Que leer

Mesa de recepción

La primera vez que leí que la espera, el hecho inocente de esperar, podría ser un concepto fructífero en la narrativa, fue en un texto de . Me viene a la memoria un texto suyo sobre , de , que define como una novela sobre la Espera. No recuerdo si en el mismo texto o en otro, un personaje de Vila-Matas permanece en un aeropuerto esperando que vengan a recogerlo. Pero no viene, cuento de , también podría considerarse que sigue esa estela casi ontológica. ¿Por qué hablo de esto? Porque acabo de leer , la nueva novela de (Seix Barral) y, si mucho no me equivoco tiene que ver con la Espera, ese concepto que yo llamaría vilamatiano. Una excelente novela, el mejor Muñoz Molina. Prosa depuradísima, exhaustiva, al servicio de todo lo que se nombra en la vida real, doméstica, cotidiana pero también lo que surge de los ensueños o de las pesadillas. Mediante un hábil subterfugio, el autor nos describe el mundo en el que vivimos, las aves que un día dejaremos de ver volar sobre los océanos, las luciérnagas que también se alejarán un día para para siempre de nuestro asombro. Y esa sensación de que nuestro planeta tiene los días contados. En resumen, un logradísimo. No quisiera dejar de consignar una cuestión: el departamento de marketing de la editorial consideró que era más vendible si le agregaban un poco de morbo. Vende la novela como un «thriller psicológico ». O yo no sé lo que es eso o Muñoz Molina escribió todo menos una novela de ese tipo. Garantizo que sé lo que es un «thriller psicológico». He leído muchos.

You're reading a preview, sign up to read more.

Related Interests

More from Que leer

Que leer3 min read
El Swing De La Mujer Triste
En Nueva York, el 17 de julio de 1959 moría Billie Holiday, arruinada y destrozada por el consumo de drogas. Su leyenda se había extendido desde mucho tiempo atrás, pero ese día la cantante de cuarenta y cuatro años se convertía en mito, en una de la
Que leer14 min read
Críticas
RAFAEL BORRÀS BERENICE, 288 PP., 21 € «Con los años», explica Rafael Borràs en La guerra de los planetas, el segundo tomo de sus Memorias de un editor (Ediciones B), «se impuso una práctica perversa, que nos llevó a todos a la espiral disparatada de
Que leer3 min read
Mesa De Recepción
Vaya por delante que soy de los que piensa que nunca hubo lecturas de verano, ni de otoño. Digo esto porque nada de lo que diga ahora tiene nada que ver con el verano, estación de la que reniego compulsivamente. Mi espíritu es absolutamente atlántico