no es suceptible de reproduccion. Benjamin
explica que el aura es una manifestacion irrepetible de una lejania por muy cercana de lo q esta
pueda estar. El valor unico de la autentica obra artistica se funda en el ritual que tuvo su original. Al
irrumpir la fotografia, el rte temio una crisis y reacciono con la teoria el arte por el arte, esta teoria
rechaza cualquier funcion social. El valor de una obra radica en su valor exhibitivo y en su valor
cultural, en la fotografia el valor exhibitibo comienza a reprimir todo valor cultural.