Que leer

LA NOVELA HISTÓRICA ENTRE LA REALIDAD Y LA IMAGINACIÓN

MÁS ALLÁ DE LOS LÍMITES DE LA HISTORIA

Existe cierto consenso entre los especialistas en señalar la publicación de libros como Waverley (1814), o el más popular Ivanhoe (1819), como el inicio de la novela histórica en Occidente; una veta literaria que luego continuarán un sinfín de autores, de Alexandre Dumas a Santiago Posteguillo. Pero, ¿son realmente las ficciones de Walter Scott las primeras narraciones históricas de todos los tiempos? ¿Acaso no podemos considerar también relatos históricos (pese a los elementos «fantásticos») las diversas evocaciones de la vida de Cristo contadas por los apóstoles y los apócrifos? ¿O, aún antes, la crónica realizada por Platón de los últimos días de su maestro en La apología de Sócrates?

Al hablar de novela histórica, se hace necesario reflexionar por un instante sobre cuáles son sus límites. E. M. Forster, consciente del carácter proteico y «mestizo» del género literario, definió «novela» como «cualquier obra de ficción en prosa que tenga más de 50.000 palabras». Pero, ¿qué ocurre cuando la ficción cuenta hechos que podemos considerar «reales»? ¿Podemos en ese caso seguir hablando todavía de novela? La solución nos la da la profesora de literatura alemana Käte Hamburger, (Antonio Machado, 1995), apunta que cualquier escritor de ficción «transforma la materia histórica de la novela en materia no histórica»

You're reading a preview, sign up to read more.

More from Que leer

Que leer4 min read
Fascismo Y Populismo ¿dos Caras De La Misma Moneda?
Cuando a un siglo del nacimiento del fascismo en su versión original italiana no han proliferado los típicos análisis surgidos al calor de una fecha conmemorativa sino, más bien, un puñado de trabajos que, desde diferentes perspectivas, tratan de ana
Que leer9 min read
PARÁBOLA DE MICK JAGGER Y CAVAFIS (o Elogio del traductor)
Los escritores suelen ser unos roqueros frustrados. Yo lo soy en un grado doble, pues mi sueño nunca fue convertirme enMick Jagger. Yo me conformaba con poder versionar a los Rolling Stones. Cuando era más joven y vivía en Caracas, solía ir a Greenwi
Que leer3 min read
Mesa De Recepción
Vaya por delante que soy de los que piensa que nunca hubo lecturas de verano, ni de otoño. Digo esto porque nada de lo que diga ahora tiene nada que ver con el verano, estación de la que reniego compulsivamente. Mi espíritu es absolutamente atlántico